19 de Enero de 2018

Yucatán

Copiemos de Argentina, no sólo bailar tango

En México vivimos grandes similitudes con la Argentina de Cristina Fernández.

Mauricio Macri, el nuevo presidente de Argentina, tiene como misión corregir los errores de la administración kirchnerista y sacar adelante a su nación. (Archivo/EFE)
Mauricio Macri, el nuevo presidente de Argentina, tiene como misión corregir los errores de la administración kirchnerista y sacar adelante a su nación. (Archivo/EFE)
Compartir en Facebook Copiemos de Argentina, no sólo bailar tangoCompartir en Twiiter Copiemos de Argentina, no sólo bailar tango

Sergio Grosjean/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Siendo ya el ocaso de 2015, quiero dedicarle este último escrito del año en mi columna “El Ilustrador”,  a un tema que en primera instancia puede resultarnos divagante tanto por los contenidos que abordamos durante este ciclo anual como a su lejanía geográfica; sin embargo, creo que debemos estar atentos y expectantes a eventos que sin duda podemos imitar.

El pasado mes de  noviembre hubo un importante cambio político en Argentina, según nos narra Rubén Arvizu, director General de la ONG de Jean-Michel Cousteau, OceanFuturesSociety, Embajador del Pacto Climático Global de Ciudades y miembro de la ONG Green Latinos en EU. Arvizu visitó Argentina este año en varias ocasiones con la intensión de pronunciar conferencias en prestigiados recintos como la Biblioteca del Congreso en Buenos Aires y entrevistarse con importantes funcionarios como con Juan Carlos Villalonga, entonces presidente de la Agencia de Protección Ambiental de Buenos Aires. Villalonga mostró los avances de limpieza obtenidos en el Riachuelo que ha sido considerado el segundo río más contaminado del mundo. 

Rubén, siendo mexicano de sangre y espíritu, nos hizo una comparación entre México y Argentina desde el punto de vista político, ya que en Buenos Aires presenció el pasado 25 de octubre la votación presidencial que dio como resultado una segunda vuelta debido a que ningún candidato obtuvo más del 45% de los votos como marca la ley argentina. El 22 de noviembre, en la segunda votación, el ganador fue Mauricio Macri, quien de 2007 al 2015 fuera Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. 

Nuestro entrevistado afirma: “si gobiernas cuando los votos solo te han favorecido en un 38%, como es el caso de México, no estás representando a toda una nación”, y el asunto se complica más aún. Arvizu nos compartió los comentarios de la prestigiada escritora argentina Lucía Casasbellas, quien cita: “En Argentina, vemos con entusiasmo que podemos y vamos a salir del agujero negro en el que nos han sumergido por más de ocho años. El kirchnerismo nunca se interesó en los Derechos Humanos ni en la verdadera democracia.  El gobierno se apoyó en un populismo que lo  beneficiaba con la compra de votos. Su único objetivo fue el dinero, el poder con el apoyo de las pandillas y La Cámpora, una agrupación política fundada en el año 2006 de marcada orientación kirchnerista”. 

Casasbellas agrega: “La corrupción e inflación galopante estranguló a nuestro país. Se denunció la compra de millonarias propiedades de lujo en las mejores zonas de Buenos Aires y del interior, por la Presidenta Cristina y varios de sus ministros más cercanos. El recibo de coimas y “comisiones” por dar jugosos negocios a compañías nacionales y extranjeras, el  lavado de dinero y nexos con el narcotráfico. El sistema judicial no actuó como era su obligación. Con total desprecio escondieron a los pobres e investigaron los patrimonios de los opositores para detener las denuncias”.

Promesa cumplida

En su viaje en julio pasado, Arvizu observó con asombro y pena un campamento precariamente levantado en la prestigiosa y elegante avenida 9 de Julio. En carpas malolientes se apilaron durante meses, con intervalos de desalojos violentos, desde 2010, los representantes de los pueblos Qom, Pilagá, Wichí y Nivaclé, comunidades originarias de Formosa, una provincia del norte grande argentino en la frontera con Paraguay. 

Estoicamente han expuesto sus agravios, despojos e injusticias sufridas por defender sus tierras comunales, todo en favor de compañías mineras y petroleras.  Al gobierno anterior nunca le importaron sus protestas. Y aquí viene una acción relámpago y positiva del presidente Macri cumpliendo una promesa de campaña hecha en ese campamento. El 17 de este mes, recibió en la Casa Rosada a una gran comitiva de jefes y habitantes indígenas de las llamadas Comunidades Originarias del País. 

En México vivimos grandes similitudes  con la Argentina de Cristina. Casas multimillonarias en manos de los más altos funcionarios públicos. Corrupción a todos los niveles y de todos los partidos sin que realmente se aplique la ley de responsabilidades, siendo todo lo contrario, ya que tristemente se les premia y blinda ofreciéndoles embajadas, senadurías o diputaciones. 

¿Qué le parece amigo lector, como resolución de Año Nuevo, por qué no imitamos lo bueno que se está haciendo en Argentina? Y por qué no solicitarles que nos compartan sus logros y experiencias en el Riachuelo, a pesar que desatinadamente nuestra Mérida -a diferencia de otras ciudades de México y el mundo- no es miembro del Pacto Climático de Ciudades como lo es Buenos Aires, y analizar qué estrategias utilizadas nos son útiles para el rescate integral de los cenotes. 

Mi correo es [email protected] y twitter @sergiogrosjean.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios