18 de Septiembre de 2018

Yucatán

Yucatecas, las que más consumen alcohol a nivel nacional

El problema ha ocasionado un aumento en los casos de cirrosis, en mujeres jóvenes.

Las yucatecas de 10 a 24 años son las que más consumen bebidas embriagantes con una incidencia de 36.45 casos de intoxicación por cada 100 mil. (Foto: Twitter)
Las yucatecas de 10 a 24 años son las que más consumen bebidas embriagantes con una incidencia de 36.45 casos de intoxicación por cada 100 mil. (Foto: Twitter)
Compartir en Facebook Yucatecas, las que más consumen alcohol a nivel nacionalCompartir en Twiiter Yucatecas, las que más consumen alcohol a nivel nacional

MILENIO NOVEDADES
MÉRIDA, Yuc.- Desde 2015, la población femenina en Yucatán es la que más alcohol ingiere a nivel nacional, debido a esto cada vez son más los casos de cirrosis por alcohol en mujeres menores de 35 años de edad.

Especialistas afirman que esto obedece a que actualmente el inicio en el consumo en las mujeres yucatecas se da a edades tan tempranas como los diez años de edad.

De acuerdo con la Dirección General de Epidemiología, el “Top Ten” de los estados con mayor incidencia de intoxicación por alcohol en mujeres lo encabeza Yucatán, seguido de Nayarit, Sinaloa, Jalisco, Campeche, Colima, Guanajuato, Sonora, Tamaulipas y Aguascalientes.

También te puede interesar: Cada vez hay más jóvenes muertos 'por culpa' del alcohol

En la entidad se registran en promedio 120 casos de intoxicación alcohólica por cada 100 mil habitantes de población femenina, por año. De acuerdo con los registro poblaciones se estarían presentando más de mil 200 casos por año. En Nayarit, el promedio es de 800 casos anuales.

En lo que se refiere a los rangos de edad, las yucatecas de 10 a 24 años son las que más consumen bebidas embriagantes con una incidencia de 36.45 casos de intoxicación por cada 100 mil; en segundo lugar en el consumo de alcohol en la entidad se ubican las mujeres de 15 a 19 años tienen una incidencia de 32.96.

La intoxicación aguda por el alcohol es el síndrome clínico producido por el consumo de bebidas embriagantes en forma brusca y en cantidades superiores a la tolerancia de cada persona. En este rubro, en 2017 se han registrado 589 casos en mujeres y 4 mil 897 en hombres.

En 2016, se registraron en el estado 249 casos de cirrosis alcohólica de los cuales 71 se presentaron en mujeres y 178, en hombres. En el presente año se ha contabilizado 96 casos en hombres y 40 mujeres, hasta el 5 de agosto, de acuerdo con cifras del Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica de la Secretaría de Salud Federal.

Así mismo se han registrado 36 casos de enfermedad alcohólica del hígado en mujeres y 51 en hombres.

Brenda Herrera Chi, gastroenteróloga del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán, explicó que la cirrosis no causa molestias, hasta que se presentan vómitos con sangre, evacuaciones de color negro y quienes la padecen, tienen un color amarillo en los ojos, presentan periodos de desorientación y se quedan dormidos, además de que retienen líquido en los pies.

“Estos síntomas se presentan, en su mayoría, cuando la enfermedad ya se encuentra en fase avanzada. El daño en el organismo es variable de paciente a paciente, ya que se estima por la cantidad de años que han consumido bebidas alcohólicas y el grado de alcohol que éstas contienen, por ejemplo el vodka es más tóxico porque contiene una mayor graduación”, apuntó la especialista.

Advirtió que la cirrosis por alcohol, además del hígado, daña el esófago ya que se forman várices, provocando que el paciente vomite sangre.

La especialista en gastroenterología afirmó que en el IMSS se han presentado casos de personas menores de 40 años que ya padecen de cirrosis, debido a que comenzaron a ingerir alcohol en cantidades muy altas a temprana edad.

Agregó que las consecuencias del abuso del alcohol repercuten también en el entorno familiar, ya que el individuo es incapaz de atender adecuadamente las relaciones interpersonales y laborales.

“Para prevenir la cirrosis, la recomendación principal es moderar el consumo de alcohol. En cuanto a los pacientes con cirrosis se les exhorta a suspender definitivamente su consumo; ya que al dejarlo, las várices en el esófago disminuyen y en muchas ocasiones dejan de sangrar.

De retomarlo ponen en riesgo no solo su saludo, sino su vida”, advirtió la doctora Brenda Herrera.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios