15 de Octubre de 2018

Yucatán

Iluminan a los yucatecos sobre cómo ahorrar energía

Destacan la importancia de darle mantenimiento a las instalaciones eléctricas, ya que la vida útil es de 20 años.

El calor propicia mayor consumo. (Milenio Novedades)
El calor propicia mayor consumo. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Iluminan a los yucatecos sobre cómo ahorrar energíaCompartir en Twiiter Iluminan a los yucatecos sobre cómo ahorrar energía

Alicia Carrasco/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Para cuidar la economía familiar de los yucatecos, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) recomienda a los usuarios evitar las fugas de electricidad, a fin de no pagar de más en su recibo, sobre todo en esta época de intenso calor.

Para ello, exhortó a la población y a las empresas a verificar que las instalaciones estén en perfectas condiciones y que los equipos eléctricos cuenten con las medidas necesarias para funcionar correctamente, ya que de no ser así pueden propiciar fugas, las cuales se traducen en mayor costo de energía.

José Antonio Nevarez Cervera, delegado en Yucatán de la Profeco, señaló la importancia de que los consumidores den mantenimiento a las instalaciones y equipos eléctricos.

Precisó que la vida útil de instalaciones eléctricas es de unos 20 años, por lo que deben ser revisadas por un técnico.

Recomendó no conectar demasiadas líneas en una sola toma para no calentar la carga eléctrica, ya que provoca incremento en el consumo.

En las casas, sugirió mantener abiertas cortinas y persianas, aprovechar los cambios de horarios e invertir en focos ahorradores.

No obstante, en caso de que alguna persona tenga dudas sobre el consumo de energía, puede acudir a la Profeco, que mantiene una estrecha relación con la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

“Con la CFE estamos en un contacto estrecho. Hay un módulo en las oficinas de la Profeco, de manera que cuando viene una persona con dudas respecto a su recibo de luz, antes de poner la queja le invitamos a pasar al módulo y llegar a una conciliación”, explicó Nevarez Cervera.

Si el consumidor no queda satisfecho con lo que se le explique en el módulo de la CFE, entonces personal de la Profeco le invita a radicar su queja, que consiste en explicar el por qué piensa que el servicio no se realiza de forma correcta.

Indicó que las principales dudas son sobre el consumo y el servicio de energía, ya que, con los bajones de corriente, hay aparatos electrodomésticos o utensilios que se descomponen.

Lo que ocasiona el calor…

En esta época de calor se incrementa el uso de los equipos eléctricos, principalmente el del aire acondicionado, de manera que se puede tener un aumento de entre 25 y 30 por ciento en el consumo de energía doméstica y comercial para resistir las altas temperaturas que se registran en Yucatán. 

Cuando se trata del sistema de refrigeración, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) reporta que los hábitos también cambian en esta temporada, pues las personas tienden a tomar más agua y refrescos. 

En consecuencia, el abrir y cerrar el refrigerador de una manera más frecuente ocasiona que se desperdicie más energía y que ésta sea menos efectiva: tarda más en cuajar el hielo y en bajar la temperatura de los líquidos. 

El incremento se da, sobre todo, en la temporada de estiaje, cuando inicia la época de calor.

Valoración
  • Nevarez Cervera indicó que se realiza una valoración del consumo de luz con base en datos históricos de los usuarios, por lo que personal de la Profeco recomienda que cuando acudan por algún reclamo de energía tengan a la mano los recibos anteriores.
  • “Hay dos formas de verificación de consumo, una por parte de CFE, ya que al radicar la queja se le solicita que verifique el consumo, si está todo correcto en cuanto al funcionamiento del medidor o las instalaciones”, indicó. 
  • La otra opción es que se efectúe una verificación autorizada, que corre por cuenta del usuario.

Consumos excesivos

El Fideicomiso para el Desarrollo de Energía Eléctrica (FIDE) tiene a su cargo una serie de programas para el ahorro de electricidad, que van de la mano con el cuidado del medio ambiente, y están dirigidos a empresas y a usuarios domésticos cuyo consumo es excesivo.

“Tenemos un proyecto de eficiencia energética para las empresas que pueden tener financiamiento para ahorro de energía, siempre y cuando el proyecto que presenten recupere lo invertido en cuatro años”, señaló Francisco García Arvizo, gerente regional peninsular del Fideicomiso para el Desarrollo de Energía Eléctrica (FIDE).

En este caso, el financiamiento es por sustitución de aires acondicionados, motores, refrigeradores comerciales, compresores de aire y sistemas de refrigeración, entre otros, que se utilizan en las empresas e industrias, y que disminuyen el consumo al ser sustituidos por equipos de alta eficiencia energética con sello FIDE.

Con ello se ahorra energía y dinero, y se busca que este recurso sea suficiente para pagar en cuatro años lo invertido.

Los equipos con este sello tienen menos pérdidas, lo que genera que los usuarios consuman menos energía.

Cabe indicar que el servicio de intercambio de equipos viejos por ahorradores opera a través de distribuidores inscritos al programa, y ellos realizan la comercialización, pues el FIDE sólo otorga el financiamiento. 

“Otro programa que manejamos es el de Financiamiento para Generación con Fuentes Renovables, con el que se otorga recursos a empresas que deseen generar su propia energía para instalar paneles solares o generadores eólicos, que es energía limpia que no contamina el medio ambiente”, indicó. 

Calor y los equipos

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) señaló que durante la época de calor, de abril a agosto, se registra un incremento de hasta el 30 por ciento en el consumo de energía, principalmente en este mes.

“Un alto consumo está determinado por utilizar equipos que utilizan mucha energía”, indicó Juan Criollo Echeverría, jefe del departamento del Programa de Ahorro de Energía del Sector Eléctrico en la CFE.

Señaló que, en el sector doméstico, los equipos de aire acondicionado y de refrigeración son los que más usan energía.

Detalló que el alto consumo se determina de acuerdo con la eficiencia de los equipos y los hábitos de uso; un equipo grande, en condiciones no adecuadas, podría consumir más y representar un incremento considerable.

“El consumo está estipulado en tres tipos: bajo, medio y alto. Arriba de 350 kwh se considera medio, por debajo de esto, es bajo”, apuntó Criollo Echeverría.

El aumento en el consumo de energía suele relacionarse a que se adquieren más equipos o el número de personas que habitan la casa.

“Un cliente que empieza a consumir arriba de mil kwh al bimestre es tendiente a que incremente sus hábitos de consumo y de adquisición de equipos, lo que puede ocasionar que quede en una tarifa de alto consumo, arriba de 1700 kwh, en un promedio móvil de seis bimestres, cuando se exceden de este límite quedan catalogados en una tarifa denominada DAC (Doméstica de Alto Consumo), que ya no tiene subsidio y el costo es elevado”, declaró.

Un costo aproximado de una tarifa DAC se encuentra en tres pesos, cuando el consumo bajo, medio y alto tiene un rango de un peso por kwh.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios