20 de Septiembre de 2018

Yucatán

Deuda de cuatro millones por romper tuberías de la Japay

Empresas contratadas por el Ayuntamiento de Mérida deben por perforaciones a tuberías.

Las empresas constructoras no tenían estipulado al repavimentar restablecer las tomas de agua potable, y cuando las rompían nosotros teníamos que ir a reparar el daño:  Japay (SIPSE)
Las empresas constructoras no tenían estipulado al repavimentar restablecer las tomas de agua potable, y cuando las rompían nosotros teníamos que ir a reparar el daño: Japay (SIPSE)
Compartir en Facebook Deuda de cuatro millones por romper tuberías de la JapayCompartir en Twiiter Deuda de cuatro millones por romper tuberías de la Japay

Patricia Itzá/ Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Las empresas constructoras contratadas por el Ayuntamiento de Mérida para la reconstrucción y repavimentación de diversas calles de la ciudad, deben a la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Yucatán (Japay) más de 4 millones de pesos por concepto de reparación de daños, por las perforaciones a las tuberías y que desataron importantes fugas de agua, además del arreglo de las tomas domiciliarias que fueron destruidas por los mismos trabajos.

El director de la Japay, Manuel Carrillo Esquivel, informó que se le ha notificado a la comuna a través de varios oficios “formales” el monto a pagar por las fugas, pero principalmente por el resarcimiento de seis mil 200 tomas de agua que fueron retiradas cuando se levantó el pavimento para su reparación.

También te puede interesar: Detenido por vender en el mercado manzanas con mota

Las reparaciones se hicieron en los 100 kilómetros que se repavimentaron, ya que ante la urgencia de reparación, se recurrió en primer lugar a colocar un tubo de plástico y posteriormente instalar el de metal, este último necesario para un buen funcionamiento.  

“Supongo que el Ayuntamiento en sus contratos con las empresas constructoras no tenían estipulado restablecer las tomas de agua potable, y cuando las rompían nosotros teníamos que ir a reparar el daño, ya que el ciudadano afectado nos hablaba para decirnos que no contaba con el servicio debido a las maniobras que habían realizado por la reparación de calles”, explicó.

Por su parte el Coordinación General de Funcionamiento Urbano, Cesar Bojórquez Zapata aceptó haber notificado a la comuna sobre el presupuesto de pago de todo lo reparado, y recalcó que la Dirección de Obras Públicas está verificando cuántas tomas fueron reparadas.

Nos llamó la atención el documento entregado, porque parecería como que multiplicaron 100 kilómetros por un cierta cantidad de tomas por calle, nos entregaron un promedio de la cantidad, en el documento no está especificada la cantidad de tomas y la dirección por lo que vamos a revisarlas para ponernos de acuerdo con ellos (Japay) para ver cómo se va a pagar”, dijo.

Precisó que son ocho empresas quienes tienen que realizar el pago ya que en los contratos estaban incluidos este tipo de reparaciones; “el ayuntamiento no directamente le pagará a la Japay, revisaremos y se determinará cómo las empresas realizarán los pagos” indicó.

Las suma de los daños

La Japay le está cobrando al Ayuntamiento por la reparación de las tomas de agua un millón 572 mil 426 pesos por concepto material utilizado y un millón 523 mil 632 pesos por la mano de obra, además del IVA de 495 pesos, lo que hace un total de tres millones 591 mil 427 pesos.

Informó también que se le ha hecho llegar “formalmente” el costo de las tres primeras fugas, ya que la ocurrida el pasado 15 de septiembre será en los próximos días cuando se tenga el costo.

Por la primera fuga que ocurrió el 11 de abril en la colonia Bojórquez se pagará 113 mil 435 pesos y el monto más alto de esto, es por el paro del cárcamo de Xoclán. La segunda perforación de las tuberías fue en la calle 60 entre 79 y 81 del centro, siendo esta la más costosa hasta el momento, ya que solo de la abrazadera que se utilizó para poder reparar la tubería serán 223 mil pesos, además de las pérdidas debido al paro de la planta Mérida uno, que equivale a 456 mil 148 pesos, más el costo de la mano de obra (horas extras), maquinaria utilizada, combustibles y alimentos lo que hace un total de 948 mil 414 pesos.

La tercera fuga que también se dio en la colonia Bojórquez para la Japay tuvo un costo de 103 mil 530 pesos de igual manera lo más costoso fue el paro hecho al cárcamo de la colonia Xoclán con 58 mil 387 pesos.

Aunque el director de la Japay no ha puesto una fecha límite para el pago, dijo que dejará pasar alrededor de un mes para ver si se ve el interés de la comuna por tratar de resolver esta situación; “Voy a esperar el tiempo prudente para que el Ayuntamiento empiece a pagar por todas fugas, pero si vemos que realmente que eso no existe, tendremos que interponer una demanda”, concluyó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios