22 de Septiembre de 2018

Yucatán

Diabetes, el amargo problema de Yucatán

Revelan que en la entidad hay aproximadamente 300 mil personas con el padecimiento confirmado y otro tanto igual que no sabe que tiene la enfermedad.

Jesús Felipe González Roldán, durante su participación en el XXVI Congreso Nacional de Diabetes, en el cual señaló que siete de cada 10 personas adultas padecen sobrepeso. (José Acosta/SIPSE)
Jesús Felipe González Roldán, durante su participación en el XXVI Congreso Nacional de Diabetes, en el cual señaló que siete de cada 10 personas adultas padecen sobrepeso. (José Acosta/SIPSE)
Compartir en Facebook Diabetes, el amargo problema de YucatánCompartir en Twiiter Diabetes, el amargo problema de Yucatán

Jesús Mejía/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- En Yucatán hay 300 mil personas diagnosticadas con diabetes, pero de cada paciente confirmado hay otro asintomático, es decir, no sabe que ya tiene la enfermedad, situación que es considerada un “serio” problema de salud pública, advirtieron profesionales de la salud y expertos en el tratamiento del padecimiento.

De acuerdo con la tasa de población, Yucatán es de las entidades con mayor prevalencia de esta “enfermedad silenciosa”, que a nivel nacional afecta a 13 millones de mexicanos.

Al participar en la apertura del XXVI Congreso Nacional de Diabetes en el Centro de Convenciones Yucatán Siglo XXI, el director de Nutrición y Enfermedades Crónicas de la Secretaría de Salud, José Baqueiro Cárdenas, advirtió que pese a los avances en atención de pacientes, la enfermedad afecta al 14 por ciento de los yucatecos.

El director del Centro Nacional de Programas Preventivos y Prevención de Enfermedades (Cenaprece), Jesús Felipe González Roldán, también señaló de la seriedad del problema, ya que siete de cada 10 personas adultas padecen problemas de sobrepeso y uno de cada tres niños también, lo que es un factor desencadenante.

El secretario estatal de Salud, Eduardo Mendoza Mézquita, advirtió de que la diabetes es un problema “muy severo” que puede afectar a cualquiera, por lo que llamó a la unión de los tres órdenes de gobierno para enfrentar el problema.

Baqueiro planteó que la prevalencia de la enfermedad en Yucatán es, sobre todo, en adultos mayores de 35 años; no obstante, se han detectado casos en niños de 12 años, lo que agrava la situación de incidencia y obliga a trabajar más en las tareas de prevención.

El problema de no prevenir o atenderse adecuadamente son las secuelas, como son la retinopatía diabética (daños en los ojos), nefropatía (daño severo a los riñones), gangrena (pérdida de pie) e hipertensión arterial, entre otros, lo que puede llevar a la muerte.

La atención de un paciente diabético implica gastos familiares y del Estado de mil 500 a tres mil pesos mensuales por persona, y hasta de 70 mil pesos anuales por hospitalización, además de que la pérdida de la visión y amputaciones perjudica la economía familiar y la productividad, indicó Baqueiro. 

En la apertura del congreso, que concluye mañana, participaron, entre otros, la presidenta de la Federación Mexicana de Diabetes A.C., Claudia Helena Durán González, y la directora médica de la organización, Guadalupe Fabián.

Proyecto a nivel nacional

Expertos en medicina y nutrición de Yucatán diseñaron un “Plato del buen comer para personas con diabetes de las comunidades mayas”, lo que permitirá sustituir frutas y verduras recomendadas por productos propios de la región que satisfacen las necesidades de control de azúcar y permiten una dieta balanceada.

El proyecto será presentado hoy como ejemplo a seguir en el país por Norma Pavía, Zulema Cabrera, Ligia Vera y Marine Briceño en el segundo día de trabajos del Congreso Nacional de Diabetes ante más de dos mil 500 médicos y profesionales vinculados con esta enfermedad.

El referido plato del buen comer maya ya se aplica en comunidades de Yaxcabá, uno de los municipios con mayor índice de marginación del Estado y el propósito es extender sus beneficios a más comunidades mayas con el apoyo, de ser posible, de instituciones públicas.

El proyecto es resultado de un trabajo conjunto entre la Facultad de Medicina y el Instituto de Investigaciones Regional Hideyo Noguchi de la UADY, en respuesta a que el 75 por ciento de la población con diabetes presenta una falta de control metabólico o en su alimentación.

“Muchas veces los médicos recomiendan el consumo de manzana, uvas y otros productos que no existen en comunidades rurales del Estado, sobre todo en las zonas indígenas, por lo que el equipo de investigadoras propone aprovechar como sustitutos frutas y verduras de los lugares de origen”, dijo Norma Pavía.

Por ejemplo, se puede aprovechar el zapote, ciruela, pitahaya, huayas, naranjas, zaramullos, carambola, chayote, hoja de ramón, avena, fideos, pepita, pan francés y semillas de ramón, entre otros productos, que son propios de la región yucateca para promover una dieta balanceada y saludable, indicó.

Zulema Cabrera informó que esta lista de productos mayas para pacientes con diabetes se aplica ya en el municipio de Yaxcabá –uno de los más marginados del Estado y con mayor índice de obesidad- con el fin de influir en una adecuada alimentación y por, ende, en calidad de vida.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios