25 de Septiembre de 2018

Yucatán

Rematan autos para limpiar corralones

La estancia de los vehículos representaba un adeudo pendiente por cobrar de unos 27.4 millones de pesos.

Gana el Gobierno de Yucatán menos de 1 mdp con remate de 563 autos y motos de corralones. La AAFY ha solicitado a la SSP que para facilitar la búsqueda futura de otros vehículos a rematar, les asigne un lugar específico y realice un inventario de los mismos. (SIPSE)
Gana el Gobierno de Yucatán menos de 1 mdp con remate de 563 autos y motos de corralones. La AAFY ha solicitado a la SSP que para facilitar la búsqueda futura de otros vehículos a rematar, les asigne un lugar específico y realice un inventario de los mismos. (SIPSE)
Compartir en Facebook Rematan autos para limpiar corralonesCompartir en Twiiter Rematan autos para limpiar corralones

Ana Hernández/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Con un costo promedio de mil 532 pesos con 85 centavos por unidad, la Agencia de Administración Fiscal de Yucatán (AAFY), remató 563 vehículos siniestrados que estaban en los corralones 1 y 2 de la Secretaría de Seguridad Pública. Su venta sólo representó un ingreso total a las arcas estatales de 863 mil pesos.

El director de la AAFY, Carlos Pasos Novelo, señaló que en julio y agosto emitieron un aviso de que subastarían las unidades que llevaban años abandonadas en los corralones oficiales, pero nadie se presentó a reclamar ni uno sólo de los vehículos que había, como motos, autos, camionetas e incluso camiones. 
“Tal vez porque la mayoría procedían de siniestros y eran prácticamente chatarra”, dijo. 

Como informamos en abril pasado, el Gobierno enlistó 714 automotores desde motos hasta camionetas que tenían 10 años o más, algunos hasta cumplieron “su mayoría” de edad sin ser reclamados,  otros llegaron a 22 años, su estancia representaba un adeudo pendiente por cobrar de unos 27.4 millones de pesos, por concepto de arrastre y multas que no se habían pagado. No se descarta que se realice “otra limpieza”.

Señaló que en julio y agosto pasado se publicó en los medios e incluso en los estrados de la Agencia, el aviso de los vehículos a rematar que estaban en el corralón, porque tenían muchos años ahí, estaban en desuso y eran chatarra, se publicaron los datos en una lista para ver si alguno de los propietarios estaba interesado en rescatarlos, pero nadie reclamó, y comenzó el proceso de remate de esos vehículos que prácticamente eran chatarra.

Con el apoyo del valuador Jaime Alberto Farfán Ruz, quien se encargó de revisar cada pila de vehículos para ubicar los que quedaron en el lote final, se determinó que de los 714, solo 563 eran susceptibles de venta, su análisis determinó que el precio del lote sería de unos 763 mil pesos; al realizar la convocatoria de remate consideraron que el mínimo de ingreso por ese concepto fuera de medio millón de pesos.

Aceptaron la oferta de Reciclajes Yuva S.A. de C.V. cuya propuesta fue la más viable, ofreció 863 mil pesos por el lote; “su propuesta fue superior al avaluo y se le asignó”

Comentó que en el tiempo que lleva en la AAFY, esta fue la primera vez que se realiza el remate, y no descarta que se haga otro para liberar más espacios en los corralones de la SSP, pero ya están buscando implementar medida para que el proceso sea más “ágil”.

Chatarra seguirá un buen rato en el abandono

Sobre los 131 restantes de ese lote que no entraron en la subasto, dijo que “no se tocaron porque no se identificó bien la unidad, y aunque es una chatarra que seguirá deteriorándose, continuarán con el proceso de identificación para que legalmente puedan proceder a su remate.

Detalles sobre los vehículos rematados

Las multas que acumulaban la mayoría de los  714 vehículos que conformaron la lista original que se publicó con aviso de remate, superaban el valor de las unidades. 

La lista la conformaron al menos 52 marcas, la mayoría y pocas conocidas eran de motocicletas. En el caso de los autos, había unidades que ingresaron al corralón desde 1994, es decir, hace 22 años, otros llegaron en 1996 y otros más en el 2009. 

Una revisión de la lista arrojó que entre los vehículos que se remataron había al menos 14 marcas conocidas, otras 38 eran de motos y en estas seis no se pudieron identificar. 

Según los registros, la moto que más estancia adeudo era de marca carabela que por falta de documento ingreso al corralón en agosto del 2004, ya debía más de 27 mil pesos;  mientras que en automóviles, el más viejo era un VolksWagen Atlantic verde no tenía placas, ingresó el 31 de enero de 1994 y nunca fue reclamado: debía 146 mil 396 pesos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios