20 de Septiembre de 2018

Yucatán

El impactante caso de 'el cisne negro'

Se cuenta que por su culpa pasaron a mejor vida más de 50 personas.

El 'cisne negro'le daba temor a todas las personas que lo veían. Este artefacto era usado principalmente para hacer magia negra. (Jorge Moreno/SIPSE)
El 'cisne negro'le daba temor a todas las personas que lo veían. Este artefacto era usado principalmente para hacer magia negra. (Jorge Moreno/SIPSE)
Compartir en Facebook El impactante caso de 'el cisne negro'Compartir en Twiiter El impactante caso de 'el cisne negro'

Jorge Moreno/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Esta ocasión les presento la primera parte de una investigación reciente que realicé sobre un objeto de magia negra que estaba en Nueva Orleans, Louisiana, EU, y que por azares del destino (y gracias al portal sipse.com) hoy se encuentra más cerca de lo que imaginan, pero vayamos por partes.

En el año 2005 el huracán "Katrina" devastó una amplia zona de Nueva Orleans, con más de 103 mil millones de dólares en pérdidas materiales y casi dos mil muertos. Muchos de ustedes ya saben esto porque se enteraron en las noticias en aquel entonces, pero dentro de las víctimas mortales hubo cuatro hechiceros de magia negra vudú y yoruba, quienes no pudieron sobrevivir debido a que se quedaron en sus casas para cuidar sus pertenencias las cuales las consideraban muy valiosas porque con ellas realizaban sus trabajos.

Tras el huracán muchas de esas cosas se destruyeron, y otras pasaron a ser propiedad de quienes se las encontraron en la calle; sin saber lo que era, guardaron algunos de estos objetos y/o vendieron lo que consideraron que no querían tener en sus casas (quizás por miedo)... De todas estas cosas hay una en especial, una reliquia de magia negra llamada "El cisne negro".

Lo primero que se le viene a la mente a muchas personas cuando escuchan la frase "el cisne negro" es la película del mismo nombre (2010) que estelarizó Natalie Portman, o bien, "El lago de los cisnes" del teatro Bolshoi; sin embargo, “el cisne negro” también era el apodo de un brujo puertorriqueño que vivía en Nueva Orleans y que falleció durante el huracán "Katrina" en el año 2005. 

Uno de los artefactos que tenía para hacer magia era una especia de cabeza humana de tamaño real que usaba para realizar conjuros malignos y a través del cual podías contactar a los espíritus (similar a la Ouija).

Decenas de personas acudían los martes y viernes a su consultorio en busca de que “el cisne negro” los atendiera. Con el huracán, este objeto, del cual también apodan de la misma forma, se perdió, o al menos eso se creía.

Hechicero sanguinario

Javier Arvelo era el nombre del santero puertorriqueño que vivía en Nueva Orleans y que era conocido como “El Cisne Negro”; tenía 52 años de edad cuando murió y desde niño sus abuelos le enseñaron la magia, principalmente la Vudú; llegó muy joven a EU a la edad de 16 años y al poco tiempo empezó a hacer trabajos de brujería. 

Le decían "el cisne negro" porque en una ocasión para hacer un conjuro consiguió un cisne (blanco) el cual bañó de un líquido negro y después lo limpió, para ponerse ese mismo líquido en todo el cuerpo y tardó una semana en quitárselo (incluso salía así a la calle). Muchos al principio lo criticaron porque pensaban que había sacrificado al pobre animal, pero luego se sorprendieron cuando se enteraron que en realidad lo había salvado, pues para ese conjuro debería matar al cisne o bien usar el mismo el líquido negro, y con tal de no sacrificarlo se puso esas pócimas en todo el cuerpo y el cisne lo conservó vivo por varios meses.  

A pesar de ser aparentemente benévolo con los animales, el hechicero apodado era sanguinario en sus trabajos, pues principalmente hacía magia negra; se cuenta que por su culpa pasaron a mejor vida más de 50 personas; trabajaba a través de un amuleto negro en forma de cabeza humana que tenía una gran cantidad de esencias y polvos especiales, fueron varias las personas las que lo lograron ver cuando iban a consultar y afirmaban que los ojos de pronto se iluminaban.

Con el paso del huracán este objeto se dio por perdido ya que su casa fue totalmente destruida y el agua se llevo todo a su paso… Sin embargo, diez años después este artefacto (también conocido como CISNE NEGRO en honor a su dueño) apareció, a decenas de kilómetros de ahí. 

No se pierda mañana en esta misma sección el desenlace de este reportaje.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios