10 de Diciembre de 2018

Yucatán

 / Clima

Especialistas batallan con pronósticos de ciclones

Reconocen que en los preparativos para enfrentar un fenómeno climático, como los huracanes, aún hay muchos problemas, ya que las predicciones no son exactas.

Lixión Ávila, de camisa verde, señaló que la población debe estar preparada en caso de un huracán. (José Acosta/SIPSE)
Lixión Ávila, de camisa verde, señaló que la población debe estar preparada en caso de un huracán. (José Acosta/SIPSE)
Compartir en Facebook Especialistas batallan con pronósticos de ciclonesCompartir en Twiiter Especialistas batallan con pronósticos de ciclones

Candelario Robles/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- El especialista del Centro Nacional de Huracanes de Miami (NOAA), Lixión Ávila, señaló que en los preparativos para enfrentar un fenómeno climático, como los huracanes, aún existen muchos problemas, ya que los pronósticos todavía no son exactos.

En entrevista, destacó que pese a que la tecnología y la ciencia han avanzado en ese rubro, los pronósticos de trayectoria y de intensidad de los huracanes siguen presentando fallas.

“Por eso es que la población tiene que alistarse y todas las entidades tienen que prepararse para ese error en los pronósticos”, dijo.

Por ejemplo, explicó, se pronostican huracanes usando modelos de computación numérica sofisticados, “sin embargo, esos sistemas siguen fallando”. 

En ese contexto, Lixión Ávila destacó la llegada del cazahuracanes a Mérida, puesto que la presencia de la nave tiene como principal objetivo crear conciencia en la población sobre la gravedad de los ciclones.

El cubanoestadounidense que encabeza el equipo de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de la Fuerza Aérea de Estados Unidos (NOAA), expresó que  pese a ello, con las investigaciones de los cazahuracanes se ha avanzado, sobre todo porque hace 20 años el error de trayectoria de dichos fenómenos era grande; ahora, con los datos que recaban, se puede predecir mejor el rumbo que tomarán.

El investigador del Centro Meteorológico de la ciudad de Miami, Florida, Estados Unidos, expresó que el avión obtiene datos para hacer un pronóstico meteorológico y salvar vidas humanas.

“Un avión va cada seis horas al huracán para ir midiendo, va uno y regresa el otro, tenemos 10 de éstos”, explicó.

Lixión Ávila recomendó a la población y a las instituciones a no confiarse al 100 por ciento en los anuncios que se realizan de los huracanes en la actualidad, “el mensaje es que pronósticos de largo plazo no tienen gran importancia en el punto de vista de la preparación, usted tiene que alistarse de todas maneras para uno y para ninguno”.

Destacó que las zonas del Golfo de México, del Caribe y del Atlántico son las únicas en el mundo que cuentan con la labor de estas aeronaves, ya que en otras regiones del globo terráqueo no tienen dicha infraestructura.

Explicó que en la temporada de ciclones, el Centro Nacional de Huracanes recomienda al Escuadrón de Reconocimiento Meteorológico de la Fuerza Aérea de EU acudir a las zonas en donde se piensa se desarrollarán los disturbios, para que realicen los estudios correspondientes. 

Meteorólogos comparten información

El avión cazahuracanes de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos aterrizó ayer en el Aeropuerto Internacional de Mérida “Manuel Crescencio Rejón”; la unidad meteorológica permite pronósticos de los ciclones tropicales, lo cual facilita tomar medidas para salvar miles de vidas.

Como cada año al acercarse la temporada de ciclones, la aeronave llegó junto con personal del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NOAA) y la Fuerza Aérea Estadounidense para intercambiar experiencias con sus homólogos mexicanos.

Roberto Pinzón Álvarez, director del Organismo de Cuenca de la Península de Yucatán de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), informó que la visita del personal de la NOAA obedece al plan de actualización de la Organización Meteorológica Mundial, que establece la tarea de promover actividades de difusión para la protección de la población antes, durante y después de la temporada de ciclones tropicales.

El cazahuracanes es un avión tipo Hércules con capacidad de carga de 48 toneladas, se eleva hasta 35 mil pies de altura y puede volar hasta 15 horas, lo que permite recolectar información sobre los ciclones para calcular con mayor precisión su ubicación, trayectoria y velocidad.

El comandante de la misión, Jefrey Ragosa, explicó que el avión es como una plataforma de observación de todo lo que tenga que ver con el clima, como temperatura, humedad, dirección del viento, lo cual se captura en las computadoras de la nave.

Explicó que para cumplir su tarea estas naves tienen diversos sensores y dispositivos que miden las variables meteorológicas que facilitan estudiar el comportamiento de los ciclones tropicales, lo que ayuda a pronósticos más exactos.

“Toda la información que recolecta el avión, como temperaturas, presión atmosférica y velocidad de los vientos son enviados de manera inmediata al Centro Nacional de Huracanes, el cual emite informes sobre el pronóstico y trayectoria de huracanes y tormentas tropicales”, destacó.

Drones en el ojo del huracán

Los drones (aviones no tripulados) empezaron a ser usados en algunos casos para ayudar a los cazahuracanes a realizar estudios en pleno “ojo del ciclón”, por lo que en un futuro pudieran ayudar más en la investigación de los fenómenos climáticos, adelantó el especialista del Centro Nacional de Huracanes de Miami (NOAA), Lixión Ávila.

“Practicamos con algunos, pero nos falta mucho para mejorar la técnica de navegación en los aparatos no tripulados, por lo que para sustituir los aviones tradicionales para estos estudios aún estamos muy lejos”, consideró.

El especialista adelantó que con los avances de la ciencia en un futuro seguramente los drones sustituirán a los cazahuracanes y con ello alejar el riesgo de la tripulación que viaja al centro del ojo del huracán.

“En la ciencia hay que tener esperanza que todo se puede hacer algún día, por lo que en un futuro se pudieran usar los no tripulados”, adelantó. Lixión Ávila destacó que en los últimos 30 años los escuadrones de cazahuracanes no han sufrido percance que hayan costado vidas humanas o la pérdida de alguna aeronave.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios