24 de Septiembre de 2018

Opinión

El Templo de las Tortugas

En el Archivo Técnico del INAH consultamos un reporte de José Erosa Peniche...

Compartir en Facebook El Templo de las TortugasCompartir en Twiiter El Templo de las Tortugas

En el Archivo Técnico del INAH consultamos un reporte de José Erosa Peniche sobre la restauración, en Uxmal, al director de Monumentos Prehispánicos, Enrique Juan Palacios.

Elaborado en 1944, el informe da cuenta con fotografías de las condiciones que guarda el Templo de las Tortugas. En el costado oriente se puede observar que la fachada está desplomada en un 45%. La altura del derrumbe llega a la mitad del muro entre el zócalo y la moldura media. El claro que da acceso al segundo cuarto había perdido parte de las jambas y tenía desplomado el dintel, propiciando el desprendimiento del intradós de la bóveda.

En el costado sur nos muestra el volumen del derrumbe que se acumuló por el colapso de los dinteles así como parte del friso de la fachada, incluyendo secciones del intradós de la bóveda.

También se señala que en el costado norte estaba caído un sector central, justo en el acceso, colapso propiciado por el desplome del dintel y parte del intradós y el friso.

El volumen del material acumulado a causa del derrumbe en el costado oriente se liberó y se dejaron debidamente ordenados los elementos decorativos para devolverlos a su lugar original.

Se describe y se ilustra con fotografías a detalle que la jamba norte de la puerta central cayó en perfecto orden, lo que permitió reintegrarla a su lugar original.

Asimismo, se describe que en los costados de la puerta central se recuperaron las jambas, lo que permitió definir que este edificio tenía tres entradas en el oriente y no una, como se ilustraba en las maquetas del edificio. La restauración no se inició sino hasta no haber realizado un estudio pormenorizado de la fachada oriente.

También se exploraron el costado poniente las jambas de la entrada central y el arranque de las de la entrada sur de la fachada. La entrada central mide 1.43 m de ancho y las laterales 90 cm. Se dice que esta referencia permitió establecer las dimensiones de las entradas tanto del lado poniente como del oriente.

Con base en los datos obtenidos y las huellas de arranque de las jambas y de los muros se procedió a reintegrar los elementos arquitectónicos a su lugar  original. También se exploró la parte central del costado norte, donde está el desplome del dintel, lo que propició la caída de un sector de intradós de la bóveda. En 1945 se reintegraron la moldura media, el friso decorado con columnillas y la cornisa donde van las tortugas que designan el edificio. En la cámara sur se reintegraron los elementos que forman la banqueta.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios