19 de Agosto de 2018

Yucatán

Escalofriante Día del abuelo

Fernando Salazar asegura que el pasado 28 de agosto su abuelo ya fallecido se manifestó para llamar su atención.

Tal vez el abuelo quería que su nieto y sus bisnietos lo visitaran en el panteón. (Jorge Moreno/SIPSE)
Tal vez el abuelo quería que su nieto y sus bisnietos lo visitaran en el panteón. (Jorge Moreno/SIPSE)
Compartir en Facebook Escalofriante Día del abueloCompartir en Twiiter Escalofriante Día del abuelo

Jorge Moreno/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- El 28 de agosto pasado se celebró en México el Día del abuelo, y aunque en la conmemoración no se aclara si el festejo es sólo para los abuelos “vivos”, esto poco pareció importarle a un difunto que a juicio de su familia, se manifestó para celebrar con ellos.

Lo que ocurrió me lo contó hace un par de días Fernando Salazar Carrión y su esposa, quienes son de Zapopan, Jalisco, pero viven en la ciudad de Mérida desde hace casi 20 años:

“Todo inició el día de la celebración del día de los abuelos, nosotros tenemos tres hijos, todos ellos menores de edad y no tenemos la dicha de ser abuelos aún; mis papás y los de mi esposa ya son difuntos, por lo que ese día fue para nosotros normal pues no habían abuelitos a los cuales festejar.

“De pronto, en la mañana, dice mi hijo menor (de 10 años de edad) que vio a un señor parado en el patio de la casa, junto a una mata de limón que tenemos, pero como nos lo dijo hasta el mediodía, la verdad no le hicimos mucho caso; es más, creo que porque andábamos ocupados con el quehacer de a casa ni siquiera pensamos en la probabilidad de que un ladrón se hubiera metido a nuestro patio.

Un señor con "sombrerito"

“Pero en la tarde, a eso de las cinco, de pronto mis otros dos hijos (de 12 y 14 años) salieron asustados de su cuarto porque vieron a un señor con un sombrerito; enseguida subimos a su cuarto y no había nadie, y la ventana tiene protectores, por lo que no había posibilidad que se escapara ese supuesto intruso.

“Sin embargo, era tal la insistencia de mis hijos, que empezamos a creer que a lo mejor se trataba de un fantasma, en lo personal ya había tenido experiencias con el más allá y sí creo en estas cosas, por eso les di importancia a lo que decían mis hijos.

Reconocen al abuelo

“Ya en la noche, decidí sacar un antiguo álbum de fotos para buscar una imagen de un carro que tenía cuando vivía en Zapopan; en eso estaba, cuando se acercó uno de mis hijos a ver las fotos y de pronto pega el grito y me dice que en una de esas fotos estaba la persona que había visto en el cuarto. Cuando se acerca mi otro hijo, sin que yo le señale cuál foto era, también coincide en que era la misma persona que había visto en el patio por la mañana.

“Se trataba de mi abuelo Tomás, a quien mis hijos nunca conocieron ni siquiera en fotos; es más, ese álbum ellos no lo habían visto nunca porque es muy pequeño y no es propiamente familiar, sino de un trabajo que tenía en Jalisco y en una foto se había colado mi abuelo, a lo lejos.

“Fue hasta el día siguiente en que nos empieza a caer el veinte que el día anterior fue el Día del Abuelo y muy posiblemente por eso se manifestó en la casa; era mi abuelo y bisabuelo de mis hijos.

“Él, precisamente estaba enterrado en Mérida, ya que era nativo de aquí, y creo que fue una manera de decirme que lo tengo muy abandonado, ya que sólo dos veces en 20 años he ido a verlo al panteón. Ese mismo día compré unas flores y fui con toda mi familia al cementerio, porque creo que de cierta forma quería que yo, su nieto, vaya a verlo y quizás también quería conocer a sus bisnietos.

“Y si la manifestación fue el Día del Abuelo no sé si fue casualidad o fue la forma de llamar la atención para que nosotros entendiéramos que quería que lo visitemos en el panteón”, finalizó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios