21 de Septiembre de 2018

Yucatán

Menos accidentes, pero más trágicos en Yucatán (gráfico)

El crecimiento de la flota vehicular, falta de vialidades, desconocimiento del reglamento de vialidad y el alcoholismo inciden en choques.

Si una persona ebria maneja a exceso de velocidad podría ser sancionada con 18 mil pesos. (Milenio Novedades)
Si una persona ebria maneja a exceso de velocidad podría ser sancionada con 18 mil pesos. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Menos accidentes, pero más trágicos en Yucatán (gráfico)Compartir en Twiiter Menos accidentes, pero más trágicos en Yucatán (gráfico)

Coral Díaz/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- Aunque el porcentaje de accidentes se ha reducido, el crecimiento de la flota vehicular (hasta 40 mil automotores por año), la falta de vialidades, el desconocimiento del reglamento de tránsito y el alcoholismo son las principales causas de accidentes de tránsito cada vez más catastróficos en la entidad: ocurren más de 70 defunciones por año. 

“Se ha estado incrementando el número de accidentes por el gran número del parque vehicular porque sobrepasamos los 600 mil vehículos, esto debido a la gran demanda y poca oferta vial”, destacó el secretario técnico del Consejo Estatal de Prevención de Accidentes en Yucatán (Coepray), Saúl López Quintal. 

Según el entrevistado, ahora es más común ver largas filas de vehículos en los semáforos, y aunque el promedio no parece alto (cinco autos por semáforo) se da en zonas en donde antes tránsito vehicular era fluido.

“Esta situación se observa en zonas como la salida Mérida-Progreso en Periférico, donde antes fluían los vehículos fácilmente y ahora se hacen largas filas para cruzar; esto se debe a la gran demanda y crecimiento vehicular”, apuntó.

El  funcionario dijo que en el caso de Mérida y su zona metropolitana, que concentra más del 70 por ciento del aforo vehicular, se tienen que hacer ordenamientos más severos, trabajar con el transporte público y en la prevención.

En el interior del Estado, el problema no es diferente, pero el medio de transporte sí: “Por ejemplo, en el municipio de Ticul ha crecido un 200 por ciento la flota de motocicletas y esto ha acarreado que cada vez existan un mayor número de accidentes".

“En este municipio se registra uno de los índices más altos de accidentes en moto, por el crecimiento que han tenido y la velocidad con la que transitan, por lo que el panorama es de aumento en todo el Estado”, puntualizó.

El Coapra refiere que los percances de tránsito son un problema de salud pública que se define como “violencia vial”

López Quintal señaló que la meta es disminuir el cinco por ciento de los accidentes y el cinco por ciento de las defunciones en la entidad por año por esta causa. 

“En el caso de la disminución de accidentes aún no se consigue la meta. Las  defunciones son menos, lo que se debe a factores como no conducir bajo los efectos del alcohol y a la aplicación en las medidas de seguridad”, manifestó.

“En el caso de la disminución de fallecimientos por accidentes en vehículo motor se debe a que la gente está utilizando su cinturón de seguridad, usa más el portabebé y se procura que los niños vayan en los asientos de atrás; los motociclistas usan casco, se evita conducir bajo los efectos del alcohol y las instituciones demandan capacitación para atender a una persona cuando se ha accidentado”, puntualizó.

Como se recordará en Yucatán se pasó de una tasa de mortalidad por accidentes por vehículo motor de 14 por cada 100 mil habitantes, en 2010, a 12 en el año pasado.

Al respecto, el asesor en seguridad vial para la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Roy Rojas Vargas, indicó que parte de estos efectos positivos, que ha sido parte de un proceso de varios años, se debe a que se cuenta con una buena ley.

Cifra

Los accidentes vehiculares son responsables de un gran número de muertes, pues desde hace cinco años ocupa invariablemente el sexto lugar dentro de las 10 principales causas de muerte en el Estado de Yucatán.

Además, es la primera causa de muerte entre la población de 25 y 44 años en Yucatán, por lo que los accidentes están considerados como uno de los principales problemas de salud pública por su contribución a la carga de la mortalidad y discapacidad.

El Consejo Estatal de Prevención de Accidentes en Yucatán (Coepray) busca establecer políticas, estrategias, programas y acciones para la prevención de lesiones, fundamentadas en un sistema de vigilancia epidemiológica que permita observar y actuar en cada municipio para reducir la morbi-mortalidad atribuible a los accidentes.

Estadísticas de la SSP revelan una disminución en percances

Mientras tanto, de acuerdo con las estadísticas de la Secretaría de Seguridad Pública, el promedio de muertes por año en accidentes en los que están involucrados automotores aumentó de 63 a 73 de 2010 a 2011 y esa misma cifra se mantuvo en 2012.

En lo que va del año, la SSP registra 48 fallecimientos en dos mil 16 accidentes de tránsito, pero aún falta el período más crítico, diciembre, cuando aumentan los accidentes fatales, sobre todo en  carretera.

Según las estadísticas de la SSP, en 2010 hubo dos mil 890 accidentes con 63 muertes; en 2011, los accidentes se redujeron a dos mil 774, pero las muertes aumentaron a 73.

Hasta el momento, en lo que va del año, se registran 48 fallecimientos de dos mil 16 accidentes de tránsito

En 2012 la tendencia se agudizó, pues los accidentes se redujeron a dos mil 689 pero las muertes se mantuvieron en 73.

En los 11 primeros meses de este año, los accidentes se redujeron a dos mil 16 y la cifra de víctimas mortales suma 48, pero la dependencia advierte de que diciembre es el mes más peligroso, de modo que se reforzarán las medidas de vigilancia para evitar pérdidas humanas en choques y atropellamientos.

Indicó que hace tres años el promedio diario era de 15 percances y ahora es de 4.7, esto por los operativos alcoholímetros y de velocidad, que se llevan a cabo en el periférico y avenidas de esta ciudad, así como en carreteras de jurisdicción estatal.

En la capital yucateca
  • Mérida es donde más accidentes de tránsito ocurren, mientras que las carreteras ocupan el segundo lugar y el Periférico de la capital yucateca está en tercero.

Aplican plan para reducir índices de mortalidad

Por otro lado, como parte de las acciones para reducir el índice de muertes por accidente de tránsito en Yucatán, la Secretaría de Salud del Estado (SSE), como eje del Consejo Estatal de Prevención de Accidentes en Yucatán (Coepray) opera diversos programas preventivos y de control que impacta en la población.

De acuerdo al Coepray, actualmente 19 municipios se han sumado en acciones para la aplicación de alcoholimetría, por lo que se han capacitado a 300 policías del interior del Estado sobre la utilización, manejo y hasta el comportamiento que se debe tener para la aplicación del proyecto de alcoholimetría, para llevar a cabo los operativos que prevengan accidentes de tránsito.

Entre los ayuntamientos donde se lleva a cabo esta medida se encuentran Mérida, Valladolid, Tizimín, Ticul, Umán, Motul, Progreso, Hunucmá, Kanasín, Tekax y Peto.

Las multas por violar el reglamento de vialidad de la entidad, en el tema de beber y conducir van de los mil 500 a más de cinco mil pesos, además de que se consideran penas corporales más severas.

Más de 300 policías yucatecos de 19 municipios implementan  el programa alcoholímetro en el Estado

En total, el Coepray cuenta con 30 alcoholímetros, los cuales se van rotando en los municipios y cuando alguna administración cambia de elementos policiacos o se incrementa el número se les otorga la capacitación para que no se deje de aplicar.

La Secretaría de Salud del Estado (SSE) ha adquirido estos alcoholímetros desde 2009, así como un calibrador e impresoras, con apoyo de organismos como la OMS y la OPS.

El programa de educación vial se aplica en escuelas del Estado y entre los temas que se abordan es la importancia de utilizar el cinturón de seguridad, no distraer a la persona que maneja y no permitir que un familiar conduzca en estado de ebriedad o mientras habla por teléfono celular. 

Cada año, 600 personas participan en el curso de primer respondiente, que ofrece el Coepray para que los ciudadanos sepan cómo actuar ante una situación de emergencia.

Curso
  • El curso de primer respondiente se divide en base teórica, práctica con maniquíes adultos y bebés, donde se realiza resucitación y la actuación de un panorama simulado de emergencia.
  • El programa de primer respondiente inició en 2009 con la participación 300 personas, que trabajan en dependencias del Gobierno del Estado.

El Coepray cuenta con 30 alcoholímetros que rota en todos los municipios.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios