14 de Diciembre de 2017

Yucatán

La clave del éxito está en la innovación

Con disciplina, entusiasmo y visión van Fernando Zapata y Alejandro Cortés por consolidación de su empresa; quieren convertirla en franquicia.

Más que producir utilidades hay que desarrollar habilidades, recomiendan a los emprendedores  Fernando Zapata Campos y Alejandro Cortés Manica. (Milenio Novedades)
Más que producir utilidades hay que desarrollar habilidades, recomiendan a los emprendedores Fernando Zapata Campos y Alejandro Cortés Manica. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook La clave del éxito está en la innovaciónCompartir en Twiiter La clave del éxito está en la innovación

Cecilia Ricárdez/Milenio
MÉRIDA, Yucatán.- Con la innovación como bandera, los jóvenes emprendedores Fernando Zapata Campos y Alejandro Cortés Manica ofrecen soluciones para satisfacer las necesidades en tecnologías de información mediante la comercialización de productos y servicios que les ayuden a alcanzar un crecimiento continuo.

También son impulsores de la tecnología  verde, es decir el desarrollo de dispositivos electrónicos de alto desempeño y bajo consumo de energía, para el uso eficiente de los recursos computacionales  de las empresas logrando ahorros en los costos y minimizando el impacto ambiental.

Ambos con espíritu proactivo, desde su adolescencia y posteriormente en la universidad, impulsaron negocios que les dieron las herramientas para animarse a emprender juntos en el tema de tecnologías. 

En la actualidad,  destacan en el  desarrollo de proyectos de conectividad, redes e innovación y el trabajo en “la nube”  a nivel privado, es decir para uso exclusivo de la institución o corporación a la que atienden con su empresa TYS Tecnología y Sistemas.

¿Cómo deciden emprender juntos?

Fernando: Apliqué al programa Incubatics 2013 (organizado por el Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología, Innovación del Estado de Yucatán) e invité a Alejandro a emprender juntos porque compartíamos la misma visión en cuanto a iniciar un proyecto en el que ofreciéramos servicios de calidad y con desarrollo de tecnología e innovación, porque vender equipo cualquiera lo hace.

Alejandro: Contamos con el valor agregado del conocimiento en el tema, cada quien en su experiencia y formación. 

¿Qué características de su formación académica influyeron en asociarse?

Alejandro: Soy Licenciado en Administración de Empresas con Maestría en Innovación, de la Universidad de Valencia. Tengo  experiencia en la creación, desarrollo y administración de negocios de base tecnológica y he sido reconocido en eventos internacionales por la realización y presentación de proyectos y planes de negocios. He participado en varios foros y concursos de emprendedores a nivel internacional en Francia, México y España.

Fernando: Soy ingeniero en sistemas del Instituto Tecnológico de Mérida con Maestría Tecnologías, de la Información por el Universidad Interamericana del Desarrollo. Poseo conocimiento en diferentes componentes, certificaciones y distribuciones de marcas mundiales.

¿Cómo resolvieron el tema del financiamiento?

Fernando: Aunque comenzamos con un capital semilla derivado de un financiamiento, nosotros trabajamos como si no lo tuviéramos, como si no existiera, esforzándonos para sacar el dinero de los gastos.  El éxito de nuestro proyecto es trabajar como si no existiera algo seguro, sí se puede, lo hemos constatado.

Alejandro: Un error es pensar que hasta que el gobierno me otorgue un financiamiento voy a emprender, a veces tardan o no llegan y ya perdiste tiempo. No negamos los beneficios porque a nosotros nos ha ayudado, pero estamos enfocados en seguir innovando. TYS ha sido beneficiado por Prosoft, Concitey y la Secretaría de Fomento Económico. 

¿Cómo se ven en los próximos años?
 

Fernando: Pretendemos franquiciar en tres años, estamos afinando el modelo de negocios y la cuestión de la estandarización para que en cualquier ciudad donde se desee fundar un TYS se siga innovando.

¿Cuáles son las lecciones más importantes que han aprendido en este tiempo?

Fernando: A no rendirte, el camino no es fácil, decidimos empezar casi sin nada, en un cuartito, solos...es frustrante, pero cuando alcanzas cierto nivel es muy satisfactorio.

Alejandro: Como socios, de lo aprendido puedo destacar  5 puntos que debe considerar un emprendedor:

1.- Que los socios tengan la misma ambición de trascender.
2.- Una cultura de trabajo similar: por si es necesario que todos trabajen largas jornadas.  
3.- Que emocionalmente todos estén bien, muchos dicen que dinero es emoción, para mí emprender es emoción, debes estar bien para soportar los altibajos y hasta las peleas que se presenten.
4.- La confianza en los elementos. Si uno lleva cuentas, ventas, etc. debe confiar en lo que el otro hace, eso se traduce en comunicación.
5.-La interdisciplina, que sean de diferentes carreras para complementarse y hacer un balance, es determinante del éxito.

 ¿Qué opinión les merece el dicho de que no hay que hacer negocios con la familia ni con los amigos?

Fernando: mientras haya disciplina, entusiasmo y visión no importa con quién te asocies, a Alejandro lo conozco desde la prepa y el tema de la amistad no ha influido de manera negativa, al contrario, esa empatía puede hacer más fácil que hacerlo con desconocidos.

¿Qué consejo pueden compartir con sus contemporáneos emprendeores en el espinoso tema del dinero?

Alejandro: Ponerse un sueldo, aunque sea menor, pero hacerlo para sentir que hay una remuneración por el esfuerzo, porque es muy común que los emprendedores trabajen  y no se paguen. También, incluso, aunque nos prestaban el espacio donde iniciamos preferimos pagar renta para poder exigirnos más y cubrir aunque sea en menor escala los gastos fijos que tiene cualquier empresa.

Los emprendedores están muy acostumbrados a culpar al sistema, porque no les otorgan apoyos, pero hay que entender que no siempre lo que se necesita para emprender se enseña en la escuela y es su obligación educarse, ponerse al día y tener el conocimiento necesario para la operación de la empresa. 

Muchos se enfocan en producir utilidades en vez de habilidades, además la salud financiera de tu empresa empieza consigo mismo; porque es el reflejo del emprendedor, si las finanzas personales son un desastre también serán las de su negocio; desde el sueldo debe haber el ejercicio de la administración del dinero, cuánto gano, cuánto gasto, etc. 

Fernando:  Nos hemos topado con empresarios que tienen negocios y no comprenden cómo funciona su contabilidad y es necesario para poder tomar decisiones, pero no hay esa cultura, por eso los invitamos a entrenarse. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios