21 de Septiembre de 2018

Opinión

El reto es hacer bien las cosas

La Cuarta Transformación, ese concepto, esa ideología tan enunciada...

Compartir en Facebook El reto es hacer bien las cosasCompartir en Twiiter El reto es hacer bien las cosas

Por Jéssica Saidén Quiroz

La Cuarta Transformación, ese concepto, esa ideología tan enunciada por el presidente electo Andrés Manuel López será el marco teórico de la llamada regeneración nacional, cambiar al país a partir de nosotros mismos.

El presidente presentó, una nueva estructura federal,  como parte de la praxis de esta nueva visión gubernamental que administrará al país los siguientes seis años, intentando acabar la corrupción y potenciar las capacidades individuales de todos los mexicanos.

El mejor espejo en política es la democracia: más de treinta millones de sufragio y el control legislativo avalaron la elección de López Obrador como la opción que deseaba una sociedad sosegada por las opciones tradicionales.

Bajo esta premisa, la dicotomía de los movimientos izquierda – derecha se debilitaron y el voto se entregó ya sea por castigo o orientado hacia la persona, una elección en línea que provocó un cisma en la consciencia colectiva.

De inmediato, pareciera que el Poder Ejecutivo de facto se trasladó a las manos del nuevo gobierno, las esperanzas son altísimas y estás al mismo tiempo, están sustentadas por un plan de austeridad a nivel burocrático que encause estos recursos a combatir la marginación y desarrollar planes económicos de gran envergadura.

Las noticias de un nuevo tren peninsular que pasará (esperemos) en nuestro Estado son excelentes noticias, ya que sin duda, esto reactivará a los sectores a todos los niveles, captará un nuevo mercado de visitantes y empezará a producir beneficios a miles de familias en la región Sur-Sureste.

También la designación de un coordinador de programas sociales federales en la figura de Joaquín “Huacho” Díaz Mena, sin duda, fortalecerá a las comunidades del Interior del Estado; ya se terminaron los tiempos en donde, desde el centro del país, nos mandaban a un “especialista” en la materia, pero que desconocía la dinámica de la región.

En Yucatán y en sus 106 municipios tenemos los recursos naturales así como el capital humano para avanzar hacia y la seguridad para dar ese siguiente paso en nuestra historia: la consolidación integral y el desarrollo.

Huacho Díaz es la persona idónea para la responsabilidad, porque con sus antecedentes como alcalde de San Felipe y el trabajo legislativo como diputado local y federal, conoce muy bien las necesidades de las familias yucatecas.

Deberá colaborar con los mejores hombres y las mejores mujeres en cada ámbito, con auténticos servidores públicos preparados para el reto, el mandato y la confianza depositada en ellos, la cuarta transformación no funcionará si todos, ponemos de nuestra parte.

En la revista de Administración Pública número 144 del Instituto Nacional de la materia se señala que la persona servidora pública deberá ajustar su comportamiento a una serie de reglas, normas y lineamientos de tipo ético y moral. En consecuencia, las y los servidores públicos deben ser un ejemplo de comportamiento ético y moral, donde el cumplimiento del deber y el orgullo de pertenecer a la función pública, se debe vivir día a día para recobrar la confianza de la ciudadanía.

El voto de confianza ya está depositado y si le va bien al presidente López Obrador y a Huacho Díaz Mena, le va a ir muy bien a Yucatán.

Maestra en Derecho y Doctorado por la Anáhuac Mayab.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios