17 de Julio de 2018

Yucatán

Un negocio con proyección

Los hermanos Pablo y José Abraham Quintero salieron de su zona de confort y comenzaron una empresa de publicidad en el entorno digital.

José Abraham platicó sobre los inicios y retos que han sorteado para dar pasos firmes en su evolución. (Milenio Novedades)
José Abraham platicó sobre los inicios y retos que han sorteado para dar pasos firmes en su evolución. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Un negocio con proyecciónCompartir en Twiiter Un negocio con proyección

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.-Trabajar y estudiar al mismo tiempo aporta el entrenamiento que complementa la formación universitaria y alimenta el deseo de emprender; con esta premisa, Pablo y José Abraham Quintero Herrera decidieron casi al concluir sus estudios, salir de su zona de confort, dejar sus empleos y comenzar un negocio de publicidad en el entorno digital, en que aplican y desarrollan herramientas, estrategias y labores para impulsar el sector comercial de los pequeños negocios y emprendedores.

De esta manera fundaron hace casi dos años la agencia Armada Gráfica, con la que luchan para crecer y consolidarse como una empresa líder enfocada en potenciar cualquier proyecto en plataformas digitales.

En representación de ambos socios, José Abraham platicó sobre los inicios y retos que han sorteado para dar pasos firmes en su evolución.

¿Por qué decidieron fundar una agencia de publicidad?

Cuando estábamos en la escuela, mi hermano y yo teníamos trabajos en diferentes empresas y detectamos que en el mercado no se tomaba en cuenta a los negocios pequeños, y éstos a su vez no contrataban con servicios de una agencia, ya que les resultan caros; entonces vimos una oportunidad. 

Ahorré y fui el primero en salirme del trabajo, estuve un tiempo de freelance, y luego mi hermano hizo lo mismo, y comenzamos juntos la empresa. Él es ingeniero en sistema y yo diseñador gráfico.

¿Cómo se informaron y formaron para emprender?

Desde el momento que decidimos que crearíamos la agencia comenzamos a acercarnos a los lugares donde podíamos aprender; nos asesoramos en el Instituto Yucateco del Emprendedor y aplicamos a la convocatoria de la aceleradora Stamina, donde recibimos un entrenamiento, y aún nos dan seguimiento. 

Con ellos definimos nuestro modelo de negocios y aprendimos a desarrollarnos en cuestiones administrativas para saber cómo manejar una empresa de nuestro giro, porque en la escuela esa formación no te la brindan, y como emprendedores es nuestra obligación capacitarnos; también participamos en eventos como Start up Weekend y Hack Day, además de las reuniones para intercambiar experiencias.

¿Cómo les fue en el tema del capital para iniciar su negocio?

Yo tenía unos ahorros, pero realmente no fue necesario invertir mucho dinero, porque al ser un negocio dirigido a pequeñas empresas, decidimos que nuestra estructura fuera sencilla, pequeña, clara, limpia, práctica y, sobre todo, digital; es así como tenemos procesos tanto presenciales como virtuales, ya que si queremos desarrollarnos en esas plataformas, debemos promover su uso, por eso tenemos incluso jornadas de trabajo y negociaciones vía skype, por ejemplo.

¿Cuál consideras que es su ventaja competitiva?

Nuestro servicio es personalizado, somos flexibles y claros para ofrecerlo, según las posibilidades del cliente; los orientamos y buscamos los mejores resultados de acuerdo con su presupuesto. Además, al ser casi recién graduados tenemos frescos los conocimientos y nos actualizamos constantemente, estamos pendientes de las tendencias y en continua capacitación para brindar calidad.

También tenemos una cultura altruista que traemos desde familia, y queremos que sea un valor de la empresa, por eso generamos un vínculo social con asociaciones, para que en vez que tengan un presupuesto para gastar, nosotros le brindamos el servicio gratuito, lo hicimos con la organización Dona Esperanza A. C.

¿Qué valores buscan en su equipo de trabajo?

Creatividad y libertad; la primera es primordial para este tipo de empresa; sin embargo, es una competencia que requerimos de cualquier profesión, ya que eso determina la capacidad para solucionar problemas. 

En cuanto a la libertad, debe ser con responsabilidad, para que se pueda desarrollar una autodisciplina a fin de que no se tenga que estar sobre el empleado, que sea libre de decidir hacer el mejor trabajo, cumplir, aceptar errores y corregirlos. 

Lo anterior es importante, ya que de esta manera promovemos un liderazgo en el que más que jefes somos un equipo de trabajo.

¿Como nuevos en el sector, qué tipo de retos enfrentaron?

Por ser jóvenes nos enfrentamos al regateo, fue de lo más horrible, ya que cuando comenzamos a trabajar no teníamos mucho entrenamiento, y como inexpertos, tuvimos que lidiar con eso; aprendimos con base en el error, pero como estuvimos cerca de personas con más experiencia, nos aconsejaron y superamos esta etapa. 

¿Qué importancia tiene para ustedes el marco legal?

Le da más seriedad y garantías a la empresa; en nuestro caso registramos la marca y estamos por constituir una sociedad ante la Secretaría de Hacienda, porque ahora estamos en otro régimen. De esta manera nos respalda la autoridad y los clientes sienten más confianza, porque no está sólo tu palabra, sino un compromiso legal. 

¿Cuáles son los aprendizajes más significativos que han tenido?

Que hay que levantarse temprano, empezar si es posible a las 06:00 horas, tomarse las cosas en serio, porque aunque tu idea esté muy padre, siempre hace falta ejecutarla. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios