24 de Septiembre de 2018

Yucatán

Enfermeras y niños fantasmas se apoderan de hospitales

Conoce el encuentro con 'La Planchada', en Valladolid, y la historia del niño Juanito, en una clínica de Tijuana donde trabajó su hijo.

Enfermeras fallecidas en décadas pasadas han sido vistas en hospitales con sus antiguos uniformes. (Agencias)
Enfermeras fallecidas en décadas pasadas han sido vistas en hospitales con sus antiguos uniformes. (Agencias)
Compartir en Facebook Enfermeras y niños fantasmas se apoderan de hospitalesCompartir en Twiiter Enfermeras y niños fantasmas se apoderan de hospitales

Jorge Moreno/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Este día los lectores cuentan sus experiencias paranormales y toca el turno a Jorge Galeana Bacelis, quien por varios años trabajó como intendente en diversas clínicas del IMSS en varios municipios y en Mérida:

“Estuve laborando más de 20 años en diversos sanatorios de Yucatán, y en varios me tocó escuchar varias anécdotas de espantos y cosas raras que sucedían. Yo, la verdad, lo escuchaba con mucho respeto, pero soy como Santo Tomás: ‘Hasta no ver no creer’.

“Y bien, como no hay plazo que no se cumpla, en dos ocasiones pude toparme con situaciones paranormales, ya que pude ver a la famosa enfermera llamada ‘La Planchada’ y vaya que me dio un susto que recordaré durante toda mi vida.

“La primera vez fue en 1989, mientras hacía mi trabajo en uno de los pasillos del hospital de Valladolid; de pronto, sentí que alguien me tocó mi hombro, yo por instinto volteé y no había nadie, lo que sí me dio mucho escalofrío, pues era de noche, no había nadie y tras sentir eso sí que me dio miedo. Esto pasó en tres ocasiones durante la noche y hasta que de pronto, al voltear, pude ver a una enfermera vestida de forma muy antigua.

“De inmediato supe que no era de este mundo, pues se veía como borrosa, además de que yo conocía a todas las enfermeras y definitivamente no era nadie que laborara ahí; así pasaron unos segundos y de pronto desapareció en la nada.

“Años después, me trasladaron por un breve tiempo a la clínica de Acanceh, ahí pude ver no sólo a una enfermera deambulando por uno de los cuartos, sino también al fantasma de un señor como de unos 50 años, tez clara, de estatura media, que de pronto apareció junto a la cama y me empezó a ver fijamente y después como por arte de magia desapareció”.

El pequeño Juanito

Don Jorge también nos platicó sobre un impactante caso que aunque no lo vivió en carne propia sí lo hizo su hijo:

“Mi hijo es enfermero y radica en Tijuana, él trabaja en el Issste y hace años me platicó sobre el fantasma de una niño que aparecía ahí; de hecho, salió en la prensa y en varios portales de internet.

Se trata del caso de un niño llamado “Juanito” que ingresó al sanatorio cuando tenía seis años de edad. El pequeño fue abandonado por su madre y ante la falta de algún familiar que se responsabilizara del menor, el personal médico se hizo cargo de él, cuya característica era su buen carácter, amigable con otros pacientes y hacia el personal femenino de la institución.

A mediados de 1996, a casi medio año de su ingreso, Juanito (así fue registrado en su ficha) sufrió una infección y severas complicaciones. Los cuidados del personal médico no fueron suficientes para salvarlo. Pero algunas enfermeras se consolaron al saber que no le faltó cariño, pues el amor se le multiplicó entre el personal que lo atendió.

Fueron tantas veces las que "Juanito" estuvo presente entre las enfermeras, que tomaron las apariciones como eventos normales en el interior del hospital. 

Todo esto continuó hasta el año 2000 cuando de pronto, afirman, el fantasma del niño dejó de manifestarse. Algunas personas aseguran que por fin descansó en paz y otros que se fue a la casa de una joven madre que fue internada en ese año en el hospital.

Lo que es un hecho es que las manifestaciones en hospitales y clínicas de todo el país son comunes y prácticamente no hay sitio donde no haya ocurrido alguna situación paranormal.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios