25 de Febrero de 2018

Yucatán

Aparecen 'duendes' en el cementerio de Valladolid

'Los vimos en una de las tumbas y nos dio miedo, ya que no es común ver este tipo de seres en un cementerio'.

Duendes encontrados en Chichimilá, unos similares estaban en el cementerio de Valladolid. (Jorge Moreno/SIPSE)
Duendes encontrados en Chichimilá, unos similares estaban en el cementerio de Valladolid. (Jorge Moreno/SIPSE)
Compartir en Facebook Aparecen 'duendes' en el cementerio de ValladolidCompartir en Twiiter Aparecen 'duendes' en el cementerio de Valladolid

Jorge Moreno/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- El pasado 25 de julio, subieron a la red social de Facebook una serie de fotografías en donde se dejaba ver a una colección de siete “duendes” que, según la persona que los publicó, aparecieron en la albarrada que rodea su vivienda (en el municipio de Chichimilá) de un día para otro, por lo cual se especulaba que podrían estar embrujados y había empezado a causar temor. 

Justo al mes de que ocurrió esto, se reporta que en el cementerio de Valladolid (ciudad ubicada cerca de Chichimilá) han aparecido cuatro de estos mismos duendes, acomodados en una de las tumbas:

“Los vimos en una de las tumbas y nos dio miedo, ya que no es común ver este tipo de seres en un cementerio”, dijo una de las señoras que lo vieron.

Sin embargo, esto podría tratarse de una broma, ya que no hay una relación entre estos duendes (denominados elfos) con un camposanto, ni en cuanto a brujería; quizás alguna persona los dejó por olvido, ya que tal y como menciona la señora, a las pocas horas desaparecieron y nadie más supo al respecto.

En cuanto a lo ocurrido en Chichimilá, una persona que responde al nombre de Marbella, fue la encargada de difundir la información que en poco tiempo se volvió viral por la red, debido a que causaba intriga, curiosidad y gracia para algunos. La persona antes mencionada fue la que encontró a estos objetos en su casa, dentro de una bolsa negra a un costado de la albarrada, en su publicación señalaba que los había hallado de un momento a otro y que no tenía idea de quién los había dejado ahí, y mucho menos para qué.

Nerviosismo

Los “duendes” como los llamaba, tiene una apariencia antigua y un poco extravagante, por lo cual, llaman demasiado la atención, y a su vez transmite un poco de miedo a quienes los ven. Algunos tenían la apariencia de brujas, con sombrero y la nariz puntiaguda. 

Algunas personas afirman que hasta los elementos de la Policía Municipal tuvieron miedo, ya que con trabajo se acercaron a tomar conocimiento de este hecho de terror.

Las personas que acudieron a verlos en su domicilio tenían distinto puntos de vista referente a ellos, algunos comentaban que se trataban de artefactos de brujería y por eso los habían abandonado; otros, que se trataban de duendes y quizás fueron ellos mismos los que llegaron hasta allí, y unos más señalaban que únicamente son muñecos fabricados en serie y vendidos en cualquier centro comercial y, por consiguiente, no podrían tener ningún tipo de magia. 

Lo curioso en este caso, es que a las pocas horas de que fueron encontrados, al menos la mitad de ellos desapareció. Esto había provocado más nerviosismo y algunas personas dijeron que vieron cuando sus “dueños originales” se los llevaron para quemarlos y evitar cualquier tipo de mal. Hay quienes dicen que se los robaron o que se fueron por sí solos. Sin embargo hay otra versión que señala que fueron los vecinos quienes incineraron a estos muñecos.

Es importante mencionar que la fuente original (el perfil de Marbella) eliminó el contenido que había compartido, puesto que debido al enorme interés que había provocado, decenas de personas estaban haciendo eco de la información; incluso, otros portales de noticias locales, y mucha gente la estaban atacando verbalmente, diciéndole que sólo quería llamar la atención. 

Adquieren vida

Después de ver las fotografías, pudimos constatar que en efecto se trata de una especie familiarizada con los duendes debido a las características similares que poseen; sin embargo, se tratan de elfos, los cuales son de origen nórdico. Son creados con el objetivo de proteger a la naturaleza y al mismo tiempo, producir armonía y energía positiva, por ello es muy común que las personas los utilicen como amuletos dentro de sus viviendas. Suelen tener orejas grandes y puntiagudas, barbas largas y ojos relucientes.

Y como muchas personas comentaban, es normal que se encuentren en venta en centros comerciales e incluso en tiendas de artesanías a altos costos. Pero no por el hecho de ser piezas elaboradas por montón significa que no puedan poseer vida. 

Para que esto último pueda ocurrir deben ser trabajados bajo un mantra, bañados con especies naturales, etc.; de esta manera, obtienen vida energética, convirtiéndolos en guardianes de un hogar, o en elfos negativos, dependiendo a la magia que se emplee en ellos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios