24 de Septiembre de 2018

Yucatán

Fantasma de la niña del 'Stella Maris' ronda panteón de Progreso

Progreseños aseguran que en estos días de Fieles Difuntos, la pequeña se apareció en el lugar donde fue enterrada.

Muy cerca de esta tumba del cementerio de Progreso se apareció la niña. (Jorge Moreno/SIPSE)
Muy cerca de esta tumba del cementerio de Progreso se apareció la niña. (Jorge Moreno/SIPSE)
Compartir en Facebook Fantasma de la niña del 'Stella Maris' ronda panteón de ProgresoCompartir en Twiiter Fantasma de la niña del 'Stella Maris' ronda panteón de Progreso

Jorge Moreno/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- En días pasados investigué unos reportes sobre una niña fantasma que ha sido vista por varias personas en el interior del cementerio municipal del puerto de Progreso.

Según aseguran, fueron los días 1 y de 2 noviembre pasado, época en que hay más gente en el panteón debido a los tradicionales festejos del Día de Muertos y llama la atención que uno de los testigos asegure que se trata de la “niña fantasma” del centro comunitarioStella Maris”, que se ubica en esa misma ciudad porteña.

“Yo vi a esa niña deambulando por una de las tumbas el primero de noviembre pasado, cuando acudí a ver a mis difuntos padres; creo que se trata de la niña que murió en el Stella Maris, ya que sus rasgos físicos son muy parecidos”, afirmó.

Otra familia, que vive en la colonia Cházaro Pérez, afirmó que la vieron un día antes, es decir el 31 de octubre: “fuimos como cada año a llevarle flores a mi abuelo cuando de pronto mi hija me dijo que había visto a una niña sentada en una de las tumbas, pero que de pronto desapareció, yo lógicamente no le creí, pero un rato después yo misma la pude ver junto con mi marido, quedamos muy sorprendidos y asustados”, afirma doña Norma Centeno.

Y agrega “la niña se veía triste, su vestidito sucio pero era un trajecito muy antiguo como los que se usaban en el siglo pasado, y de pronto como que se fue desvaneciendo junto a la tumba y yo sólo me persigné, creo que es un fantasmita de los miles que regresan en las épocas de los fieles difuntos a visitar a sus seres queridos que están vivos”, dijo.

Cabe recordar que la casona “Stella Maris” del puerto de Progreso es para muchos sinónimo de terror debido a los fenómenos paranormales que ahí han ocurrido y que incluso han podido ser documentados a través de fotos y videos; y es que con tan solo ver su imponente arquitectura (tanto exterior como interior), permite suponer que este sitio encierra varias historias que se han ido acumulando a través de las décadas.

Primer contacto

Acudí por primera vez a este sitio a finales del año 2006, debido a que varios progreseños se habían comunicado para reportar la aparición fantasmal de una niña de seis o siete años que ahí rondaba, pero la única forma de comprobarlo era ir al lugar de los hechos e iniciar una investigación.

De lo primero que me enteré es que en ese entonces el Centro Stella Maris “Ana Peón Aznar” (su nombre oficial) estaba habilitado como una escuela para adultos mayores, casi 200 personas de diversas comisarías del puerto acudían ahí todos los días en diversos horarios para finalizar sus estudios de primaria y secundaria y era administrado por la iglesia católica.

Personal docente, administrativo y varios alumnos ya habían visto la presencia fantasmal de la niña, la cual dicen, falleció en ese sitio hace varias décadas, al parecer, sus papás fueron los primeros dueños de esta casa de arquitectura francesa y de cierta forma no sabía que ya no pertenecía a este mundo y por ese motivo rondaba en lo que ella aún consideraba su casa.

Conseguí un permiso para hacer una investigación en forma y lo primero que hice fue entrevistar al velador de ese entonces, quien me confirmó que algunas secretarias de pronto, cuando estaban solas, veían a la niña corriendo entre los pasillos, la niña llevasba un vestidito blanco, antiguo, como se usaba a inicios del siglo anterior.

Me decían que esta niña se dejaba ver mayormente en la planta alta del edificio, pero también en los patios traseros, donde incluso, en una ocasión, un empleado del servicio recolector de basura se llevó el susto de su vida al ver a la pequeña escondida junto a unos tambores, para luego desaparecer ante sus propios ojos.

En ese entonces sólo recibí un reporte con relación a que esa misma niña había sido vista en el panteón del puerto, pero tal y como me comentaron recientemente los testigos, al parecer ésta continúa manifestándose en el sitio donde fue enterrada. Ya informaré con todo detalle la investigación que estoy realizando al respecto.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios