19 de Julio de 2018

Yucatán

Los seis trabajos 'paranormales' más espeluznantes

Por increíble que parezca, en los hospitales ocurren más fenómenos paranormales que en los panteones.

Ser un 'cazador de vampiros' era considerado como un empleo en siglos pasados.
Ser un 'cazador de vampiros' era considerado como un empleo en siglos pasados.
Compartir en Facebook Los seis trabajos 'paranormales' más espeluznantesCompartir en Twiiter Los seis trabajos 'paranormales' más espeluznantes

Jorge Moreno/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- El lector Luis Domínguez, de la ciudad de Umán, nos pidió hace unas semanas que hablemos sobre los trabajos que son más “terroríficos” o “de miedo”, ya que decía que su hermano mayor era velador de un cementerio en Villahermosa, Tabasco, y tuvo que renunciar por las situaciones de espanto que vivió con presuntos fantasmas.

Y es que el trabajo de “velador de cementerio” podría ser el empleo “paranormal” más obvio; aunque en realidad les puedo decir que en los hospitales ocurren más fenómenos paranormales que en los panteones. Por lo tanto, yo diría que ser velador o empleado de una clínica podría darnos experiencias más espeluznantes.

¿Y que les parece el trabajo de “eliminador de vampiros”? En el siglo 18, en la región europea de Baviera, en Alemania, se dio una especie de psicosis por la presencia de varios vampiros, por lo que las familias aterradas no salían de sus casas cuando oscurecía; era tal el miedo ante estos presuntos chupasangre que ni los alguaciles querían salir, por lo que pusieron anuncios solicitando a “eliminadores de vampiros” a cambio de una buena cantidad de y oro, y si además lograbas matar a 5, te permitían escoger a cualquier doncella del pueblo para casarte con ella.

Otro trabajo igual o más aterrador era el de “cazador de monstruos”. En el año 1550, París contaba ya con poco más de 200 mil habitantes, y a pesar de ser una de las ciudades más pobladas en su época, tenían un empleo peculiar en algunos suburbios: “cazador de monstruos”, y esto debido a que pensaban que algunos hechiceros se transformaban en bestias por las noches y debido a que la policía y gendarmería de la época estaba muy ocupada, contrataban de forma externa a los llamados “monster hunter” para que se dedicaran a atraparlos. Este empleo estuvo por más de diez años y se estima que fueron encarcelados o asesinados al menos 50 de estas bestias. 

En Estados Unidos, existió el trabajo de “cazador de brujas”, específicamente en el poblado de Salem, en donde se dio un auge histórico por la presencia de supuestas brujas, y por ello la Santa Inquisición estuvo muy activa juzgando y matando a estas; era tal la cantidad de hechiceras que hasta se ofrecían recompensas por decir en donde habitaban, por lo que muchas personas se dedicaron por años a buscarlas a cambio de dinero, aunque esto propició que incluso muchos inocentes murieran en la hoguera.

Otro empleo que existió en siglos pasados fue el de “cuidador de muertos vivientes”. En Berna, Suiza, y después en otros países tuvo su auge un empleo en verdad terrorífico, ya que en el siglo 17, cuando la medicina no estaba muy desarrollada era difícil saber cuándo una persona en realidad estaba muerta o padecía de catalepsia, pero en algunos pueblos las supersticiones decían que en caso de regresar de la muerte lo harían como bestias asesinas; por lo tanto, se contrataban a unas personas cuyo trabajo era ser encerradas en un pequeño cuarto con un ataúd por al menos dos días con personas recién muertas. 

Si el difunto despertaba tenía que matarlo. Y como este trabajo nadie lo quería, por lo general sólo era una persona la que estaba en el cuarto, lo que hacía más espeluznante esa vivencia. ¿Se imaginan ustedes estar en un sitio a la expectativa de ver cómo despierta un presunto cadáver?

Luego de presentarles este breve recuento de los trabajos “más espeluznantes o paranormales” sin duda creo que la mayoría preferiría trabajar en un cementerio… Aunque eso ya es decisión de cada quien.

Velaciones gratis

Por cierto, a petición de mucha gente que se quedó sin participar, hoy hacemos la misma promoción del miércoles pasado, la cual consiste en que haré velaciones sin costo e inmediatas a las 150 primeras personas que me manden su nombre, foto (sólo su rostro, de frente) y fecha de nacimiento al número (9991) 851-703 con la leyenda “lo leí en de peso velación”. La velación consiste en checar si una persona ha cargado algún embrujo, salación o mala vibra.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios