23 de Septiembre de 2018

Yucatán

Se especializa el IMSS en la atención de quemaduras

El hospital 'Ignacio García Téllez' cuenta con un área dotada de expertos en cirugía plástica y reconstructiva, además de la terapia intensiva.

Una adecuada atención de pacientes con quemaduras puede salvarle la vida. Imagen de un hombre que es atendido en el Hospital General Regional No. 1 “Ignacio García Téllez”. (Milenio Novedades)
Una adecuada atención de pacientes con quemaduras puede salvarle la vida. Imagen de un hombre que es atendido en el Hospital General Regional No. 1 “Ignacio García Téllez”. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Se especializa el IMSS en la atención de quemadurasCompartir en Twiiter Se especializa el IMSS en la atención de quemaduras

José Salazar/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- El Hospital General Regional No. 1 “Ignacio García Téllez” del IMSS cuenta con subespecialidades que lo hacen único, entre ellas el área de atención de quemaduras graves, un tesoro que no tienen otros hospitales, ya que está dotado de especialistas en cirugía plástica y reconstructiva, además de la terapia intensiva, que es considerada como la mejor de Yucatán.

José Luis Tuyú, jefe del servicio de urgencias de ese nosocomio, explicó que existen cuatro grados de quemaduras: las de primer grado, que son las quemaduras de sol que no requieren una atención especializada, causan dolor, enrojecimiento e hinchazón.

También están las de segundo grado, que pueden ser superficiales, éstas causan pequeñas ampollas que abarcan una pequeña parte de la piel e inflamación y, las profundas son las que alcanzan las glándulas grasas de la piel, dependiendo de la extensión de la quemadura es la gravedad.

Las quemaduras de tercer grado son por sustancias químicas, por fuego o descargas eléctricas, este tipo de lesiones son profundas, ya que destruyen la piel y abarcan vasos sanguíneos y nervios.

Las quemaduras por descargas eléctricas tienen una entrada y una salida y puede ser de gran extensión, en ese trayecto se destruyen células musculares, nerviosas y sanguíneas.

Para evitar infecciones, al paciente se le realiza un “lavado mecánico” en la zona afectada

Las de cuarto grado, además de abarcar todo lo anteriormente expuesto, llegan a los huesos. 

Sobre la atención que reciben los pacientes que sufren quemaduras, el especialista en urgencias médicas comentó que “cuando llega un paciente quemado al hospital lo primero que se hace es valorar su estado neurológico en el área de estabilización o de choque”.

Luego, dijo, de acuerdo con la gravedad de las quemaduras que presente el paciente, se le estabiliza por medio de sueros por la pérdida de líquidos que ocasionan estas lesiones. “También hay que valorar si tiene quemada la vía aérea, en este caso se le tendría que entubar”, dijo.

Posterior a esto, señaló José Luis Tuyú, el paciente es llevado al área de cirugía plástica y reconstructiva donde se lava la zona expuesta por medio de lo que se conoce como “lavado mecánico” con el fin de evitar infecciones.

Luego de esto, el paciente quedará bajo el cuidado de terapia intensiva mientras se recupera. Una vez que el enfermo no requiere de la asistencia respiratoria artificial se pasará a piso donde se valorará si se le pueden hacer injertos de piel para continuar con su recuperación.

El jefe de Urgencias señaló que las quemaduras normalmente ocurrían en los hogares con agua o comida hirviendo, pero que en los últimos años, ante la llegada de industrias a la ciudad, han incrementado los casos de quemaduras graves.

Al año se atienden diez de estos casos en el Hospital General Regional “Lic. Ignacio García Téllez”, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Dos casos de gravedad

En la ciudad se han registrado casos de quemaduras graves que han requerido la pronta intervención de los especialistas, entre ellos, el doctor José Luis Tuyú, quien recordó que a pacientes que fueron atendidos en el Hospital General Regional No. 1 “Lic. Ignacio García Téllez”, del IMSS (T-1).

El primero hecho se registró en octubre de 2013, cuando la joven Melissa Jaqueline Baas Chi, de 17 años, resultó lesionada por la explosión de una pipa de gas a las puertas de una tortillería en el fraccionamiento Polígono 108.

La joven fue atendida en el hospital regional, pero ante la gravedad de las quemaduras fue trasladada al hospital Magdalena de las Salinas, especializado en este tipo de pacientes. Sin embargo, por complicaciones en sus órganos vitales, la paciente falleció en ese nosocomio.

El otro caso ocurrió un mes después, al registrarse un apagón en el hotel Holiday Inn, ubicado en la avenida Colón entre calle 60 y Paseo de Montejo. Cinco empleados de mantenimiento se dirigieron al cuarto de máquinas, en el fondo del edificio para reparar el desperfecto.

Sin embargo, cuando trabajaban en la subestación para restablecer la energía se registró un cortocircuito en los cables de alta tensión, lo que provocó una explosión, fuego y una onda expansiva que alcanzó a los empleados, quienes fueron aventados varios metros y quedaron tirados en el suelo.

Tres de los cinco empleados lesionados se reportaron en peligro de muerte, uno de ellos con quemaduras en el 90 por ciento de su cuerpo.

Todos fueron trasladados al Hospital “Lic. Ignacio García Téllez” del IMSS, donde gracias al tratamiento recibido durante varios días por parte del personal médico lograron salir adelante y sanar de las graves quemaduras que sufrieron.

Complicaciones
  • Los niños menores de cuatro años y adultos mayores tienen mayor probabilidad de presentar complicaciones y muerte a causa de quemaduras graves.

Invitan a médicos a evitar que los pacientes sufran

Especialistas en la atención de personas con quemaduras resaltaron la ventaja de contar con equipamiento médico de vanguardia para evitar mayor sufrimiento a los pacientes.

Señalan que al lesionado no hay que hacerle lavados mecánicos, primero se identifica el tipo de quemadura, de qué extensión y profundidad es antes de colocar un sustituto de piel (apósito biosintético) o una cura húmeda (humectar la quemadura para que no duela).

“Si en el atender a un paciente está bien definida la profundidad de la quemadura y si ésta es de tercer grado, no sanará. No hay que lavar, lo que se debe hacer es colocarle una cubierta cutánea temporal en lo que se injerta poco a poco la zona con parte de la piel afectada”, explicó Fernando Iván Guerrero Burgos, cirujano plástico estético y reconstructivo y especialista en el manejo integral de pacientes quemados.

Durante su ponencia “Manejo de tecnologías del gran quemado” en el VIII Congreso Ibero Latinoamericano de Úlceras y Heridas, el cual se realizó en esta ciudad, Guerrero Burgos explicó que si una quemadura sana dentro de las dos primeras semanas dejará una cicatriz mínima, si lleva más tiempo la cicatrización será excesiva.

El también Jefe de División Quirúrgica del Centro Nacional de Investigación y Atención a Quemados (Ceniaq) del Instituto Nacional de Rehabilitación, se pronunció a favor de utilizar las últimas tecnologías en el manejo de personas quemadas con el fin de evitarles dolor innecesario.

“Hay que acabar con la mentalidad de poner al paciente a sufrir cuando se le cura, éste ya sufrió cuando se quemó. Si tenemos la tecnología para evitarlo hay que utilizarla, sobre todo en niños”, aseveró.

“Hoy en día, las personas que sufren quemadura de más del 90 por ciento de la superficie de su cuerpo pueden sobrevivir. El tratamiento ha tenido grandes avances en los últimos años permitiendo una gran reducción de la mortalidad y la restauración funcional y cosmética, así como la rehabilitación integral con incorporación a la vida social, escolar y laboral”, indicó.

Entre las nuevas tecnologías en el manejo de los pacientes quemados, Fernando Guerrero dijo que en el Centro Nacional de Investigación y Atención a Quemados (Ceniaq) del Instituto Nacional de Rehabilitación han hecho pruebas con productos como los xenoinjertos, hechos con piel porcina o aloinjertos, de piel cadavérica, así como los apósitos con plata.

Destacó que los injertos que se realizan de manera oportuna evitan infecciones, reducen la pérdida de temperatura, contrarrestan la merca de líquidos y mejoran el control metabólico del paciente.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios