22 de Octubre de 2018

Yucatán

Llevan misioneros la luz de Cristo a todo Yucatán

El Arzobispo Emilio Carlos Berlie Belaunzarán destacó la importancia de evangelización que realizarán los grupos apostólicos durante nueve días.

Esta enorme manta acompañará a los misioneros por los poblados donde realizarán su labor evangelizadora. (José Acosta/SIPSE)
Esta enorme manta acompañará a los misioneros por los poblados donde realizarán su labor evangelizadora. (José Acosta/SIPSE)
Compartir en Facebook Llevan misioneros la luz de Cristo a todo YucatánCompartir en Twiiter Llevan misioneros la luz de Cristo a todo Yucatán

Cindy Yvel/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Con un llamado a padres de familia a ser misioneros y llevar luz a través de la Palabra de Dios a las personas que más lo necesitan, el Arzobispo de Yucatán, Emilio Carlos Berlie Belaunzarán, ofició el sábado una misa en una abarrotada iglesia de Cristo Resucitado.

“Los misioneros son sembradores de la Palabra del Señor”, aseveró Monseñor Berlie Belaunzarán ante niños, jóvenes y padres de familia que anunciarán la buena nueva de la salvación de Cristo en diversas localidades del Estado que les fueron asignadas, evento que es organizado cada Domingo de Ramos, como parte de las actividades por la Semana Mayor.

El Arzobispo resaltó que la Iglesia Católica está más fuerte que nunca, y gracias a la labor del Papa Francisco se unen más feligreses a la evangelización, ya que es el pilar de la Iglesia Católica.

Llevar luz a donde se necesita

En su homilía, indicó que se requiere del trabajo de los misioneros para llevar luz a las personas que más lo necesitan, y destacó que la importancia de las misiones radica en que se siembra una semilla de esperanza, a través de la Palabra de Dios y la oración, y se fomenta el deseo de estar más cerca y apoyar a las personas.

Este trabajo se debe nutrir con los sacramentos de la Iglesia, indicó, ya que la oración es el oxígeno de la vida. “El verdadero amor no cambia ante nada, así es el amor que Cristo tiene a sus hijos”.

Luego, el Arzobispo bendijo a una familia, jóvenes y niños en representación de las misiones y de cada equipo que durante nueve días llevarán la Palabra de Dios a las comunidades fortalecidos por el Espíritu Santo.

Al término de la ceremonia religiosa, Cristina Sosa Rosado, directora de megamisiones, recomendó a la juventud lograr que más personas se acerquen a la Iglesia, que se den cuenta que cambia la vida de las personas y llena el alma.

Misiones y colores

Precisó que los misioneros se dividen en grupos y se identifican con pañoletas de colores; los de grupo de fuego, que son los hombres, usan azul marino; misionero niñas, azul claro; familias misioneras, naranja; juventud misionera, amarillo (mujeres) y rojo fuego (hombres), mientras que responsables generales, verde.

Las edades de los jóvenes misioneros van de los seis a 24 años, además de los grupos de las familias.

Sosa Rosado indicó que el equipo de mujeres está formado por 145 personas, que llevarán el Evangelio a 15 poblados de Nunkiní y Hecelchacán, Campeche. El equipo varonil está integrado por 115 personas, que este año trabajarán en 13 comunidades del municipio de Tixméuac.

También participan dos sacerdotes y dos religiosas, que acompañarán a la megamisión y también forma parte Familia Misionera, que estará en 16 comunidades cercanas a Colonia Yucatán y Popolnah. Trabajarán 207 personas.

Las misioneras de primer a tercer grado visitarán Tixcacaltuyub, Tibolón y Cantamayec, en cada lugar estarán 35 menores, 10 responsables y dos o tres padres de familia.

Fuego Misionero trabajará en seis poblados cercanos a Maxcanú, con 150 alumnos de primaria a secundaria.

También asistirán jóvenes de preparatoria para responsabilizarse de las tareas de ordenación. El equipo salió este sábado en siete autobuses hacia sus comunidades designadas. Hoy viajan las familias y el lunes el equipo de los niños.

Una jornada

  • Una jornada como misionero inicia con la oración, para luego desayunar con el equipo, después se dirigen a los pueblos a leer el Evangelio, convivir con las personas del lugar y luego a seguir realizando actividades apostólicas.
  • Durante el año, una comunidad de misioneros visita a los grupos una vez a la semana para ver la continuidad de las personas que evangelizaron.
  • Como en otros años, los bautizados de varios grupos apostólicos y movimientos que se encuentran en la Arquidiócesis se prepararon para responder al llamado de Jesús y del Papa a salir y anunciar la buena nueva de la salvación de Cristo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios