22 de Septiembre de 2018

Yucatán

En Sisal, cacería de élite

La temporada de patos abarca del 7 de diciembre al 30 de marzo; las presas son los 'Blue wing'.

El permiso de cacería en El Palmar cuesta 4 mil pesos. (SIPSE)
El permiso de cacería en El Palmar cuesta 4 mil pesos. (SIPSE)
Compartir en Facebook En Sisal, cacería de élite Compartir en Twiiter En Sisal, cacería de élite

SIPSE.com
Hunucmá, Yuc.- Una de las cacerías permitidas en el puerto de Sisal, comisaria de Hunucmá, y que atrae a cientos de cazadores de Mérida, Cancún, y en menor grado de otros estados del país, es la de patos.

Hay que aclarar que no a cualquier pato se le puede disparar sino únicamente a los Blue wing o “pato de alas azules”, los más abudantes en la zona.

Dicha ave viaja desde los Grandes Lagos de Estados Unidos y parte de Canadá hasta Yucatán.

La temporada de caza abarca del 7 de diciembre al 30 de marzo, y comprende 114 días en los que los patos son asediados por acechadores camuflados que llegan a esta reserva de humedales, especialmente, por el hábitat de aves acuáticas que forma parte de la Reserva Estatal “El Palmar”.

Desde muy temprano los cazadores preparan todos los pertrechos para la persecución, cuyo permiso asciende a 4 mil pesos.

La madrugada es el mejor momento para comenzar a moverse en un bote verde y buscar un espacio abierto entre el mangle para tener una mejor visión de campo, además, sentar los señuelos, por lo general, patos de plástico.

Conforme amanece los cazadores empiezan a sonar su “llamada” o silbatina de pato y de esta forma llegan las primeras aves.

El calibre permitido de las escopetas es de 12 o 16. El precio de cada cartucho especial para este tipo de batida cuesta de 180 a 200 pesos.

Sin embargo, como todo, tiene sus días buenos o malos, puesto que también hay un límite de especies para matar.

La caza puede ser de mañana o de tarde.

El horario idóneo es de 7 a 10 de la mañana, ya que a esa hora, según los expertos cazadores, es cuando bajan los patos, también conocidos en maya como “chichitos”, salen a comer algas y crustáceos.

Al termino de la jornada, los cazadores deben recoger las presas y todas las cosas que llevaron.

Al salir de la reserva tiene como punto de revisión obligatorio la caseta de inspección, donde personal de la Seduma revisa la carga y que sólo lleven los patos autorizados.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios