15 de Octubre de 2018

Yucatán

'Palacios', testigos de la llegada de la modernidad a Mérida

Edificios, colonias, y los barrios viven la formación de la ciudad que hoy conocemos.

El Paseo de Montejo fue el primer fraccionamiento de Mérida por ser el pionero en tener diseño urbano en sí mismo. (Milenio Novedades)
El Paseo de Montejo fue el primer fraccionamiento de Mérida por ser el pionero en tener diseño urbano en sí mismo. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook 'Palacios', testigos de la llegada de la modernidad a MéridaCompartir en Twiiter 'Palacios', testigos de la llegada de la modernidad a Mérida

María del Mar Boeta/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Las calles de Chuminópolis tienen mucho qué contar. La Iglesia del Barrio de Santiago, las veletas del Reparto Dolores Patrón, la vida de San Sebastián, los trazos modernos de la Miguel Alemán, el parque de Santiago, los recuerdos de lo que alguna vez fue el tranvía Centro-San Cosme (hoy  García Ginerés) y las casonas de Paseo de Montejo son testigos solemnes de la historia de Yucatán.

Las colonias, surgidas a principios del siglo XX, y los barrios, con “vida” desde la Colonia, son testigos de la formación de la Mérida que hoy conocemos, levantada en lo que fue la antigua T´Ho. Hoy contemplan, silenciosas y en algunos casos transformadas, el arribo de la capital al mundo llamado moderno.

María Elena Torres Pérez, del departamento de Posgrado de la Facultad de Arquitectura de la Uady, explica que el concepto “colonia” es moderno en sí mismo, ya que Mérida tiene un crecimiento tradicional desde su fundación.

Este proceso consistió en dos etapas: El primero es densificarse en sí mismo a través de divisiones prediales de los lotes originales coloniales (fragmentada en espacios para indios y siervos) y el segundo es cuando la ciudad se desborda y anexa manzanas periféricas que se configuraron como barrios pertenecientes al Centro Histórico (Santiago, San Sebastián, San Juan, Santa Lucía, Santa Ana, Mejorada y San Cristóbal).

“Cuando el Centro Histórico presenta rupturas drásticas en cuanto a la forma de concebir su espacio urbano es lo que consideramos como el principio  de las colonias o repartos”,  indica.

“Un lugar se ve con la impronta de crear una ciudad para funcionar de manera independiente: no puede estar ajena, sigue siendo parte de una urbe, pero sí tiene relativa independencia y concentración de las actividades comunes”. 

Los fraccionamientos

De acuerdo con la especialista, el Paseo de Montejo fue el primer fraccionamiento de Mérida por ser el pionero en tener diseño urbano en sí mismo.

“A partir de esto la ciudad tiene un modelo de crecimiento que es la conurbación con el poblado de las quintas de recreo en Itzimná, que marcó la pauta por ser el lugar de vacaciones de verano”, añadió.

Este modelo de vivienda marca la presencia de ciertos espacios urbanos a principios del siglo XX, siendo el primero Chuminópolis, el segundo San Cosme (hoy García Ginerés). Poseían pequeñas áreas fundacionales, con una plaza al centro y un grupo de equipamiento alrededor, sirviendo este modelo para las 38 áreas habitacionales que se fundan en ese tiempo. 

En la evolución de cada una de las nuevas colonias se ve una transición en los conceptos de urbanización predominantes. La fundación de colonia Miguel Alemán cobra importancia porque son las primeras viviendas construidas en serie.

Otra colonia hito es Cordemex, cuyas calles son angostas porque la intención fue que los trabajadores cruzaran a trabajar a la fábrica, aunque posee un campo de beisbol con equipamiento.

Surge la pregunta: ¿Cuánto tiempo más podremos mantener las viviendas de estas colonias y barrios con vida? “Depende del proceso de centrificación”, explica la especialista.

“El suelo como vivienda tiene un costo, como hotel tiene otro. Por una parte estas casas antiguas están construidas con materiales que tienen una vida útil de 20 a 30 años, por lo que éstos deben ser sustituidos o llevar un mantenimiento adecuado”, apuntó.

Destaca la importancia de los proyectos de rescate e integración al paisaje urbano. “El cuestionamiento es si con este proceso, que es desbaratar arquitectura para generar una nueva, Mérida gana”, detalla. 

Plan de desarrollo

Hay un análisis de vialidad para encontrar vocaciones de cada calle, ya que no es lo mismo el impacto que puede generar una oficina a un taller mecánico.

Una de las tareas fundamentales, una vez que el nuevo plan de Desarrollo Urbano esté listo, será difundirlo, lograr que la población lo conozca para que sepa cómo debe proceder si desea establecer un negocio, qué se requiere y si se puede y cómo impactará en la movilidad y la calidad de la ciudad.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios