13 de Diciembre de 2017

Yucatán

Historia: Un día se pintó la cara para alegrar a su hijo y lleva ¡19 años de payaso!

Enrique Martínez no imaginó que al convertirse en el Payasito Danny, para alegrar a su hijo con discapacidad, se convertiría en uno de los progreseños más queridos

Desde hace 19 años el Payasito Danny hace reir a los progreseños. (Manue Pool/SIPSE)
Desde hace 19 años el Payasito Danny hace reir a los progreseños. (Manue Pool/SIPSE)
Compartir en Facebook Historia: Un día se pintó la cara para alegrar a su hijo y lleva ¡19 años de payaso!Compartir en Twiiter Historia: Un día se pintó la cara para alegrar a su hijo y lleva ¡19 años de payaso!

Manuel Pool/SIPSE
PROGRESO, Yuc.- Nunca imaginó que al pintarse la cara para alegrar a su hijo, llamado Danny, quien por una discapacidad no caminaba, para festejarle su primer año de vida, le cambiara la vida, al grado que, a 19 años de distancia, su actividad como el “Payasito Danny”, sea su principal fuente de trabajo y su razón de ser y vivir.

Se trata de Enrique Martínez Díaz, de 50 años de edad, quien, acompañado de su inseparable muñeco “Don Lucas”, se ha ganado el respeto y la admiración de ya dos generaciones de progreseños, quienes al verlo por la calle lo saludan con afecto, recordando que, cuando pequeños, lo recibieron en sus fiestas de cumpleaños.

“¿Sigues haciendo la rutina de los pau pau?", le pregunta un joven durante un convivio un  joven que comparte la sobremesa, remontándose a sus recuerdos de infancia.

Momentos antes, el payaso, de manera voluntaria y gratuita, alegró a un centenar de personas en el marco de un festival navideño celebrado en la comisaría de Paraíso, organizado por la Delegación Progreso de la Cruz Roja mexicana, institución en la que ahora su “nené”, como llama cariñosamente a su hijo, de ahora 19 años, y que a pese a su discapacidad, se empeño en ayudar a los demás apoyando voluntariamente como centralista.
  
“Mi papá me enseñó a ser solidario con los que menos tienen, y en esta institución me siento muy feliz de apoyar a quien lo necesita, además de que con mis compañeros me siento como en familia”, dijo Danny orgulloso.
  
Con respecto a su progenitor, el muchacho señala que, afortunadamente, a su papá le fue tan bien como payaso que llegó a tener varios contratos a la semana, lo que le permitió, en su momento, renunciar a su trabajo como guía de turistas y tener más tiempo para dedicarlo a su familia.

“Me di cuenta que trabajaba menos y ganaba más, lo que era muy bueno ya que en el turismo no hay Navidad, pues es cuando hay más trabajo, y había que estar lejos de casa, por eso amo mi trabajo, en el que estoy dedicado a los niños tratándolos con respeto y cariño”, puntualizó don Enrique recordando que existen videos del Show de Don lucas en YouTube.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios