18 de Diciembre de 2018

Yucatán

Más del 10% de la Reserva de Cuxtal se pierde por crecimiento urbano

Buscarán frenar el daño en la zona, además de tratar de reforestar las áreas, en especial por la creación de fraccionamientos.

Imagen de la entrada de la Reserva Ecológica de Cuxtal, el pulmón de Mérida. (Milenio Novedades)
Imagen de la entrada de la Reserva Ecológica de Cuxtal, el pulmón de Mérida. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Más del 10% de la Reserva de Cuxtal se pierde por crecimiento urbanoCompartir en Twiiter Más del 10% de la Reserva de Cuxtal se pierde por crecimiento urbano

Martha Chan/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- El crecimiento de Mérida ha afectado el 10 por ciento de la Reserva Ecológica de Cuxtal, debido a la creación de fraccionamientos, por lo que se trabaja en zonas de recuperación, informó el subdirector de Ecología y Residuos Sólidos del Ayuntamiento de Mérida, Elgar Pech y Canul.

Entrevistado en el parque de la comisaría de Molas, en donde se instaló un aviso que especifica la delimitación de Cuxtal, el funcionario expresó que a partir del decreto de 1993 se indicó que la zona requiere de supervisión, mantenimiento y conservación.

La reserva, dijo, ha sido impactada y hay algunos cambios de uso de suelo, ya que al referirse al plan de manejo, las 10 mil 757 hectáreas deben estar conservadas bajo ciertas normas de crecimiento de la ciudad.

“En la actualidad hay una zona núcleo que ha permanecido intacta, pero la parte norte que se encuentra en los límites del Anillo Periférico con las calles 86, 50 y 42 ha sido urbanizada, de modo que ya no tiene forma de rescatarse en su origen”, lamentó.

Agregó que se buscará, junto con el departamento de Conservación y Preservación, no se afecte más zonas de la reserva, además de tratar de reforestar las áreas dañadas.

Indicó que los dueños de los terrenos deforestan con la intención de vender, pero se pondrá condiciones a las personas que compren y construyan, entre ellos se exigirá que en su propiedad se siembre varios árboles de la región.

El área de Cuxtal requiere supervisión, mantenimiento y conservación, advierten funcionarios

Por su parte, el exsubdirector municipal de Ecología en 2004, Carlos Santiago Ruiz, expresó que en los últimos años, con el crecimiento de la ciudad, ha habido una presión poblacional, por lo que se deforestó la zona norte, poniente y oriente, sólo queda el sur de la reserva, cuya invasión es mínima, y se debe cuidar que el resto no sea tocado, ya que el decreto es indefinido.

En tanto, el departamento municipal de Ordenamiento Territorial y Observación Urbano clasificó la reserva y especificó su núcleo de protección, el resguardo de cenotes, la zona de uso restringido, el área sustentable, los agrosistemas, el aprovechamiento sustentable de recursos naturales, el uso tradicional de la región, los asentamientos humanos y la zona de recuperación.

También delimitó las carreteras y caminos, el Anillo Periférico y las líneas de la Japay, Pemex y CFE.
Cabe indicar que dentro de Cuxtal está la primera zona de captación de agua para el suministro, la Planta Potabilizadora Mérida I, que surte el 40 por ciento del consumo del líquido a los meridanos.

Proyectos

Las autoridades prevén sentar las bases de proyectos de agricultura orgánica, de ecoturismo alternativo y para impulsar la educación ambiental creando La ruta roja del Jaguar Verde para que sean ejecutadas por las siguientes administraciones municipales, a fin de garantizar la conservación de la Reserva Ecología de Cuxtal.

La subdirección de Ecología y Residuos Sólidos del Ayuntamiento de Mérida, Elgar Pech y Canul, expresó que las áreas de Cuxtal ofrecerían beneficios ambientales a través la creación de proyectos con recurso federal o municipal, aunque esos planes deben estar sustentados.

Hoy en día en la reserva se llevan a cabo pláticas ambientales en donde se abordan los temas del agua, residuos sólidos, flora y fauna, así como composta, que están a cargo de la jefa del departamento de preservación y educación ambiental Leticia Roche Cano.

Agregó que se trabaja en coordinación con universitarios, incluso “La ruta roja del Jaguar Verde”, en Yax Balam, fue desarrollado por Hilda Balam, de la Universidad Tecnológica de Mérida (UTM), quien estableció cinco estaciones para visitar, entre ellas, en donde se apreciaría el valor hidrológico de la región y el valor cultural y natural de los animales.

Una reserva 'de vida'

La Reserva Ecológica Cuxtal, (palabra maya que en español significa vida) fue decretada el 28 de junio de 1993 como zona sujeta a conservación ecológica con una extensión de 10,757 hectáreas.

La reserva ecológica es un área protegida de importancia para la vida silvestre, flora o fauna, o con rasgos geológicos de especial interés que es resguardada y manejada por el hombre, con fines de conservación y de proveer oportunidades de investigación y de educación.

Extención de dos comisarías (Molas y Dzununcán) y siete subcomisarías: 

  • X’matkuil.
  • Tahdzibichén.
  • San Pedro Chimay.
  • Hunxectamán.
  • San Ignacio Tesip.
  • Dzoyaxché.
  • Santa Cruz Palomeque. Dentro de éstas  existen siete cascos de las exhaciendas henequeneras.

Esta extensión se pueden encontrar árboles como: 

  • Chaká.
  • Tzalam.
  • Dzidzilché.
  • kitanché.
  • Ja’abín.
  • Catzín.
  • Chukum.

También hay animales como:

  • Pavos de monte.
  • Venado cola blanca.
  • Venado temazate.
  • Armadillos.
  • Pizotes.
  • Liebres.
  • Reptiles. 
  • Pájaro tho. 
  • Yuya.
  • Cardenales.
  • Cenzontle.
  • Azulejo.
  • Palomas.

Cabe mencionar que en el “corazón” de Cuxtal se encuentra la Planta Potabilizadora Mérida I (San Ignacio Tesip-Molas), de donde provenía hace varios años toda el agua de la capital yucateca, explicó el biólogo Carlos Santiago Ruiz, principal impulsor del proyecto junto con la exalcaldesa de Mérida Ana Rosa Payán Cervera.

La zona más grande de recarga acuífera de los mantos de Mérida se encuentra en la reserva de Cuxtal, que desde hace 20 años es exzona henequenera y el principal pulmón verde de la ciudad.

Los cascos de hacienda son de estilos arquitectónicos medieval, gótico, morisco y de señorial diseño francés, muy de moda en aquel período cuando estaba el auge del henequén, a fines del siglo XIX y principios del siglo XX.

(Fuente: Coordinador de restauración ecológica y monitoreo de vida silvestre de la reserva Cuxtal, ornitólogo Jesús García Barrón)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios