23 de Septiembre de 2018

Yucatán

Empresarios exigen a legisladores frenar Reforma Fiscal

El Centro Empresarial de Mérida considera que la propuesta con carácter recaudatorio con afectaciones en generación de empleos.

Integrantes del CEM piden a senadores y diputados no votar a favor de la iniciativa de reforma hacendaria. (Archivo Agencias)
Integrantes del CEM piden a senadores y diputados no votar a favor de la iniciativa de reforma hacendaria. (Archivo Agencias)
Compartir en Facebook Empresarios exigen a legisladores frenar Reforma FiscalCompartir en Twiiter Empresarios exigen a legisladores frenar Reforma Fiscal

Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- El Centro Empresarial de Mérida (CEM) solicitó a los senadores y diputados federales yucatecos, emanados de todos los partidos, no votar a favor de la iniciativa de reforma hacendaria presentada por el Poder Ejecutivo Federal al Congreso de la Unión, el pasado 8 de septiembre.

El sindicato patronal recordó a los diputados y senadores yucatecos, en su calidad de representantes populares, que en sus manos está el futuro económico de Yucatán y de México.

“Percibimos que, con desapego a toda lógica económica, la iniciativa introduce graves distorsiones al modificar las reglas impositivas de las empresas. En lugar de cobrar poco a muchos, pretende recaudar mucho más a los mismos de siempre. Más aún, va en sentido contrario a los requerimientos del país en materia de crecimiento económico y generación de empleo”, recalcó el CEM, afiliado a la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) .

Agregó que al sector privado yucateco le queda claro el rumbo económico que se persigue, pues en su visión la propuesta profundizará el entorno recesivo en el que se encuentra la economía del país y ahuyentará la inversión, aunado a que su diseño carece de una estrategia de fondo para abatir la informalidad, por lo que tendrá el efecto opuesto al encarecer fiscalmente la creación de empleo formal.

“Asimismo, esta iniciativa plantea, de manera simplista, su carácter eminentemente recaudatorio, a costa del aparato productivo, e induce, por su perfil centralista, una regresión al federalismo tributario, basada en el incremento del gasto público y el déficit, y sin presentar de forma clara esfuerzos de austeridad gubernamental y transparencia”, señaló.

Consideró que los cambios más preocupantes se dan en la pretendida reforma de diversos preceptos del Código Fiscal de la Federación, que introducen conceptos de discrecionalidad; de retroceso en el principio de presunción de inocencia; de retroactividad en perjuicio del contribuyente, y muchos más, “tendientes todos a promover el terrorismo fiscal, así como una muy peligrosa discrecionalidad por parte de la autoridad”.

Preocupan cambios tendientes  todos a promover el “terrorismo” hacendario

–Que quede muy claro: los empresarios no nos oponemos a equilibrar la proporcionalidad que haga a los contribuyentes pagar impuestos de acuerdo con su capacidad económica. Lo que se tiene que entender es que el primer afectado con esta iniciativa de reforma hacendaria no es el sector patronal, sino los trabajadores y la sociedad en su conjunto  –recalcó.

“El país requiere condiciones adecuadas para generar desarrollo y crecimiento que se traduzca en nuevos y mejores empleos. Si no se procura el entorno para que esa plaza laboral bien remunerada sea creada, el sector más necesitado de la población nunca saldrá adelante, sin importar cuántos impuestos dejen de pagar o cuántos programas asistenciales reciban”, apuntó. 

Sólo tres preguntas

El Centro Empresarial de Mérida expresó su más enérgico rechazo a la iniciativa de reforma hacendaria e hizo un llamado a los legisladores federales yucatecos para que escuchen las propuestas del sector productivo y la modifiquen, ya que su diseño significa un riesgo inminente de retroceso económico y social para Yucatán y para México.

Instó a los diputados federales y senadores que se hagan tres preguntas antes de votar por esa iniciativa: ¿Cuál es el rumbo de política económica que inspiró esa iniciativa?, ¿qué tipo de nación aspiramos a ser?, y ¿debemos ir en contra de las enseñanzas que han dejado los modelos exitosos de transformación de otros países?

Efectos contrarios

Algunas consideraciones de los empresarios sobre la iniciativa hacendaria presentada por el Jefe del Ejecutivo federal muestran acciones que pueden afectar la economía.

Se desincentiva la generación de empleos:
  1. Deducción parcial de remuneraciones exentas pagadas a los trabajadores, hasta de un 41 por ciento.
  2. No deducción de aportaciones a fondos complementarios de pensiones o jubilaciones.
  3. No deducción de cuotas al IMSS de los trabajadores pagadas por los patrones.
  4. Para el cálculo del PTU no se permite la deducción de pérdidas de años anteriores.
  5. Incremento en las cuotas de seguridad social a los patrones por aumento al seguro de prestaciones en especie a pensionarios y el seguro de prestaciones en dinero del seguro de enfermedades y maternidad. 
  6. Vales de despensa sólo deducibles con monederos electrónicos autorizados.
Desestímulo a la inversión:
  1. Al gravar con un 10 por ciento adicional los dividendos o utilidades que distribuyen las empresas a sus socios, personas físicas y extranjeros, la tasa efectiva, en estos casos, puede llegar al 48.63% si se considera PTU.
  2. Se castiga la reinversión de utilidades al eliminar la deducción inmediata y la depreciación al 100 por ciento.
  3. La no deducción de pagos a partes relacionadas que no estén gravados o lo estén con un ISR inferior al 75% de la tasa mexicana.
  4. Se reduce la deducción de automóviles de $175 mil a $130 mil.
  5. Opacidad en la calificación de las deducciones, estableciendo facultades a las autoridades fiscales para determinar rechazos de gastos cuando en su criterio se detecte que la operación “no es razonable”.
Afectación a sectores e industrias importantes de la economía:
  1. Eliminación de tratamientos preferenciales al sector primario (área estratégica protegida por la mayor parte de los regímenes tributarios de las economías más desarrolladas).
  2. Derogación régimen Sibras y limitación Fibras, sin respetar derechos adquiridos.
  3. Eliminación de costos estimados para constructoras, desarrolladoras inmobiliarias y prestadoras del servicio de tiempo compartido.
  4. Eliminación de la deducción inmediata de terrenos para desarrollos inmobiliarios.
  5. Reestructuración de la tarifa ISR, hasta 32 por ciento en personas físicas, con efectos adicionales por reducción de deducciones.
  6. Homologación del IVA, afectando la competitividad del sector hotelero en Quintana Roo y de todo el comercio en la frontera norte del país.
  7. Afectación a maquiladoras al gravar con IVA importaciones temporales y eliminación del esquema de retenciones a proveeduría nacional.
  8. IEPS a bebidas saborizadas y concentrados con contenidos de azúcares.
Invitación a la informalidad:
  1. El régimen de incorporación propuesto plantea reducir la informalidad sin ofrecer alternativas atractivas para los contribuyentes que se adhieran a dicho régimen. Y aún más, al incluir al régimen de pequeños contribuyentes e intermedios en este esquema, es más probable que éstos regresen a la informalidad, con la consecuente baja en la recaudación y reducción en la base de contribuyentes.
  2. Los incrementos de tasa y reducción de deducciones en ISR para personas físicas motivarán una migración de la formalidad a la informalidad.
  3. El aumento en los costos fiscales a la remuneración del personal de las empresas y los mayores requisitos en los comprobantes fiscales, por su emisión digital para todos y guarda en forma electrónica, desalentará a los pequeños empresarios para incorporarse a la formalidad.
Afectación a las familias, especialmente a las de ingresos medios:
  1. Eliminación de la exención de IVA por la enajenación o renta de casas habitación y de intereses a créditos hipotecarios.
  2. Eliminación de la exención de IVA en colegiaturas.
  3. Restricción en ISR en las deducciones personales hasta $47 mil 200 ó 10% de ingresos, el menor. 
  4. Aumento de la tasa de ISR al 32% a personas físicas, que con la restricción de deducciones personales e IVA en colegiaturas, rentas e intereses hipotecarios, se  eleva considerablemente.
  5. Se reduce sensiblemente el límite de exención de ISR en la venta de casas habitación. De un millón y medio a 250 mil UDIS.
Inseguridad jurídica y falta de simplificación:
  1. Se amplía la responsabilidad solidaria de socios y accionistas, respecto de los créditos fiscales de la empresa.
  2. Se elimina el dictamen fiscal, pero se instituye una declaración informativa de los contribuyentes basada en reglas que emitirá el SAT y que pueden ser cambiadas en cualquier momento.
  3. Se convierte a los directivos de la empresa en responsables solidarios de ésta. 
  4. Se complica más el manejo de comprobantes fiscales al ampliar su utilización, y como requisito para hacer deducible los gastos. 
  5. Buzón electrónico para notificar al particular, aun cuando la plataforma del SAT y los servicios de Internet en el país todavía no son confiables, generando incertidumbre jurídica al contribuyente al no poder asegurarse de haber sido notificado en los plazos legales.

PTU: Participación de los Trabajadores en las Utilidades.
FIBRAS:  Fideicomiso de Infraestructura y Bienes Raíces.
SIBRAS: Sociedades Infraestructura y Bienes Raíces.
IEPS: Impuesto Especial sobre Producción y Servicios.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios