18 de Julio de 2018

Yucatán

Un viaje a Espita y Panabá

La plaza central de Yalsihón está ornamentada con un pequeño pero bello cenote; exhorto a los pobladores a que lo limpien aunque sea superficialmente.

Imagen de unas niñas comiendo durante la inauguración de uno de los comedores comunitarios ubicados en Panabá. (Sergio Grosjean/SIPSE)
Imagen de unas niñas comiendo durante la inauguración de uno de los comedores comunitarios ubicados en Panabá. (Sergio Grosjean/SIPSE)
Compartir en Facebook Un viaje a Espita y PanabáCompartir en Twiiter Un viaje a Espita y Panabá

Sergio Grosjean/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Hace unas semanas, fui invitado por nuestro amigo el Dr. Limber Sosa Lara, director general del DIF estatal, a la inauguración de algunos comedores comunitarios ubicados en Panabá y Espita. Me dio gusto ver a esos niñ@s y personas de la tercera edad cobijados bajo la sombra de un sólido techo apuntalado por macizos muros y sentados, recibiendo el servicio de señoras de su propia comunidad.

Disfruté haber observado esa conmovedora escena de las niñas portando sus huipiles, quienes junto con los niños comían alegremente y experimenté melancolía al mirar a las personas mayores sentadas con un semblante angelical almorzando en su silencio nostálgico. Ojalá y no solo sea el espectáculo exclusivo de la inauguración y por la presencia de la esposa del Gobernador y presidenta del DIF, Sara Blancarte, de los alcaldes y del director del DIF, y en su lugar se convierta en una alegre escena cotidiana.

De acuerdo a la explicación de nuestro amigo, el DIF les proporciona a los habitantes de muchas comunidades los ingredientes para preparar los alimentos del día para personas de escasos recursos, y la comunidad pone las mágicas manos para convertir estos ingredientes en deliciosos alimentos.

Por favor, cuiden los comederos y su entorno, y si hace falta darle una “mano de gato” en poco tiempo al sitio y no pueden juntar dinero entre todos para solucionarlo, que lo soliciten. Y si hace falta un poco de cemento para resanar algún deterioro, también procedan de la misma forma. Es más fácil pintar medio metro a la semana que toda una construcción en dos años, o resanar un huequito que luego se convertirá en un boquete.

Yalsihón y su maravilloso cenote

Uno de los sitios a los que tuve la fortuna de conocer e impresionarme como arqueólogo y explorador de cenotes, fue la localidad de Yalsihón, Panabá. Este pequeño pero sorprendente poblado tiene poco más de 500 habitantes y su plaza central está ornamentada con un pequeño pero bello cenote. Lástima que esté aderezado con basura y es por ello que exhorto a los pobladores a que lo limpien aunque sea de manera superficial, ya que esa mugre concluirá su trayecto en el fondo.

Aprovéchenlo como balneario pero siguiendo todas las normas de seguridad, como el uso de chaleco salvavidas, entre otros, que podríamos conseguir en donación en caso de que se comprometan a mantenerlo limpio.

Por otro lado, me dejó “boquiabierto” la monumental  estructura prehispánica que se encuentra en el mismo centro de la población. Cuídenla, por favor, ya no le quiten más piedras para sus albarradas, pues sin duda llegará el día que pueda restaurarse y será uno más de nuestros monumentos de Yucatán.

Continuando con nuestro viaje, nos trasladamos al municipio de Espita -tierra adoptiva de nuestro entrañable amigo Delfino Marrufo y por quien supe de su belleza- y específicamente a un poblado tan pequeño que incluso no lo registran algunos mapas: San Pedro Chen Che Lá.

Al llegar al nuevo comedor, no pude menos que alegrarme de que las autoridades hayan tenido la visión de restaurar con buen gusto y funcionalidad una antigua edificación, esperando pronto poder regresar a visitarlos e ir a explorar el cenote ubicado a un costado, ya que seguramente será un excelente reto que podría finalmente ser un interesante atractivo tanto para los pobladores y visitantes.

Ese día tuve el gusto de conocer al alcalde saliente, Carlos Erosa Correa, de quien buenos comentarios había escuchado y en diversas escenas, y con excelentes resultados a la vista, siendo éste un caso atípico en épocas donde dominan la escena los improductivos y depredadores concejales.

(Continuará…) 

Mi correo es [email protected] y twitter: @sergiogrosjean

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios