16 de Octubre de 2018

Yucatán

La mano que clama justicia en Izamal y Hoctún

La historia de un bravucón al que dejó manco un hombre de menor estatura y corpulencia.

Muchos aseguran que han visto la mano que clama justicia en el cementerio de Hoctún. (Jorge Moreno)
Muchos aseguran que han visto la mano que clama justicia en el cementerio de Hoctún. (Jorge Moreno)
Compartir en Facebook La mano que clama justicia en Izamal y HoctúnCompartir en Twiiter La mano que clama justicia en Izamal y Hoctún

Jorge Moreno
MÉRIDA, Yuc.- En Ekmul, comisaría de Tixkokob, la gente asegura desde hace muchos años ver una "pierna ensangrentada fantasma" en los alrededores del pueblo, por eso no me sorprendí cuando tiempo después me enteré que en Hoctún, se deja ver en su cementerio una "mano” que clama venganza, según cuentan.

Cuenta la leyenda que hace unos años vivió en el municipio de Hoctún un señor apodado "Rach" que era muy conflictivo y pleitista, no se movía de las cantinas y le encantaba meterse en problemas y fastidiar a la gente, pues se aprovechaba de su robustez y corpulencia, pero como dicen por ahí tarde o temprano todos encuentran la "horma de su zapato"…

Resulta que en una ocasión llegó al pueblo un vendedor de encajes y bonetería, y al filo del mediodía entró a la cantina mientras hacía tiempo para esperar el autobús, pues ya había terminado su trabajo; se menciona que venía de la ciudad de Valladolid.

Cuentan que era de complexión delgada, de cuando mucho 1.60 metros de altura y su presencia no espantaba "ni a una mosca"; en eso llegó nuestro protagonista y no tardó en meterse con el visitante haciéndole bromas pesadas.

Lo que pasó minutos después nadie se lo imaginó. Cansado de las burlas, el vendedor sacó un filoso cuchillo de entre sus bolsas y se fue encima de Rach, quien por instinto alcanzó a meter la mano derecha para defenderse, pero fue blanco del arma y la mano salió volando...

El vendedor se fue de ese lugar, nadie hizo por detenerlo, algunos quizás por temor a correr la misma suerte que la víctima y otros quizás porque consideraban que el forastero les había hecho justicia.

'Manco Rach'

A partir de ese momento, Rach se convirtió en "el manco Rach", le entró más fuerte al vicio de la bebida y se la pasaba diciendo que se vengaría de aquel vendedor y de todos aquellos que se burlaron y gozaron de su tragedia.

Pasaron los años, hasta que un día Rach totalmente alcoholizado caminaba en medio de la carretera federal rumbo a Cancun y fue trágicamente atropellado. Murió en la clínica y como última voluntad alcanzó a decirle a su hermano que le dijera a todos durante su entierro que su mano regresaría a vengarse...

A partir de ese momento, durante los siguientes meses muchas personas aseguraron haber visto una mano, la mano vengadora, pasearse por los alrededores y por los pasillos del panteón municipal de Hoctún. Podría pensarse que se trata de sugestión, lo raro es que hasta visitantes de otras poblaciones que no están enterados de este caso la han visto.

 

Hasta en Izamal

Durante mi visita al cementerio de esa localidad no me tocó verla, pero lo que si me sorprendió es que recientemente personas de Izamal me contactaron para decirme que también en el cementerio de la Ciudad de los Cerros se ve esa mano.

Es más, aseguran que se trata de la misma mano fantasma de Rach, ya que afirman que tenía familia en Izamal y los que lo conocieron bien incluso dicen que el nació en dicha ciudad, al igual que sus papás, pero desde niño lo llevaron a vivir a Hoctún, pueblo que está a unos cuantos minutos de distancia.

En los próximos días viajaré de nuevo a Hoctún para obtener más detalles de este caso y ahora también a Izamal para averiguar más datos sobre la “mano vengadora” y dárselos a conocer.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios