23 de Enero de 2018

Yucatán

Meteorito de Chicxulub, tiro de gracia a los dinosaurios

Un estudioso británico sostiene que los dinosaurios atravesaban su peor periodo de vulnerabilidad cuando el asteroide impactó la Tierra.

Cuando el meteorito impactó en la parte norte de Yucatán, los dinosaurios atravesaban su periodo de mayor vulnerabilidad. (Archivo/SIPSE)
Cuando el meteorito impactó en la parte norte de Yucatán, los dinosaurios atravesaban su periodo de mayor vulnerabilidad. (Archivo/SIPSE)
Compartir en Facebook Meteorito de Chicxulub, tiro de gracia a los dinosauriosCompartir en Twiiter Meteorito de Chicxulub, tiro de gracia a los dinosaurios

Agencias
LONDRES, Inglaterra.- Los dinosaurios se extinguieron de la faz de la Tierra por el impacto de un asteroide que golpeó el planeta cuando esos animales atravesaban su período de mayor vulnerabilidad, de acuerdo a un estudio de la Universidad de Edimburgo.

Stephen Brusatte, una de las mayores eminencias internacionales en el estudio de los dinosaurios, concluyó que los gigantes prehistóricos podrían haber seguido vivos sobre la Tierra si el gran asteroide que cayó en la Península de Yucatán hubiera golpeado el planeta algunos millones de años antes o después. 

Durante años, se ha manejado la teoría de que el impacto del asteroide que creó el cráter de Chicxulub, de 177 kilómetros de diámetro en las costas de la citada península, enfrió la tierra y provoco la extinción de los dinosaurios.

Brusatte es el autor principal de un nuevo estudio que sostiene que el asteroide golpeó la Tierra en un momento en que las subidas del nivel del mar y el aumento en la actividad de los volcanes hicieron que muchas especies fueran más susceptibles a la extinción. 

El investigador calificó lo sucedido como un "extraordinario golpe de mala suerte" para los dinosaurios. Asimismo, dijo que si los dinosaurios hubieran sobrevivido sería muy improbable que los mamíferos más pequeños llenaran el vacío ecológico y existieran hoy en día los seres humanos.

El estudio fue publicado en la revista especializada Biological Reviews.

"Fue una tormenta perfecta de hechos que ocurrieron cuando los dinosaurios atravesaban su período de mayor vulnerabilidad", destacó Brusatte, paleontólogo de la Universidad de Edimburgo.

Decline gradual

La investigación científica fue elaborada por once expertos internacionales provenientes de Gran Bretaña, Estados Unidos y Canadá, y evaluó los últimos avances sobre la extinción de dinosaurios hace 66 millones de años.

Los paleontólogos analizaron una de las teorías, que indica que los dinosaurios comenzaron a extinguirse poco antes de que un asteroide impactara contra la Tierra.

Una de las preguntas claves de los científicos fue si ese decline gradual de los dinosaurios hubiera llevado a la extinción de esos gigantes prehistóricos incluso si el asteroide no hubiera impactado contra el planeta.

Los expertos concluyeron que aunque algunas especies de dinosaurios herbívoros en América del Norte estaban en declinación previo al impacto del asteroide, no hay evidencia concreta que indique que hubieran desaparecido de la Tierra.

De todos modos, los investigadores creen que un aumento de los niveles del mar y de una mayor actividad volcánica hizo que muchas especies de dinosaurios se volvieran más susceptibles a la extinción previo a la colisión del asteroide. 

Difícil desaparición

Brusatte considera que si el asteroide hubiera chocado contra la Tierra algunos millones de años antes de esos cambios medioambientales, o varios millones de años después, cuando las especies de dinosaurios se hubieran recuperado, estarían hoy viviendo en el planeta.

"Cinco millones de años antes del impacto del asteroide los ecosistemas de dinosaurios eran mucho más sólidos, más diversos, la base de la cadena alimenticia era más robusta y hubiera sido mucho más difícil la desaparición de tantas especies", subrayó.

"Si hubieran tenido algunos varios millones de años más para recuperar su diversidad, habrían tenido muchas mejores posibilidades de sobrevivir el impacto del asteroide. Los dinosaurios llevaban 160 millones de años en la Tierra, eran muy hábiles en cuanto a la diversidad, y se hubieran recuperado", continuó.

Fue justamente debido a la extinción de los dinosaurios que los mamíferos, incluidos los seres humanos, lograron diversificarse y evolucionar. 

Evidencia directa

En mayo pasado, los geólogos de la Universidad de Utrecht, de la Universidad VU en Amsterdam y del Instituto Holandés para la Investigación Marina Real (NIOZ), aseguraron haber localizado la primera evidencia directa de los efectos de la formación de polvo y aerosoles en la atmósfera terrestre hace 66 millones de años.

Los científicos documentaron una importante disminución de la temperatura superficial del mar, al analizar los sedimentos fosilizados de la región del Río Brazos, en Texas, una región que en la antigüedad era mar.

"Los sedimentos de Texas nos demostraron que el choque del meteorito fue seguido por un tsunami, tras lo cual sobrevino luego un fuerte enfriamiento del mar", explicó Vellekoop.

"Con las nuevas tecnologías podemos ver que la temperatura del mar se redujo de 30 grados centígrados a 23 grados centígrados o incluso por debajo”, explicó.

(Con información de Ansa Latina)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios