20 de Octubre de 2018

Yucatán

Temor en Yucatán por extraños 'bebés' que lloran

Vecinos creen que el problema podría provenir de una secta que se dedica a recorrer municipios para “plantar” el mal.

Al parecer, los sucesos extraños relacionados con llantos de niños pequeños se han presentado en varios municipios de Yucatán. (espaciodecrianza.com)
Al parecer, los sucesos extraños relacionados con llantos de niños pequeños se han presentado en varios municipios de Yucatán. (espaciodecrianza.com)
Compartir en Facebook Temor en Yucatán por extraños 'bebés' que lloranCompartir en Twiiter Temor en Yucatán por extraños 'bebés' que lloran

SIPSE.com
MÉRIDA, Yuc.- En días pasados recibí el reporte de dos personas del municipio de Oxkutzcab, las cuales han escuchado el llanto de un niño, al parecer, “fantasma” cerca de sus domicilios (ubicados en la carretera rumbo a Maní):

“En el rumbo en donde vivimos, para empezar, no hay niños pequeños. Ese lamento lo hemos escuchado en una casa que está abandonada; ya hasta nos hemos acercado y no se ve a nadie”, dijeron.

El temor de estas personas va más allá de la posibilidad de que se trate del alma en pena de un menor, pues piensan que podría tratarse de una secta o grupo de personas que -se afirma- se han dedicado a recorrer varios municipios para “plantar” el mal.

“Mi cuñado me comentó que algo parecido ocurrió en Tizimín y Valladolid, son unos fuereños que llegan a un pueblo, rentan una casa y de pronto, por las noches, empiezan a escucharse llantos como de niño, pero ni siquiera tienen a menores de edad. Dicen que se trata del demonio al que están invocando en ese momento y emite esos ruidos”.

Y agrega: “Precisamente, en esa casa abandonada, aquí en Oxkutzcab, vivieron un breve tiempo unas personas de aspecto de fuera, y justo cuando se fueron empezaron a escucharse esos lamentos”.

Liberación en Kanasín

Cabe destacar que el año pasado publicamos un caso muy similar que ocurrió en la ciudad de Kanasín, donde incluso unos pastores acudieron a hacer una liberación a la casa en cuestión, dado el miedo que causó entre los vecinos, que claramente escuchaban los llantos de un menor.

Uno de los vecinos del sitio que pude entrevistar estuvo presente durante ese ritual: 

“A mí me invitaron para estar presente en la liberación, pues el pastor decía que debían estar dos personas que tuvieran mucho tiempo viviendo en esa cuadra; más por curiosidad que por creer en lo que iban a hacer, acepté.

Helado por el terror

“Les juro que lo que vi a continuación me dejó helado: mientras el pastor hacía oraciones en la sala y comedor de la vivienda, de pronto empezó a sentirse bastante frío, y cuando entraron a uno de los cuartos se escucharon primero lejos y luego cada vez más cerca ¡el mismo llanto! ¿Pero cómo era posible si no había nadie ahí?

“La verdad, en ese momento me salí de la casa y me fui a la mía, estaba temblando y precisamente por el frío. Al día siguiente vi a mi vecino y me disculpé por haberme ido así de pronto; me dijo que no me preocupara y que lo entendía, entonces me platicó lo que ocurrió esa noche:

“Cuando se empezó a escuchar el llanto, el pastor invocó a los espíritus para que desaparezca esa voz, la cual corresponde al demonio, que en forma de niño trataba por todos los medios de arraigarse en esa casa y hacer mal en toda la colonia”.

“¿Y la familia anterior?, le pregunté.

“Ellos son los que precisamente trajeron el mal a esta casa, a lo mejor son brujos o gente dedicada a ‘plantar’ esos trabajos, pero lo bueno que de inmediato se pudo revertir esta situación gracias a mi pastor, que tiene mucha experiencia en estos casos”, dijo.

Cabe mencionar que las personas de Oxkutzcab ya han localizado a estos pastores y piensan llevarlos a ese sitio para que comprueben si se trata de lo mismo, ya que a raíz del caso ocurrido en Kanasín, también hubo reportes del mismo llanto en diversas colonias de Mérida.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios