10 de Diciembre de 2018

Yucatán

Tras años preso ¿cómo es el primer día en libertad?

El psicólogo Alberto López Vadillo, recluido desde hace más de una década, narra en una trilogía cómo los internos logran reinsertarse a la sociedad.

La obra de Alberto López Vadillo es una especie de catarsis sobre su vida dentro del Centro de Readaptación Social de Mérida. (Facebook/El Camino que va de Regreso)
La obra de Alberto López Vadillo es una especie de catarsis sobre su vida dentro del Centro de Readaptación Social de Mérida. (Facebook/El Camino que va de Regreso)
Compartir en Facebook Tras años preso ¿cómo es el primer día en libertad?Compartir en Twiiter Tras años preso ¿cómo es el primer día en libertad?

Agencias
MÉRIDA, Yuc.- Como una actividad terapéutica, una voz que acerca a la sociedad con la realidad de la vida penitenciaria, el interno Alberto López Vadillo se ha convertido en ese enlace, gracias a su trilogía literaria “El camino que va de regreso”.

Recluido desde hace 11 años en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Mérida, López Vadillo ha combinado su experiencia como psicólogo posgraduado y la literatura, para narrar la vida del interno y su proceso de reinserción, el cual, aseguró, la mayor parte de los reos logra.

El éxito de “El camino que va de regreso” se debe tanto por la curiosidad que genera al exterior de la cárcel, el saber cómo se vive la paternidad penitenciaria, la celebración de un cumpleaños, el Día de la Madre o del Padre, así como el haberse convertido en un programa de ayuda para internos, desarrollado por ellos mismos.

“Tengo 11 años en el Cereso y comencé a escribir hace tres. Soy psicólogo y lo hago un poco en forma terapéutica, para describir lo que yo sentía y al mismo tiempo he dado consulta a mis compañeros, escuchaba sus historias, las reflexionaba”, afirmó.

“De ahí nace el interés que la gente supiera cuál es el proceso que llevan las personas para reinsertarse. De pronto se quedan con la idea de que los presos están en la cárcel y están pagando una sentencia, pero no se sabe qué piensan, cómo se van transformando, cómo salen”, añadió.

López Vadillo, quien hace tres años tuvo contacto con los talleres que ofrece la Escuela de Escritores “Leopoldo Peniche Vallado”, de la Secretaría de la Cultura y las Artes de Yucatán en este Centro de Readaptación Social (Cereso), insistió en que la mayor parte de los internos se reinsertan.

Catarsis

En sus libros, cuyos títulos son: “Crónicas penitenciarias”, “Una mirada a la vida penitenciaria” y “Reflexiones penitenciarias", describe, un poco a manera de catarsis, cómo se asume la reinserción y los momentos que se viven para lograrla.

Aseveró que “hay dos tipos de internos: los reincidentes, que hacen de esto su modo de vida, salen y entran, además de las personas que cometemos un error y tenemos que pagar por éste, cualquiera que sea, al final salimos reinsertados: esto rompe un poco con lo que tradicionalmente se piensa de que la cárcel es una escuela del crimen”.

“La mayor parte sale perfectamente bien, pero no se habla de ellos, es un poco siempre de la historia de los malos que reinciden, de los que están en prisión, ¿pero qué pasa con la gente que no incurre nuevamente en el delito?”, dijo.

Los libros, detalló, “hablan un poco de eso, de las historias cotidianas de las personas que estamos aquí. El primero refiere a cómo ingresaron, qué pasa con su papá, con su mamá, con sus hermanos, con su esposa; cómo es la paternidad penitenciaria, qué significan las mamás que vienen a visita”.

“Para muchos es importante un 10 de mayo, un 16 de septiembre, cómo se pasa una Navidad y eso es lo que fuimos escribiendo en cada uno de los artículos”, mencionó.

Al salir...

El segundo de los libros, sostuvo, “es un poco más de carácter jurídico y versa sobre las reformas (penales) que se han venido haciendo y nosotros tratamos de plantear, con historias de los internos, cómo van a impactar éstas en el nuevo sistema de justicia penal”.

El delito, precisó, “es muy importante en las dos primeras fases del nuevo sistema de justicia penal, porque por él te consignan y sentencian, pero en la tercera etapa, el delito ya no es significativo, es trascendental la reinserción, ya estás en la cárcel y estás cumpliendo una condena”.

Explicó que el tercer libro cuenta los efectos vinculados “al proceso de salida del Cereso. Aquí ya tenemos historias de la gente que cumplió 12, 14, 15, 18 años y salen”.

“Tuve la oportunidad de conversar con compañeros que tuvieron procesos largos de sentencia, de cómo son sus días previos a salir, cómo es su día de salida, he platicado con ellos cuando regresan de visita y conversan sobre qué fue lo que sucedió afuera, de cómo es el primer día que vuelven a ser libres”, puntualizó.

(Información de Notimex)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios