22 de Septiembre de 2018

Yucatán

Lluvias ahogaron a Yucatán

Autoridades municipales recolectaron este viernes más de 700 mil litros de las calles de Mérida, a consecuencia de fuertes lluvias que trajo consigo el frente frío número 23.

Trabajadores de los Servicios Públicos Municipales se dedicaron a desaguar las vías. (Milenio Novedades)
Trabajadores de los Servicios Públicos Municipales se dedicaron a desaguar las vías. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Lluvias <i>ahogaron</i> a YucatánCompartir en Twiiter Lluvias <i>ahogaron</i> a Yucatán

Martha Chan/A. Hernández/M. Pool/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Las lluvias que trajo consigo el frente frío número 23 de la temporada causaron inundaciones en calles del Centro Histórico y poniente de Mérida, al grado que pipas municipales extrajeron más de 700 mil litros de agua pluvial, que recrudeció en poco tiempo el problema de los baches en la capital yucateca.

De acuerdo con las autoridades, las precipitaciones de los últimos días dejaron un acumulado de 85.5 milímetros en Mérida, la más alta en los cuatro meses. Además, la Conagua advierte que el lunes llegará a la entidad un nuevo frente frío que traerá mayor potencial de lluvias sobre la Península.

Las precipitaciones más fuertes ayer se registraron en varios puntos de la entidad e incluso, rebasaron los 40 mm. Por ejemplo, en Valladolid se registraron 46 mm, seguido de Río Lagartos, con 44.9 mm; Celestún, con 44.8 mm en; Oxkutzcab, con 30.1 mm, y  Tizimín, con 28.1 mm.

En Mérida hasta las 18:00 horas, se registraron precipitaciones de 6 mm en Pensiones, de 4 mm, en la estación del Cinvestav y de 3.3mm, en el Observatorio de Mérida.

La Conagua advierte que el lunes llegará a la entidad un nuevo frente frío que traerá mayor potencial de lluvias sobre la Península

Ayer, las lluvias y las consecuentes inundaciones trastocaron la vida de los meridanos, quienes tenían que protegerse de las precipitaciones y para evitar ser mojados por los operadores del transporte público y automovilistas; en tanto, éstos tuvieron serios problemas con los baches que prácticamente se reprodujeron.

La Policía Municipal de Mérida y los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública controlaron los embotellamientos, aunque hubo caos viales, sobre todo sobre la Prolongación Paseo de Montejo, debido a que se cerró el paso deprimido por inundación, pero también hubo dos accidente simultáneos en los que estuvieron involucrados seis vehículos, con saldo de dos lesionados leves, de lo que informamos en la sección policíaca.

Además de las fuertes lluvias, las inundaciones se debieron a que las alcantarillas de Mérida no operaron debidamente porque se tupieron por la acumulación de basura. Un total de 27 pipas, 12 cuadrillas y 60 trabajadores de la Dirección de Servicios Públicos Municipales (SPM) desaguaron todo el día los encharcamientos, en especial en los principales cruceros y calles del Centro Histórico.

Para este año, según las autoridades municipales, se construirán más de 800 pozos pluviales con parte del empréstito de los 150 millones, ya que la ciudad se está viendo rebasada de ese servicio.

En cuando a los baches, los hoyancos no respetaron ninguna zona, al grado que a menos de 200 metros del Ayuntamiento, en la calle 66 con 61, un gigantesco cráter sorprendió a los conductores. La Comuna de inmediato lo reparó, con una cuadrilla móvil, que laboró a las 10 de la mañana bajo lluvia.
Otro bache gigantesco surgió en la 68, entre 69 y 67.

Sin mayores daños en la costa

A pesar de la intensidad de las lluvias que se han registrado en la entidad, las unidades municipales de Protección Civil sólo han reportados encharcamientos de calles o carreteras, que no han ameritado intervención de las autoridades, aunque se reportó la caída de un árbol en la colonia Lázaro Cárdenas, dañando un vehículo.

Los cuerpos estatales y municipales de Protección Civil se mantienen en alerta y los segundos realizan recorridos por las comisarías de municipios costeros, para conocer la situación que enfrentan sus habitantes, pero no hay reportes de daños a viviendas, hasta ayer por la noche.

Personal de la Unidad Estatal de Protección Civil aseguró que no hubo necesidad de implementar algún albergue temporal, ni siquiera en la parte sur de la entidad, porque lo reportes que tienen es que sólo algunos tramos carreteros están encharcados.

En Progreso, el titular de la Unidad Municipal de Protección Civil,  Javier Couoh Jiménez, dijo que en recorrido de supervisión realizado en los puertos de Chicxulub, Chelem y Chuburná, al igual que en colonias ubicadas en zonas bajas no se reportaron problemas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios