21 de Septiembre de 2018

Yucatán

Extraños sucesos en casa de Pedro Infante en Mérida

Varias personas afirman haber experimentado recientemente sucesos extraños en torno al cantante y actor en la casa donde vivió en Mérida.

Esta es la piscina en la que a diario se bañaba Pedro Infante y que ahora es usada por huéspedes del hotel. (SIPSE)
Esta es la piscina en la que a diario se bañaba Pedro Infante y que ahora es usada por huéspedes del hotel. (SIPSE)
Compartir en Facebook Extraños sucesos en casa de Pedro Infante en Mérida Compartir en Twiiter Extraños sucesos en casa de Pedro Infante en Mérida

Jorge Moreno/SIPSE

MÉRIDA, Yuc.- Este martes se cumplió el 57 aniversario de la muerte del 'Ídolo de México', Pedro Infante, y a pesar del tiempo transcurrido, aún ocurren sucesos extraños considerados paranormales, tanto en la casa en donde vivió en Mérida (hoy convertida en el hotel Boulevard Infante, ubicado en la avenida Itzaes) como en las casas de personas allegadas al cantante y actor.

En días pasados entrevisté a la señora Beckina Fernández, coordinadora de la galería “Amorcito Corazón”, que se ubica en el interior del hotel y que incluye un museo en donde los fanáticos de Infante se reúnen todos los viernes para recordarlo.

La señora Fernández comenta que el 'Ídolo de México' sigue haciendo sus “travesuras”: “Hace unos días mandé a enmarcar una foto inédita de Pedro, la cual se restauró y se iba a presentar el día de su aniversario luctuoso en la galería, pero ésta desapareció de forma inexplicable en el domicilio de la persona encargada de este trabajo. Él jura y perjura que la foto desapareció sin explicación lógica”, dijo.

Cabe destacar que la piscina que Pedro Infante mandó a construir en su casa es la misma que ahora el hotel usa para sus inquilinos; ahí, una familia que provenía del Estado de México afirmó haberlo visto. 

“No sabemos si fue sugestión, pero me pareció ver la silueta de una persona mientras nos bañábamos. Nosotros ni sabíamos que aquí había vivido Pedro Infante, pensamos que el nombre del hotel era solamente en honor a su memoria, pero estoy segura de lo que vi, al igual que mi marido, pues él también estaba conmigo en la piscina cuando lo vimos”, afirma la señora Monserrat.

En el interior del hotel se encuentran tres habitaciones que han quedado intactas y son sede de la galería, en donde se pueden apreciar muchas de las pertenencias que usaba en vida (sillones, un televisor, tijeras de cabello e incluso una pieza del avión que piloteaba cuando murió, etc.), así como souvenirs, tales como pósters de sus películas y sus discos (en vinil), entre otras cosas.

Hay quienes atribuyen las manifestaciones a que Pedro vivió sus últimos diez años en esa casa (cuando tenía conciertos, presentaciones o tenía que filmar películas se iba por temporadas al Distrito Federal o a donde fuera necesario) y por ello su esencia se quedó ahí.

Alma anclada

Otros agregan que debido a que el día de la tragedia lo velaron en ese lugar, ese es el motivo por el cual su alma permanece anclada allí. 

La señora Beckina confirma que tras el accidente su cuerpo fue llevado a su casa de la avenida Itzaes para que lo velen y fue hasta la madrugada del día siguiente cuando trasladaron sus restos a la Ciudad de México para continuar con la velación y el entierro.

Hace tres años hice una investigación a fondo en ese sitio. En la primera etapa me enfoqué a hacer un recorrido por todo el lugar, grabar, tomar cientos de fotos y entrevistar a varios testigos; posteriormente, acudimos de nuevo en una visita nocturna acompañados del brujo blanco Mario Leal Caballero, que tiene el don de sentir las almas en pena con tan sólo tocar los objetos que en vida le pertenecieron al difunto.

El “brujo blanco”, de origen yucateco, cuenta con más de 40 años de experiencia en estos menesteres. Afirmó que en la primera habitación percibía de forma muy leve la esencia de Pedro, tocó un televisor y dos sillones que le habían pertenecido en vida y consideró que la energía que se sentía era mínima.

Presencia más fuerte

Sin embargo al momento de entrar al segundo cuarto (donde velaron a Infante), de inmediato sintió su presencia e incluso empezó a describir en donde había estado el ataúd y todo lo que en ese entonces había ocurrido, como por ejemplo una puerta que clausuraron hace mucho y de la cual ya no hay ni rastros, pero la señora Beckina confirmó que sí estaba ahí.

“Pedro está aquí, no se quiere ir porque es su casa, cuando las personas mueren de forma trágica e inesperada tardan mucho en irse, aunque se demoliera la casa y se reconstruya, su alma en pena permanecerá aquí”, dijo Leal Caballero.

Posteriormente en el área de la piscina también sintió su energía, esto quizás porque ahí todos los días sin excepción se metía Infante a nadar, ya que en vida siempre se quejaba del calor de la ciudad de Mérida. 

Al revisar el video descubrimos que en dos partes hay unas manifestaciones extrañas; en la primera se alcanzan a ver unas luces de colores que prenden y apagan de forma irregular y en el área de la piscina una “bola de luz amarilla se va de un lado hacia otro.

Ambas cosas ocurrieron justo cuando la señora Beckina mencionaba que Pedro era un “ser de luz”, como si su esencia o alma en pena reafirmara lo que ella decía.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios