22 de Octubre de 2018

Yucatán

Glorietas, opción ahorradora para agilizar el tráfico

A diferencia de los cruceros semaforizados, las estructuras circulares no generan gastos por los equipos y el uso de electricidad.

Las glorietas ayudan a que los conductores bajen la velocidad, además de que hay un flujo continuo de los automóviles. (Milenio Novedades)
Las glorietas ayudan a que los conductores bajen la velocidad, además de que hay un flujo continuo de los automóviles. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Glorietas, opción ahorradora para agilizar el tráficoCompartir en Twiiter Glorietas, opción ahorradora para agilizar el tráfico

Luis Fuente/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Las glorietas se han convertido en una importante herramienta vial en la capital yucateca, ya que además de disminuir el índice de accidentes, reducen de manera importante el gasto de las autoridades, porque a diferencia de los cruceros regulados por semáforos, no necesitan de energía eléctrica.

René Flores Ayora, especialista en vialidad, señaló que además hay un ahorro directo en las glorietas, ya que no hay equipo de semáforos para instalar o reparar.

Indicó que en promedio, las autoridades ejercen en promedio 70 mil pesos al año en electricidad y costos de mantenimiento de cada crucero con semáforo. Además, la vida de servicio de una glorieta es de 25 años, más del doble de los 10 años que tiene una intersección semaforizada.

Yucatán tiene un padrón vehicular de 650 mil vehículos con placas locales y más de 50 mil con matrículas foráreas. La mayoría de los automotores circula en Mérida y su periférico.

La definición de glorieta, de acuerdo con el Reglamento de Vialidad en vigor es: la intersección de varias vías donde el movimiento vehicular es rotatorio al derredor de una isleta central. La circulación es en sentido inverso a las manecillas del reloj.

En todas las ramas, todos los vehículos que entran a la glorieta tienen la señal de “ ceda el paso”.

El inspector del Centro Nacional de Prevención de Accidentes, René Flores Ayora, señaló que todas las glorietas deben ser diseñadas para velocidades bajas, entre 30 y 40 kilómetros por hora para que la circulación sea continua.

Explicó que las glorietas permiten un incremento de flujo vehicular entre un 30 y 50% en relación con un crucero semaforizado, lo que reduce el uso de combustibles, y por ende de la polución, así como evita la necesidad de carriles de almacenamiento. Todo esto por la circulación contínua en esa área.

De acuerdo con el reglamento de vialidad vigente, para que un crucero tenga glorieta debe tener como mínimo una circulación de 600 vehículos por hora en su arteria principal y 200 en la vía secundaria.

Por el contrario para la semaforización de un crucero es necesario que el flujo vehicular en la calle principal sea de mil automotores por hora y 600 en la secundaria.

También se puede semaforizar por las estadísticas de accidentes de tránsito en esa zona, que podrían ser como mínimo cinco percances graves en menos de un año.

Explicó, mientras en una intersección semaforizada se presentan 32 puntos de conflicto, en una glorieta se presentan únicamente ocho.

“Es importante entender que una glorieta es una intersección circular donde el flujo vehicular fluye alrededor de una isleta central”, finalizó.

Alistan nuevas estrategias

Ante el creciente número del parque vehicular de Mérida y los consecuentes problemas que acarrea como congestionamientos de tránsito en algunas confluencias, las glorietas se han convertido en una especie de oasis para los conductores, ya que además del aspecto estético y ecológico, permite agilizar el tránsito de una manera ordenada, sin contratiempos y, por consiguiente, con ahorro de tiempos, además de disminuir los accidentes.

De acuerdo con el Departamento Municipal de Transporte, es amigable el panorama que encuentra el conductor al llegar a una glorieta, ya que algunas cuentan con fuentes pero todas tienen vegetación.

Algunas son emblemáticas, como el Monumento a la Patria, ubicada en Paseo de Montejo. Otras son distintivas de la zona; basta citar la de La Mestiza para transportarnos mentalmente al fraccionamiento Francisco de Montejo; así como la “X’tabay”, que está frente a la Macroplaza; “El Pocito”, para visualizar la confluencia de las avenidas Cámara de Comercio y Andrés García Lavín, o la cercana a ésta, “Kalia”, que aunque ya desapareció el establecimiento que le dio nombre, éste se quedó grabado en el colectivo meridano.

Las glorietas no se limitan a cumplir con el mejoramiento visual del entorno, sino que tienen importante papel en la regulación y aligeramiento del tránsito en la confluencia de vías de circulación pesada. Sean redondas o elípticas, resuelven todos los movimientos vehiculares, en donde para la ingeniería de tránsito, la vuelta izquierda es la más difícil.

Por tal motivo, en la capital yucateca se desarrollan nuevas estrategias y se ponen en práctica medidas para evitar problemas ante el aumento de la carga vehicular en los diferentes rumbos de la ciudad, según manifestó el jefe del Departamento municipal de Transporte

El objetivo es otorgar la importancia vial de ese tipo de infraestructura que consisten en una intersección circular donde se presenta el flujo vehicular, alrededor de una isleta central y en sentido contrario a las manecillas del reloj.

Puntos conflictivos en Periférico

Un estudio realizado por la Secretaría de Seguridad Pública y el Instituto de Infraestructura Carretas de Yucatán determinó que hay 15 puntos de acceso y salidas del Periférico de Mérida catalogados como peligrosos y en al menos dos de ellos las autoridades viales han optado por convertirlas en glorietas.

Gerardo Ojeda Sosa, jefe del departamento de ingeniería vial de la SSP señaló que se pretende homologar las características de los accesos y salidas del periférico con las normas de la SCT, para prevenir accidentes de tránsito.

En estos trabajos, continuó, también participa la SCT, instancia que actualmente construye las calles laterales en el tramo de la avenida 39 hasta la carretera a Tixkokob.

Añadió que el proyecto de la SCT es eliminar los semáforos en los cruces del periférico por la calle 39 y en la carretera Tixkokob y cerrarlos para que los automovilistas utilicen las glorietas de los pasos a desnivel de la calle 59 y de Valladolid, para regresar e ingresar a las colonias del lado oriente de esa zona.

Reiteró que se trata de un proyecto integral que, en caso de ser aprobado, por el Consejo Consultivo de Vialidad se hará por etapas.

“Se tendrá el ángulo adecuado para que el conductor sólo tenga que utilizar el espejo retrovisor para ver el tráfico y poder incorporarse al Periférico por medio del carril de aceleración”, enfatizó.

“Ahora lo que sucede es que los automovilistas tienen que frenar y voltear a ver hacia el Periférico, lo que en ocasiones provoca accidentes por alcance”, agregó.

Ojeda Sosa reiteró que hay otros puntos que necesitan atención, pero estos 15 puntos son los que necesitan una solución más rápida. Dijo que están ubicados en los 50 kilómetros del periférico.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios