21 de Septiembre de 2018

Yucatán

Un triste Día de Reyes

En una foto tomada con un celular apareció el rostro de una niña, a quien el autor de la gráfica reconoció como su sobrina muerta hace ocho años.

Se hizo una recreación en el lugar exacto donde se tomó la foto para verificar que no fuera un efecto óptico. (Jorge Moreno/SIPSE)
Se hizo una recreación en el lugar exacto donde se tomó la foto para verificar que no fuera un efecto óptico. (Jorge Moreno/SIPSE)
Compartir en Facebook Un triste Día de ReyesCompartir en Twiiter Un triste Día de Reyes

Jorge Moreno/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- En el reciente Día de Reyes seguramente usted y su familia, como la mayoría de las personas, festejaron este acontecimiento; sin embargo, no para todos es felicidad… Hace ocho años, una tragedia enlutó a una familia del municipio de Kinchil, lo que posteriormente dio pie a una serie de manifestaciones paranormales.

Todo empezó el 6 de enero del 2006, cuando una niña de aproximadamente nueve años de edad, impaciente por saber qué regalo le habían traído los Reyes Magos intentó entrar a su casa por una ventana, ya que no había quién le abriera la puerta en ese momento; se subió a la montura de la bici, la cual resbaló y la pequeña quedó colgada del cuello, falleciendo minutos después, ya que nadie estaba ahí para ayudarla.

Transcurrieron casi dos años y en diciembre de 2008, una señora de esa población me llamó para informarme que su primo había tomado una foto en donde salía la cara de una niña. Cuando me la mandaron noté que con claridad se observaba ese rostro y tras analizar la gráfica confirmé que era real; no se trataba de ningún montaje o efecto óptico.

Viajé de inmediato a Kinchil y entrevisté al autor de la foto, es decir, el primo de la niña fallecida. Él explicó a detalle lo ocurrido días antes, ya que se entraba en un cuarto y como era nuevo su celular decidió tomar varias fotos al azar para probar la cámara.

En una de esas, el joven se tomó una foto a sí mismo y en la parte de atrás fue donde apareció el rostro de una niña, la cual a juicio de toda la familia, se trata de su familiar muerto.

Me explicó que estaba sentado a un costado de la cocina cuando se tomó la foto con su teléfono celular y fue en ese mismo momento cuando, al revisar la imagen, se percató del rostro que apareció detrás de él.

Eliminar reflejos y efectos ópticos

De hecho, hicimos varias recreaciones para ver si no se trataba de un reflejo de luz, un efecto óptico o algo que tuviera una explicación lógica, y tras tomar fotos de la misma pose con celular, cámara digital y grabar en video, los resultados fueron negativos.

Tanto este joven, como dos tíos de la difunta y su abuela, presentes durante la investigación, confirmaron que tras su muerte de la niña han ocurrido varias manifestaciones, de las cuales hasta el propio papá fue testigo.

Uno de los parientes dijo que hasta se le erizaban los vellos del brazo sólo de recordarlo.
“Veíamos una silueta pequeña, pensé que era mi hija pero luego recordé que ella estaba durmiendo en otro cuarto, sin duda se trataba del alma en pena de mi sobrina que quizás no sabe que está muerta”, explicó.

Quizás por la forma tan trágica en que murió, y también debido a que falleció tratando de ver su regalo de Reyes, esta niña aún sigue buscando su juguete, el cual, al parecer se trataba de una muñeca.

Uno de los familiares comentó que tenían la idea de llevar el regalo como ofrenda al panteón donde está enterrada, pues consideran que éste era el último pensamiento y deseo de la niña al momento de morir. Hasta la fecha no ha habido una nueva manifestación de la pequeña, por lo que es posible que ya descanse en paz. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios