16 de Octubre de 2018

Yucatán

Comunicación y la creatividad, más valiosas que tecnología

Empresas están dispuestas a pagar más si sus elementos cuentan con estas capacidades, ya que es difícil de encontrar a alguien que tenga ambas.

Las carreras tecnológicas han tenido auge en los últimos años. (Milenio Novedades)
Las carreras tecnológicas han tenido auge en los últimos años. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Comunicación y la creatividad, más valiosas que tecnologíaCompartir en Twiiter Comunicación y la creatividad, más valiosas que tecnología

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- A pesar de la tendencia de la automatización en procesos, las cualidades más valoradas por los empleadores tienen que ver con habilidades humanas de comunicación y creatividad, revela la Encuesta de Competencias Profesionales del Centro de Investigación para el Desarrollo (Cidac), en la cual directivos de empresas yucatecas y del resto del país expresaron que están dispuestos a pagar más si sus elementos cuentan con estas capacidades.

De acuerdo con la investigadora del área de capital humano del Cidac, Mariana Meza Hernández, en este estudio los encuestados destacaron la urgencia de que el personal tenga facilidad para la toma de decisiones, así como de negociación y resolución de conflictos, comunicación oral en inglés, detección de oportunidades en mejoras o productos, generación de nuevas ideas y puntualidad. 

“En los estudios que hemos efectuado, una de las cosas más sorprendentes es que entre las carencias más significativas se encuentran las muy básicas; la mayoría de las empresas, de los sectores y de los estados, indicaron que es difícil encontrar personas que sepan escribir y leer, así como hablar bien en español y en inglés”, explicó la especialista.

Consideró que también valoran que las personas tengan un pensamiento lógico matemático, entre otros aspectos; características que se cree no son difíciles de encontrar en egresados de universidad o profesionista.

Apuntó que el estudio corresponde a 2014, y se realiza cada dos años, con entrevistas de empresarios de toda la República Mexicana, para construir un panorama global y como organización aportar propuestas. 

De acuerdo con datos de la Concanaco-Servytur, 55 de cada 100 profesionales no ejercen en las áreas que estudiaron

Destacó que en las respuestas las empresas revelaron que les resulta más fácil capacitar a alguien para manejar tecnología de punta que contar con profesionales con visión estratégica.

También, entre las competencias más buscadas y que no encuentran en los jóvenes profesionistas, según la encuesta, se encuentran los conocimientos básicos sobre el uso de equipo y maquinaria, sentido de responsabilidad y saber manejar a un cliente, en este último caso, por ejemplo, en el área de ventas.

Uno de los rubros que figuran es el trabajo en equipo como una de las más importantes y cultura general destaca como la más escasa.

En Yucatán, la principal fuente de reclutamiento es el periódico, con el 40 por ciento. En el estudio se revela que el 27 por ciento de las empresas encuestadas señalaron que tiene o ha tenido vacantes que no ha podido llenar, a pesar de tener candidatos para el puesto.

Abundó que dentro de los encuestados expresaron que existen buenos técnicos, pero escasean los buenos administradores de proyectos, y en este sentido, indicaron que las nuevas generaciones de profesionales deben tener en cuenta que su competencia está fuera y no dentro de México.

Precisó que la investigación responde a la cuestión “¿existe o no en México una brecha entre las competencias que demandan las empresas y las competencias que adquieren o fortalecen los egresados de las Instituciones de Educación Superior (IES)?”

Por un lado, explicó, en la opinión de las empresas es difícil encontrar el talento y capital humano que necesitan para ser más productivas y competitivas, y por otro, desde la perspectiva de los egresados de las IES, se busca entender por qué después de estudiar un promedio de cuatro años y medio, y gastar una suma considerable de dinero (el costo de una licenciatura en una universidad privada puede rebasar el millón de pesos) no encuentran opciones de trabajo atractivas, bien remuneradas, que les permitan poner en práctica sus conocimientos y competencias.

Por ejemplo, de acuerdo con datos de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur), 55 de cada 100 profesionales no ejercen o no encuentran trabajo en las áreas que estudiaron. 

En este sentido, el Cidac promueve, a través del sitio profesionales.org, diversos contenidos para cerrar la “brecha” y lograr una comprensión del fenómeno, a fin de que los empleadores conozcan el panorama y propicien la vinculación, así como que las instituciones educativas tengan información de la demanda laboral y los estudiantes el conocimiento de las habilidades que deben desarrollar. 

Empleos de trato personal

Puestos que tienen que ver con el trato personal superarán en el tiempo respecto a los empleos que dependen de las tecnologías de la información, o de tareas que se digitalizan, como la de contadores públicos, ya que la mayoría de las obligaciones fiscales son por internet y las puede hacer directamente el contribuyente, explicó la directora regional de la firma reclutadora Man Power, Maylé del Pilar Gil Fernández.

“Notamos que hay una tendencia hacia este sector, aunque en la Península de Yucatán no está tan marcada. Las competencias que son atractivas tienen que ver con el autoestudio y la capacitación, y es un punto importante para los que tienen que ver con tecnología y robotización, sector que crecerá a mediano plazo, en un periodo de tres a ocho años”, apuntó.

Destacó que en la organización que labora se realizan constantes estudios sobre el tema de empleo al nivel global, nacional y regional, en las que han identificado retos en el reclutamiento.

Reveló que coexiste el desempleo con un excedente de trabajadores, y los distintos mercados laborales para habilidades específicas están segmentados, además muchos empleadores tienen dificultad para encontrar personas con las habilidades adecuadas para llegar a metas y resultados planeados.

“Hay muchas tareas que pueden eliminar la necesidad de tener una persona en una empresa, pero otras actividades no las puede sustituir una máquina, como las labores de trato con la gente, ventas, servicio y atención al cliente, que requieren competencias que muchas veces la currícula educativa no las incluye”, precisó.

Indicó que en las universidades no enseñan a vender, ni cómo tratar bien a la gente; sin embargo, son competencias muy valiosas para el sector; cuesta trabajo encontrar, por ejemplo, personal de ventas especializados, a pesar de que son puesto bien remunerados.

Destacó que la automatización impacta a la industria, pero también en áreas como los procesos fiscales, los cuales afectan a los profesionales y los contribuyentes; ambos deben aprender estas nuevas formas, lo que puede significar que se dependa cada vez menos de un contador.

“En Yucatán se empieza a prescindir de los facturistas en gasolineras; cuando dan el servicio, en el ticket viene el sitio en el que puedes descargar la factura, no se necesita ir con el auxiliar que se tomaba los datos y los procesaba; ahora se realiza por internet”, dijo.

Contadores privados

Ante las reformas hacendarias y obligaciones fiscales que se realizan vía internet, la especialidad será lo que salvará de la automatización a los profesionales contables, consideró Kenny Cervera Soto, director de un joven despacho de contadores expertos en diferentes materias y que se preparan para enfrentar los retos de la era tecnológica.

Apuntó que los contadores privados eventualmente pueden ser los más afectados, ya que cada año egresan cientos de profesionales en esta materia y la demanda para llevar finanzas personales ha bajado sensiblemente por la facturación electrónica.

“Se ha evolucionado, pero nunca se podrá suplir la visión del contador, el criterio, porque, por ejemplo, aunque la contabilidad electrónica es obligatoria y se puede hacer personalmente, tiene muchas especificaciones de las cuales se necesitan conocimientos especiales, referencias y necesitas estudiar cómo hacerlas”, precisó.

Además, dijo, en la cuestión de impuestos, aunque debería ser sencillo pagarlos, el proceso no es simple, y esto se le suman los cambios en las disposiciones fiscales, “al final del día no necesitas un calculador de impuestos sino un asesor contable que te diga cómo hacerle para que el pago de impuestos sea el más justo posible”, apuntó.

Destacó que con los nuevos procesos se ha reducido el personal para llevar la contabilidad de una persona o empresa, ya que muchas operaciones se realizan de manera automática; a pesar de esta realidad, una máquina no podrá superar el criterio de un profesional para lograr los mejores resultados para sus clientes, sobre todo en impuestos.

Apuntó que la especialización le dará más vida y utilidad en la vida laboral a los profesionales de la contabilidad.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios