17 de Octubre de 2018

Yucatán

Hombre del primer contacto extraterreste visitó Chichén Itzá

George Adamski, norteamericano que tuvo una experiencia paranormal en 1946, estuvo en Yucatán para investigar avistamientos.

George Adamski, considerada la primera persona en el mundo en tener contacto con extraterrestres estuvo al menos dos veces en Yucatán. (SIPSE)
George Adamski, considerada la primera persona en el mundo en tener contacto con extraterrestres estuvo al menos dos veces en Yucatán. (SIPSE)
Compartir en Facebook Hombre del primer contacto extraterreste visitó Chichén ItzáCompartir en Twiiter Hombre del primer contacto extraterreste visitó Chichén Itzá

Jorge Moreno/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Las pirámides y sitios arqueológicos, así como las culturas antiguas, siempre han sido relacionados con los extraterrestres, por ello no es extraño que, en el caso de la Península de Yucatán, la ciudad de Chichén Itzá haya sido mencionada incluso en documentales realizados por televisoras internacionales.

Cadenas como NatGeo, Discovery Channel y Fox han presentado en su programación varios programas sobre el tema OVNI en donde presentan imágenes y videos de Chichén y la relación que la cultura maya pudiera haber tenido con los seres de otros planetas; al menos, es la versión que maneja el programa “Alienígenas Ancestrales” para justificar los sorprendentes conocimientos de los mayas.

Por otra parte, Chichén Itzá ha sido visitado por personalidades de toda índole, incluyendo por supuesto eminencias en el tema OVNI, como por ejemplo el norteamericano George Adamski, quien es considerada la primera persona en dar a conocer a la prensa el contacto con seres extraterrestres.

El extranjero estuvo en Chichén en al menos dos ocasiones en la década de los setentas investigando presuntos avistamientos OVNI, pero en ese entonces su arribo no causó tanto revuelo como lo hubiera causado ahora, pues en ese entonces él aún no era tan famoso y no existían las redes sociales

En 1953, a los 62 años de edad, George Adamski publicó su libro titulado “Los platillos voladores han aterrizado”, en el cual afirmaba que había tenido un encuentro cercano con un extraterrestre en el desierto de California.

Y aunque después de haber dado testimonio de su experiencia, muchos otros contactos, animados quizás por tal acto de valor, decidieron aportar sus vivencias sobre su relación con seres de otros mundos. 

Adamski se consideró como el primer hombre que aceptó haber tenido su primer avistamiento, en el año de 1946 y, por supuesto, fue publicado como el primer contacto entre un hombre y un extraterrestre.

El encuentro aparentemente ocurrió la tarde del jueves 20 de noviembre de 1946, aproximadamente a 16 kilómetros del desierto de Arizona.

Familias como testigos

El encuentro también fue presenciado por dos familias más, los Williamson y los Baileys, las cuales reportaron a la prensa de aquella época que habían sido testigos del hecho aproximadamente a una distancia de un kilómetro.

Adamski estaba observando y fotografiando un platillo volador de aproximadamente 11 metros de diámetro cuando notaron que un hombre se acercaba a él. El hombre media aproximadamente 1.67 metros de altura y se veía joven.

Adamski, posteriormente, dio mayores datos sobre su interlocutor diciendo que tenía una hilera perfecta de dientes blancos y ojos verdes que inspiraban tranquilidad, cabello rubio y largo hasta los hombros, y usaba un traje de una sola pieza y calzaba unas suaves sandalias.

Recuerda Adamski que ambos usaron un lenguaje de telepatía para comunicarse y fue así como supo que el extraño ser procedía de Venus. En aquellos días en que él dio a conocer su historia se manejó que el planeta Venus era similar a la Tierra y que ahí se producía una raza idéntica a la de nuestro planeta, pero tiempo después otros análisis indicaron que, debido a la conformación atmosférica del planeta Venus, ningún ser podría vivir en el confortablemente.

El extraterrestre –que dijo llamarse Orthom– aparentemente creía en Dios, sentía que él y su gente seguía un devoto patrón muy parecido al de nosotros en cuanto a religión y se preocupaban por todo lo que concernía a nuestro planeta incluyendo los problemas de radiación atómica.

El contacto fue el primero de muchos otros. Durante su primer encuentro le dio a su amigo extraterrestre un rollo sin usar, mismo que en el segundo encuentro fue entregado por el alien a Adamski cubierto con indescifrables jeroglíficos.

Filmación

En 1965 Adamski y Madeleine Rodeffer filmaron en película de 8 milímetros el platillo volador de procedencia marciana en Maryland, EU, cuya autenticidad hasta estos días ha sido cuestionada por expertos, no sin considerar que pocas fotografías han sido reales como las que tomó en esa época Adamski.

El mismo Adamski sabía que sus experiencias eran controvertidas y alguna vez admitió que “para los pensadores superficiales, la conclusión puede ser que tuve un sueño muy original o que inventé todo eso para hacerme rico a través de la ciencia-ficción. Puedo asegurarles a muchas personas que nada es más fuerte que la verdad”.

Y aun cuando durante muchos años, sobre todo en Estados Unidos, se cuestionaba la autenticidad e Adamski, la enciclopedia titulada “UFOS” (Ovnis) escrita por Spencer le otorga un lugar sobresaliente, de primera página en la edición del año de 1992, dejando un poco al público la última opinión; sin embargo, expertos en el asunto dicen que algo muy importante debió haber ocurrido a George Adamski, ya que sus restos descansan en el cementerio de Arlington, lugar donde sólo reposan los héroes norteamericanos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios