16 de Noviembre de 2018

Yucatán

Enfermera fantasma se pasea en la Cruz Roja de Valladolid

Paramédicos de la benemérita institución han tenido encuentros con un ser fantasmal, cuya historia se desconoce.

El local de la Cruz Roja durante el día es tranquilo, pero de noche cambia la cosa. (Jorge Moreno/SIPSE)
El local de la Cruz Roja durante el día es tranquilo, pero de noche cambia la cosa. (Jorge Moreno/SIPSE)
Compartir en Facebook Enfermera fantasma se pasea en la Cruz Roja de ValladolidCompartir en Twiiter Enfermera fantasma se pasea en la Cruz Roja de Valladolid

Jorge Moreno/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- En los 10 años que recién cumplí dedicado a la investigación paranormal, me ha tocado estar en diversas clínicas y hospitales cubriendo reportes paranormales de enfermeras, doctores, pacientes y personal administrativo de estos sitios. De hecho, en los últimos meses, en 'Enigmas' les he presentado casos ocurridos en la Cruz Roja delegación Tekax; el ex Hospital General de Valladolid, así como la ex Clínica Peninsular y el Hospital O’Horán. Estos dos últimos de Mérida.

En esta ocasión presento los fenómenos paranormales que ocurren en la Cruz Roja, delegación Valladolid, en una investigación que hice a raíz de que uno de los protagonistas, el paramédico Jacinto Alcocer, me llamó para informarme lo que le ocurrió cuando trabajaba ahí hace un tiempo.

Según me platica, el estuvo como paramédico en ese sitio cuando Joaquín Rivero era el presidente del patronato, y tuvo la presencia de un 'ente' dentro de la misma delegación en Valladolid:

“Estaba de guardia con una compañera que trabajaba en el área de recepción y con el chofer de las ambulancias. El caso es que nada más estábamos nosotros tres, ya que, para ese entonces, carecíamos de personal.

“Eran aproximadamente las 12 de la noche. Mi compañera, Guadalupe, se dispuso a cerrar la puerta principal para descansar, el chofer, que se llama Olegario, dormía en el cuarto de socorristas y yo opté por irme a acostar en la enfermería, ya que él siempre dormía con la luz encendida y a mí me molestaba.

“A eso de la una y media de la mañana escuché que sonó el timbre que se utiliza cuando hay una emergencia, me levanté rápidamente y me puse el uniforme; me fui corriendo a recepción para ver de qué se trataba, pero grande fue mi sorpresa que mi compañera estaba durmiendo y que no había nada, entonces pensé que se trataba de una broma de mis compañeros.

“Decidí retirarme del lugar y acostarme de nuevo, pero esta vez dejé la puerta abierta. A los cinco minutos que me acosté, de repente vuelvo a escuchar el timbre y me volví a levantar, me fui directo a recepción y de nueva cuenta veo a mis dos compañeros durmiendo, los desperté y me dijeron que no escucharon nada.

Macabra sorpresa

“Posteriormente, me volví a acostar pensando si mi mente me estaba jugando una broma. En eso estaba cuando de repente escuché de nueva cuenta el timbre, pero esta vez me percaté que sí fuera, ya que al lado del timbre había una lámpara de color rojo que cada vez que se timbra se enciende y vi claramente que se encendió.

La lámpara estaba casi a 5 metros del cuarto y desde donde estaba acostado se llega a ver claramente, cuando volteé a los pasillos, vi a una enfermera con el cabello largo y rubio, pero no pude observar su rostro ya que estaba de espaldas; cuando la vi, me levanté de mi cama para ver de quién se trataba, pues pensé que mi compañera me estaba jugando una broma.

“Vi claramente cómo se metía en el cuarto de recuperación en donde llevábamos a las madres que se preparaban para el trabajo de parto, hago mención que el tiempo que estuve, nunca sirvió la Cruz Roja como hospital, pues a todos los lesionados que íbamos a buscar los llevábamos al Hospital Regional de Valladolid; únicamente se atendían partos.

“Después de que entró la enfermera en el cuarto de recuperación, escuché cómo se aporreó la puerta de la habitación y opté por entrar, y grande fue mi sorpresa al no encontrar a nadie. Ese día ya no pude dormir, no sé si por miedo, el caso es que decidí mejor irme a descansar en el cuarto del chofer, con la luz encendida y cuando comenté lo ocurrido, los demás no me creyeron.

“Sin embargo, un día a mi compañera, que estaba en recepción, le sucedió lo mismo. Fue una ocasión en que ella se quedó sola debido a que hicimos un traslado de un paciente a Mérida y la descripción que hizo de esa enfermera fantasmal era la misma que yo vi. Creo que podría tratarse de ese ser que llaman la ‘Planchada’, pues tiene las misma características”, finalizó.

Próximamente hablaré con detalle de este personaje conocido a nivel nacional (La Planchada) para aclarar las dudas más frecuentes al respecto.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios