21 de Abril de 2018

Yucatán

Festejan yucatecos bodas de plata sacerdotales

Se trata del Obispo de Papantla, Monseñor Jorge Carlos Patrón Wong, y los padres Jorge Carlos Menéndez Moguel y Juan Pablo Mex Caamal.

"Me hace falta mucho más que dar en mi vida sacerdotal”, declaró el padre Jorge Carlos Menéndez Moguel. (SIPSE)
"Me hace falta mucho más que dar en mi vida sacerdotal”, declaró el padre Jorge Carlos Menéndez Moguel. (SIPSE)
Compartir en Facebook Festejan yucatecos bodas de plata sacerdotalesCompartir en Twiiter Festejan yucatecos bodas de plata sacerdotales

Martha Chan/Mérida
MÉRIDA, Yuc.- Hoy, tres presbíteros yucatecos celebran sus bodas de plata sacerdotales para lo cual festejarán en sus respectivas diócesis y sedes parroquiales; se trata del Obispo de Papantla Mons. Jorge Carlos Patrón Wong y los padres Jorge Carlos Menéndez Moguel y Juan Pablo Mex Caamal.

En entrevista, el rector de la iglesia beato Juan Pablo II, el Pbro. Jorge Carlos Menéndez Moguel, mejor conocido como el “Padre Manito” habló de su vida sacerdotal a lo largo de estos 25 años, agradeciendo a Dios las alegrías y las tristezas en su trayectoria.

Para celebrar sus bodas de plata sacerdotales, el “Padre Manito” oficiará una misa a las 8 de la noche en su parroquia, por lo que invita a todos sus feligreses a acudir a la celebración eucarística.

“La reflexión, la evaluación y la gratitud es lo que significa para mí este aniversario; es dar una mirada hacía tras y recordar todo lo que Dios ha hecho conmigo a través del sacerdocio, me ha puesto en parroquias, en comunidades, en apostolados y desafiando nuevos retos no pueden faltar las alegrías y tristezas”, manifestó  el “Padre Manito”.

Agregó que entre sus principales alegrías se encuentran a acompañar a parejas en el momento de sus bodas, la edificación y consolidación de la iglesia Cristo Resucitado en Montecristo, la colaboración con los obispos de México en los congresos nacionales e internacionales, la cercanía con los niños y jóvenes en los colegios maristas y el trabajo con las parejas divorciadas vueltas a casar.

También dijo que ha vivido de cerca el encuentro con la muerte de sus familiares, amigos y gente muy querida respecto a quienes él mismo ha oficiado exequias.

“Cuando inicié mi encomienda, como todo padre joven me había planteado muchos caminos, la mayoría ya los recorrí, pero me hace falta mucho más que dar en mi vida sacerdotal”, detalló.

“Aspirar como sacerdote ser  fiel a Dios, es lo que continuaremos ejerciendo siempre con disposición, alegría y fe”,  finalizó. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios