24 de Septiembre de 2018

Yucatán

El Papa no ha dicho sí a diáconos mujeres: rector del Seminario Conciliar de Yucatán

De acuerdo al líder religioso José Gilberto Pérez Ceh, la labor actual de los diáconos es muy diferente a la que hacían las diaconisas.

José Gilberto Pérez Ceh, rector del Seminario Conciliar de Yucatán: el Papa no ha abierto la posibilidad de tener diáconos mujeres. (Milenio Novedades)
José Gilberto Pérez Ceh, rector del Seminario Conciliar de Yucatán: el Papa no ha abierto la posibilidad de tener diáconos mujeres. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook El Papa no ha dicho sí a diáconos mujeres: rector del Seminario Conciliar de YucatánCompartir en Twiiter El Papa no ha dicho sí a diáconos mujeres: rector del Seminario Conciliar de Yucatán

William Sierra/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- En los principios de la Iglesia católica existían las diaconisas, aunque su labor era más bien de servicio, como el que realizan las religiosas,  no tenían nada que ver con la parte litúrgica como sucede hoy en día, de ahí que la intención del Papa Francisco es que se investigue esto con mayor profundidad y que no queden dudas, expresó José Gilberto Pérez Ceh, rector del Seminario Conciliar de Yucatán.

“Antiguamente había diaconisas, cuyo servicio es el que podemos ver hoy reflejado en la labor que hacen las religiosas. Se les conocía así, pues la palabra diácono quiere decir un servidor, el que sirve, y eso era lo que hacían las diaconisas.  Por eso, el Papa dijo vamos a investigar, buscar y luego presentaremos los resultados”, señaló.

Durante una audiencia que concedió la semana pasada en el Vaticano, su Santidad expresó su intención de crear una comisión que estudie la posibilidad de que también las mujeres puedan ser diaconisas. De hecho, recordó que hacía tiempo comentó con un “sabio profesor” el tema de las diaconisas en los primeros siglos de la Iglesia.

El Pbro. Pérez Ceh reiteró que la intención del Papa Francisco es aclarar esto para que no quedaran dudas, y por eso pidió investigar con mayor profundidad sobre estos servicios que se tenían en un principio, y los que hay ahora. No es que abriera la posibilidad de tener diáconos mujeres.

“Antiguamente su labor consistía en cuidar a huérfanos, gente pobre, ese era el servicio. Era algo así como asistencia social, no tenía nada que ver con el diaconado como ahora lo conocemos.  Por ejemplo, actualmente están el diacono permanente, ya casado y con una formación, y los diáconos transitorios , que son los seminaristas que terminan su preparación, ejercen un tiempo el diaconado, previo a la ordenación sacerdotal. En ambos casos, pueden celebrar bautismos, bodas, distribuir la Eucaristía. 

Antes, recordó, existía ese servicio, esa manera de servir. Actualmente se han diversificado.  Por ejemplo, está el de las Vicentinas, que atienden a las personas de la tercera edad; las hermanas de la Caridad, cuyo apostolado es atender a los pobres, a los que no tienen familia. Hay muchas otras formas de realizar ese servicio, aunque no se llaman diaconisas. Están las religiosas.

“La labor del diácono es completamente otra cosa, es diferente a la que hacían las llamadas diaconisas. Es cierto, que hay una parte de las escrituras en las que se dice que el diácono está al servicio de la mesa de los pobres, que es uno de sus principales servicios, está la cuestión  social, pero también está la parte litúrgica”, añadió.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios