21 de Enero de 2018

Yucatán

Reportan que escultura de monaguillo tienen vida (video)

La historia de esta figura que se encuentra en una iglesia de Valladolid, Yucatán, tiene su origen en la provincia española de Castilla.

Luisín conoció la eternidad de una peculiar manera, hace muchos siglos. (J. Moreno/ SIPSE)
Luisín conoció la eternidad de una peculiar manera, hace muchos siglos. (J. Moreno/ SIPSE)
Compartir en Facebook Reportan que escultura de monaguillo tienen vida (video)Compartir en Twiiter Reportan que escultura de monaguillo tienen vida (video)

Jorge Moreno/ SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- El pasado fin de semana Ricardo Cervantes, jefe de información de la revista Misterios, viajó a Valladolid y conoció la popular historia sobre la estatua de un monaguillo que se encuentra en la iglesia de San Servacio.

La gente de esta ciudad comenta que este monaguillo tiene vida propia, ya que suele moverse y cada determinado tiempo cambia de lugar. Además de que no se conoce su significado.  

Después de investigar sobre la peculiar estatua se pudo corroborar que tiene nombre, "Luisín, el niño que conoció la etenidad". 

La leyenda inicia siglos antes en la provincia española de Castilla, específicamente en un monasterio de franciscanos. Un día llegó a este lugar un niño de unos diez años, quien se llamaba Luisín, era huérfano y vivía de la comida que le regalaba la gente. 

Poco a poco los monjes se encariñaron con él, cada vez que aparecía todo era felicidad, le daban de comer y a cambio el pagaba su alimento colocándose en la puerta de la iglesia para pedir limosna.

Tal vez te interese: Policía vio a fantasma 'juguetón' en la carretera

Cuando llegaba al monasterio Luisín solía hacer una pregunta a los padres: ¿Cuánto dura la eternidad? Ellos contestaban que para Dios mil años duraba un día, y un día duraba mil años. Luisín no entendía lo que los religiosos querían decir. 

En una ocasión Luisín estaba afuera de la iglesia mientras se realizaba la misa. Cuando ingresó a entregar las limosnas, se dio cuenta que los fraíles que el conocía no estaban en el lugar. Ingresó al monasterio y tampoco reconoció a nadie, y los religiosos tampoco sabían quién era Luisín. 

Dicen que viajó 150 años en el tiempo mientras se efectuaba la misa. En ese momento el muchachito supo cuánto tiempo dura la enfermedad. Esto se convirtió en una leyenda en esa región de España. 

Por tal motivo y en honor a “Luisín”, muchas iglesias como la de Valladolid tienen en la entrada la estatua de un monaguillo que recoge las limosnas y dicen que en ocasiones, el espíritu del niño invade las esculturas.

 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios