19 de Octubre de 2018

Yucatán

Le quitaron la quijada a un oso para que no mordiera a domadores

En el circo, al oso lo alimentaban con pasteles y arroz con leche; ahora come pescado, salmón con piel...

Al oso <i>Invictus</i> no sólo se le rehabilita físicamente, sino también conductualmente, es decir, se busca que 'retome' las actividades o conductas 'salvajes'. (SdP)
Al oso Invictus no sólo se le rehabilita físicamente, sino también conductualmente, es decir, se busca que 'retome' las actividades o conductas 'salvajes'. (SdP)
Compartir en Facebook Le quitaron la quijada a un oso para que no mordiera a domadoresCompartir en Twiiter Le quitaron la quijada a un oso para que no mordiera a domadores

Agencias
MÉRIDA, Yuc.- Gracias a los trabajos de inspección y vigilancia por parte de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) lograron incautar del circo Harley en Yucatán a un oso negro el cual fue víctima extremo maltrato animal.

Brutales y evidentes señales de violencia, como la mutilación del maxilar inferior y la dentadura superior “para evitar que no mordiera durante el espectáculo”, provocó molestia por parte de la gente.

Gracias a las denuncias, el ejemplar asegurado por la Profepa fue trasladado al Bioparque Convivencia Pachuca en el mes de mayo pasado, donde ha recibido atención por parte de médicos veterinarios y gracias a ellos se le está fabricando una prótesis.

Erika Ortigoza, directora del Bioparque y representante legal de la Unidad de Rescate, Rehabilitación y Reubicación de Fauna Silvestre endémica y exótica explicó:

“Uno de los mejores maxilofaciales que tenemos en México y Latinoamérica, el doctor Ignacio Calleja Ahedo, y médicos veterinarios de muchísimo prestigio están trabajando en él para rehabilitarlo y empoderarlo porque no sólo rehabilitamos físicamente sino también conductual y mentalmente”.

Destacó que espera que recupere la fuerza y su instinto salvaje que trae adentro porque hasta eso nos hemos encargado de robarles a ese tipo de especies; además de la rehabilitación física, se le dé seguimiento al proceso administrativo y jurídico que rodea su caso porque también era víctima del tráfico ilegal.

"Lo que le hicieron fue un acto de maltrato sin precedentes porque mutilaron a un oso sin que hubiera un antecedente de bacterias. Ahora está en proceso de reconstrucción facial para devolverle algo a nuestro hermoso y amado Invictus, como la dignidad, porque no era "la bailarina Nait" como la llamaban", comentó.

En el circo, al oso lo alimentaban con pasteles y arroz con leche; ahora come pescado, salmón con piel, entre otros, que le ha servido en su pelaje y la toma de antibióticos ha servido para erradicar las infecciones con las que llegó.

(Con información de SdP)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios