18 de Septiembre de 2018

El poder de la pluma

Hijo de tigre

Si la intención de Jorge Sobrino es ser alcalde, tiene un año y medio para hacer ese trabajo.

Compartir en Facebook Hijo de tigreCompartir en Twiiter Hijo de tigre

Hace unas semanas, la presidencia del Comité Directivo Municipal del PRI quedó vacante después de que Miguel Enríquez, quien había fungido como presidente interino luego de que Flor Castillo fuera electa diputada local, dejara el cargo para asumir como director en el INICC. 

La verdad es que desde hace unos años no se espera mucho de ese comité porque el que sobresale es el presidente estatal. Se hacen los nombramientos y pasan desapercibidos. Ahora la cosa se está poniendo interesante. 

Desde hace escasos dos días se empezó a difundir que Jorge Sobrino Argáez, diputado local, va a presentar su registro para ocupar ese puesto dentro de su partido. Primero fueron rumores y luego entrevistas en medios, hasta que se difundió una fotografía muy elocuente con los líderes de los diversos sectores priistas, OMNPRI, FJR, CROC, CNC, MT y CNOP, en la que le demuestran su apoyo.  

Me va a disculpar pero yo estoy viendo el inicio de una carrera hacia la alcaldía de Mérida. Jorge Sobrino es un joven preparado, con toda la experiencia y consejo de su papá, Carlos Sobrino, y con la simpatía y el carisma necesarios para llegarle a la gente y, aceptémoslo, es guapo y eso también ayuda. Un empresario que tiene la visión de la iniciativa privada podría aportarle mucho a esta creciente ciudad.

Ahora bien, es diputado de uno de los distritos locales más fieles al PRI, donde ha estado haciendo un trabajo de tierra continuo y ahora tiene la puerta abierta para ingresar a todo el municipio sin que los demás diputados se sientan invadidos. Además, es bien conocido en los distritos del norte, lo cual también es un plus, considerando que es donde se encuentra el voto duro panista. 

Como integrante de la Legislatura, ningún diputado priista, salvo el coordinador de la bancada, tiene mucha oportunidad de sobresalir. Siempre van juntos: uno aprueba, todos aprueban; uno se abstiene, todos se abstienen; uno se opone, todos se oponen.

A Jorge Sobrino se le ha puesto la mesa y se le ha abierto la puerta para darse a conocer, relacionarse con la gente, promocionarse y posicionarse. Si su intención es ser alcalde, tiene un año y medio para hacer ese trabajo, considerando que su principal opositor, Mauricio Sahuí, ya le lleva mucho tiempo y experiencia de ventaja. A mí me encantará ver que sea él quien rescate el buen nombre de los jóvenes, haga un buen trabajo y continúe una carrera prometedora en la política. 

Y ya que hablamos de las próximas elecciones ¿qué ha pasado con el IPEPAC?, ¿ya se aclararon las irregularidades?, ¿ya se tomaron cartas en el asunto? ¿O piensan llegar a las elecciones con esas dudas de legitimidad? No hay que dejar los asuntos importantes para el final.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios