15 de Noviembre de 2018

Yucatán

Las 38 muñecas embrujadas

Se dice que espíritus de niños se posesionaron de las muñecas que estaban en la "casa del huaycot", en Yaxcabá.

Así se encuentran las muñecas en el Museo Paranormal de la revista “Misterios”. (Jorge Moreno/SIPSE)
Así se encuentran las muñecas en el Museo Paranormal de la revista “Misterios”. (Jorge Moreno/SIPSE)
Compartir en Facebook Las 38 muñecas embrujadasCompartir en Twiiter Las 38 muñecas embrujadas

Jorge Moreno/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Hace unos meses, en “Municipio Paranormal” hablamos de la población de Yaxcabá, conocida como “la tierra de los brujos”. Hoy nos referiremos nuevamente a este municipio por un caso que no tocamos a fondo en esa ocasión, me refiero a sus “38 muñecas embrujadas”; a petición de varios lectores que se comunicaron vía correo electrónico porque quieren saber más sobre ellas.

Estas muñecas estaban en el interior del lugar conocido como “la casa del huaycot” o “casa de las mil columnas”, a donde anteriormente ya había ido a investigar por el tema del brujo que se convierte en pájaro, para lo cual entrevisté a la entonces propietaria del sitio, María Rodríguez Sierra.

Meses después me enteré que la señora falleció y sus familiares me llamaron para preguntarme si no quería quedarme con varias muñecas que estaban en esa casona antigua; me las ofrecieron porque iban a desalojar el sitio y nadie quería quedarse con ellas, ya que tenían fama de “embrujadas”.

Viajé nuevamente a Yaxcabá y, antes de entregarme una a una las 45 muñecas, me explicaron los orígenes de las mismas: casi todas eran propiedad de generaciones anteriores y actuales de esa familia, ya que las niñas que acudían ahí de vacaciones, o a ver a sus tíos, las fueron dejando y con el paso de las décadas se juntaron más de 30.

El problema surgió cuando empezaron a darse cuenta que varias de ellas cambiaban de lugar por las noches, incluso aparecían en otra habitación. Uno de los familiares decidió llevar a un brujo de Catemaco y éste, sin conocer la historia de la casa, les dijo algo que posteriormente se comprobó:

Niños asesinados

Resulta que durante la Guerra de Castas en el interior de la antigua casona asesinaron a decenas de niños que habían intentado resguardarse en el lugar; entonces, de acuerdo con ese brujo, los espíritus de la mayoría de los infantes se quedaron ahí, y al ver a los muñecos y muñecas que había en la casa tomaron posesión de ellos.

De hecho, me platicaron que año tras año se hacían rezos y novenas en la capilla ubicada en la “casa del huaycot” y de pronto vieron a varios niños cerca del “to’ox” (dulce o postre que se da al final), pero nadie los reconoció e instantes después desaparecieron, no sin que antes también desaparecieran parte de los dulces; desde ese entonces, en los rezos les dejan ofrendas.

De entre las muñecas, algunas tienen más de 45 años de antigüedad, se nota en los modelos y en que están en mal estado, aparte de que los familiares recordaron las fechas aproximadas en que llegaron ahí, ya que algunas eran de unas señoras que ahora tienen más de 50 años de edad y que en ese entonces tenían aproximadamente cinco.

Luego de que me contaron la historia de las muñecas con detalle, procedimos a llevarlas, las metimos en unas bolsas negras y en unas cajas, no sin antes hacer unos breves rituales, sobre todo en las que aparentaban tener mayor actividad.

Manifestaciones paranormales

Al llegar a Mérida, pusimos todas las muñecas en una repisa especial en las oficinas de la revista Misterios, a un costado de donde se encuentran los demás objetos del “Museo Paranormal” y desde esa misma primera noche ocurrieron cosas extrañas.

Lo primero que pasó fue que una de mis colaboradoras vio, a eso de las 2 de la mañana, una especie de “bola blanca de luz” que se paseaba en uno de los cuartos contiguos a donde estaban las muñecas, para después perderse frente a una pared.

A juicio de una colaboradora que tenemos, quien es espiritualista (no confundir con espiritista), eso que pasó tenía un significado: era una de las ánimas de los niños que por error quedó dentro de una muñeca o muñeco y que se estaba regresando a la casona de Yaxcabá, ya que al parecer esos espíritus infantiles se sienten los guardianes de ese lugar”.

Hasta la fecha no han ocurrido más que otros dos o tres incidentes parecidos con estas muñecas en el "Museo Paranormal", algunas de estas muñecas las di a conocer en las conferencias de la “gira Misterios” y ahí el público pudo conocer la historia a fondo y después verlas en vivo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios