21 de Septiembre de 2018

Yucatán

La investigación no debe quedar en el papel

La doctora Aracely Ríos Flores logró llevar su labor al terreno de la acción y la vinculación empresarial para generar un impacto social

Imagen de la doctora Aracely Ríos Flores, quien ecientemente fue distinguida por la Academia Mexicana de Ciencias. (Jorge Acosta/SIPSE)
Imagen de la doctora Aracely Ríos Flores, quien ecientemente fue distinguida por la Academia Mexicana de Ciencias. (Jorge Acosta/SIPSE)
Compartir en Facebook La investigación no debe quedar en el papelCompartir en Twiiter La investigación no debe quedar en el papel

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Convencida de que la investigación no se debe quedar en el papel, la doctora Aracely Ríos Flores logró llevar su labor al terreno de la acción y la vinculación empresarial para generar un impacto social, de esta manera su trabajo sobre energías limpias beneficia a la sociedad y a la industria.

A pesar de su juventud, recientemente fue distinguida por la Academia Mexicana de Ciencias, conjuntamente con la Asociación Mexicana de Amigos del Instituto Weizmann de Ciencias, con el Premio Weizman 2014, galardón que se entrega a las mejores tesis doctorales realizadas en México por investigadores menores de 35 años, en el caso de hombres, y menores de 38 años, en el caso de mujeres, en las áreas de ciencias exactas y naturales.

Vocación desarrollada

“Hay que tener los ojos bien abiertos para identificar las oportunidades y tomarlas, siempre están ahí, es cuestión de observar y asumir el reto. Nunca pensé dedicarme a lo que hago, mi interés inicial era otro, pero en el cambio, que ahora veo como una oportunidad, encontré mi vocación”, indicó la Dra. Aracely.

Recordó que al salir de la preparatoria su primera opción de carrera era sistemas computacionales en el Instituto Politécnico Nacional, pero al no quedar seleccionada ingresó a la carrera Ingeniería y Metalurgia de Materiales. 

Al inicio pensó en retomar su primera opción luego del primer semestre, pero quedó cautivada por el tema del procesamiento de materiales, del cual se especializó y descubrió que era muy amplio. 

Mérida en su mapa profesional

Desde hace 10 años eligió Yucatán como su hogar, cuando decidió estudiar su maestría y doctorado en el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (Cinvestav-IPN) unidad Mérida.

De su último grado de estudios resultó la tesis “Optimización de la eficiencia de celdas solares de CdTe/CdS”, la cual ha destacado por su originalidad, rigor y relevancia científica, tecnológica o social. 

La aportación de Aracely Ríos permitió que el Estado figure como referencia internacional para el desarrollo de sistemas de energía renovable, único en Latinoamérica, ya que los trabajos de la joven investigadora destacan en la producción de celdas solares con eficiencia de conversión de la energía solar a energía eléctrica del 14.6 por ciento, superior al promedio de la industria, que es de alrededor del 10 por ciento.

“Fue en Mérida desde la maestría donde me interesé en los módulos fotovoltáicos (paneles solares), porque  vislumbraba el futuro de las energías renovables, tanto en la sociedad como en la industria, y tenía el objetivo de que el proyecto trascendiera, no se quedara en papel. Así se trabajó para lograr la mayor eficiencia. 

En el doctorado fue cuando me apasioné en la investigación pasando horas en el laboratorio, experimentando, documentando todo. Ahora veo que todo el cambio fue bueno”, abundó.

Destacó que los retos para lograr que la investigación pase del papel a la acción tienen que ver con la disciplina, la persistencia para no abandonar los trabajos, el sacrificio de tiempo de ocio para dedicarlo a los registros, revisar bibliografía, investigar las tendencias y controlar hasta los mínimos detalles. 

Vinculación de ciencia y sector empresarial

“Siempre quise una opción diferente en la carrera, porque para muchos investigadores el único camino después de un doctorado es un post (doctorado) o dar clases, se encasillan, sin desarrollar aquello que se investigó.

Es importante la vinculación, porque hay muy buenos trabajos de investigación que no se aprovechan o no interesan a las empresas porque los ven como tardados y costosos, porque los resultados se ven en tres o cuatro años. Es necesario que la industria le tome importancia; sí hay ejemplos de ello a nivel nacional y local”.

Como muestra de esta filosofía, desde hace dos años es coordinadora del área de recubrimientos y vacíos, de EnerSureste (Energías Renovables del Sureste), una empresa especializada en la investigación, fabricación, comercialización de productos y desarrollo de aplicaciones de tecnología en energía termosolar y energía renovable.

La doctora señaló que este tipo de energía alternativa podría utilizarse no sólo en comunidades rurales de difícil acceso, en las cuales resulta complejo introducir el cableado de la red eléctrica, sino también pueden ser útiles en actividades como la agricultura. Considera que en conjunto las energías alternativas (eólica, solar, geotérmica, etc.) podrían, a futuro, solventar la creciente demanda de energía que existe en el mundo.

Perfil y trayectoria
  • Dra. Aracely Ríos Flores nació en la Ciudad de México, 9 de agosto de 1980.
  • Premio Arturo Rosenblueth 2013 otorgado por el Cinvestav Nacional.
  • Premio Weizman 2014, entregado por la Academia Mexicana de las Ciencias.
  • Coordinadora del área de recubrimientos y vacíos, de EnerSureste (Energías Renovables del Sureste).

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios