13 de Diciembre de 2017

Yucatán

De rechazados a jóvenes con un futuro prometedor

Luis Ángel Berrios Rivera y Russell y Santos Charruf son dos jóvenes que dan testimonio de la adecuada canalización de un niño Asperger.

Luis Ángel Berrios Rivera y Rusell Santos Charruf son dos jóvenes con síndrome de Asperger que recibieron adecuada canalización para concluir estudios profesionales. (Milenio Novedades)
Luis Ángel Berrios Rivera y Rusell Santos Charruf son dos jóvenes con síndrome de Asperger que recibieron adecuada canalización para concluir estudios profesionales. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook De rechazados a jóvenes con un futuro prometedorCompartir en Twiiter De rechazados a jóvenes con un futuro prometedor

Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Luis Ángel Berrios Rivera, de 19 años, y Russell Santos Charruf, con 20, son dos jóvenes que dan testimonio de lo que la adecuada canalización de un niño Asperger puede realizar una vez que se le detecta.

Ambos comparten lo difícil que fue su proceso al principio, entre rechazos en las escuelas por su síndrome, y como, poco a poco, no sólo han aprendido a insertarse en la sociedad, sino a verse a sí mismos en un futuro prometedor.

Russell cuando no está estudiando dedica sus ratos de ocio al escultismo, en donde es subjefe de sección, también ayuda a un grupo de niños en la participación del gotcha, además de participar activamente en convenciones de ánime, e incluso realiza diseños de interfaces para “una nueva generación de tecnología que tengo en mente”.

Ángel dedica sus ratos de ocio a la búsqueda de temas específicos de ciencia, naturaleza, sobre el cine o de su misma carrera, entre otros en el internet.

Una oportunidad única

Los dos reconocen el importante aporte que se ha visto reflejado en sus vidas desde que decidieron ingresar a estudiar la carrera de Ingeniería de Software en IngeniHum, lo que considera una oportunidad única.

Russell también revela que esta nueva visión que tienen de ellos ha modificado la anterior, en la que sentían que no encajaban en los grupos escolares donde participaban, incluso, él tuvo desavenencias con una maestra de gastronomía, última carrera que intentó antes de ingresar al plantel actual.

“A través de la historia ha habido grandes personajes con Asperger, y uno de los más recientes es Lionel Messi, de quien se infirió que tiene el síndrome, ya que en cierta ocasión no reflejó expresión alguna al recibir un premio”, indicó.

Ángel comenta que con la institución que los forma para la carrera profesional pueden ahora familiarizarse con el entorno laboral, desarrollar habilidades sociales y estudiar su especialidad.

Sin rodeos, Russell indica de nueva cuenta que es importante romper con el miedo a enfrentar la situación de ser Asperger, o de tener un hijo con este síndrome, y entender que se trata de una persona diferente.

Las malas experiencias han quedado en el pasado, ya sea con compañeros de salón e incluso de maestros, que en algunos casos –dijo- les trataron mal porque resultaba difícil comprenderlos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios