25 de Septiembre de 2018

Yucatán

Mal de Chagas acecha a los meridanos

El parásito que transmite el insecto llamado 'pic' puede alojarse en el organismo por décadas antes de causar daños.

Este es el insecto que porta el parásito causante del mal de Chagas: en Yucatán se le llama 'pic', pero su nombre científico es  Triatoma dimidiata. (Archivo/SIPSE)
Este es el insecto que porta el parásito causante del mal de Chagas: en Yucatán se le llama 'pic', pero su nombre científico es Triatoma dimidiata. (Archivo/SIPSE)
Compartir en Facebook Mal de Chagas <i>acecha</i> a los meridanosCompartir en Twiiter Mal de Chagas <i>acecha</i> a los meridanos

José Salazar/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Un estudio realizado en 2013 por el Centro de Investigaciones Regionales (CIR) "Dr. Hideyo Noguchi", de la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady) reveló que uno de cada 100 habitantes de la ciudad de Mérida podría ser portador del mal de Chagas, es decir casi 18 mil personas estarían infectados, muchos de ellos incluso sin saberlo. 

La estadística oficial de la Dirección General de Epidemiología indica que en Yucatán, hasta el 2 de julio, se han confirmado 28 casos de Tripanosomiasis Americana, término médico para esta patología.

De acuerdo con investigaciones realizadas recientemente por la Universidad Autónoma de México (UNAM) en México podría haber más de 800 mil personas infectadas con el parásito Trypanosoma cruz causante de la enfermedad conocida como 'mal de Chagas'.

Jorge Zavala Castro, director del CIR “Dr. Hideyo Noguchi” explicó que el vector del mal de Chagas es un insecto conocido popularmente como "pic" y cuyo nombre científico es triatoma dimidiata, que es un hematófago nocturno que se alimenta básicamente de especies animales. El humano es un reservorio accidental, es decir, se alimenta de este cuando se atraviesa en su camino, señaló.

Las variedades de estos insectos están presentes en casi todo el territorio que se encuentre por debajo de los dos mil metros de altura, lo que equivale a decir que la mayoría de la población mexicana se encuentra en peligro de contacto.

En Yucatán se presenta una sola especie de vector, la Triatoma dimidiata, junto con variedades de esta. En otras áreas de México hay más de una especie, lo que incrementa el riesgo de contagio para las personas.

El doctor Zavala Castro explicó que el efecto del parásito en el humano puede ser de dos maneras: la primera es que solo genere anticuerpos como parte de la infección y la segunda, que el parásito se aloje en las células y, en un tiempo de hasta 30 años, pueda ocasionar daños al corazón u otros órganos.

Problema no reconocido

Por su parte, la doctora Bertha Espinoza Gutiérrez, del Instituto de Investigaciones Biomédicas (IIBm) de la Unam advirtió que la enfermedad de Chagas se ha convertido en un problema de salud pública aún no reconocido en toda su dimensión y que la cantidad de infectados tendría repercusiones desde el punto de vista epidemiológico.

La investigadora dijo que su grupo de trabajo ensaya dos nuevos fármacos a los que calificó de “muy promisorios”.

En Yucatán, investigadores del CIR “Dr. Hideyo Noguchi”, trabajan desde hace algún tiempo en el desarrollo de una vacuna tanto para animales domésticos que son reservorios en el hogar como para humanos. 

En el centro de investigación se han evaluado de diez a quince antígenos diferentes del parásito, donde se identificó que el TCA1 y TC24, proteínas de su superficie, pueden indicar una respuesta inmune adecuada para eliminar el parásito.

"La vacuna que estamos desarrollando está basada en ellos y ahora se busca producir en masa este antígeno lo más puro que sea posible; tenemos resultados muy alentadores, desde hace algunos años los datos indican la funcionabilidad de la vacuna en modelos animales y ya se puede producir a nivel semiindustrial de calidad y bioseguridad apropiados; la segunda etapa consiste en probarla en humanos, que será en un futuro próximo", señaló el doctor Eric Olivier Dumonteil, investigador del cuerpo académico de Enfermedades infecciosas y transmitidas por vector del CIR.

El dato

  • Esta enfermedad es endémica de los tres estados de la Península: Yucatán, Campeche y Quintana Roo. 
  • El CIR Hideyo Noguchi trabaja en la elaboración de una vacuna para prevenirla.

Signos y síntomas

De acuerdo con la OMS, la enfermedad de Chagas tiene dos fases claramente diferenciadas. 
Inicialmente, la fase aguda dura unos dos meses después de contraerse la infección. Durante esta fase aguda circulan por el torrente sanguíneo una gran cantidad de parásitos. En la mayoría de los casos no hay síntomas o estos son leves.

En menos del 50% de las personas picadas por un 'pic', un signo inicial característico puede ser una lesión cutánea o una hinchazón amoratada de un párpado. Además, pueden presentar fiebre, dolor de cabeza, agrandamiento de ganglios linfáticos, palidez, dolores musculares, dificultad para respirar, hinchazón y dolor abdominal o torácico.

Durante la fase crónica, los parásitos permanecen ocultos principalmente en el músculo cardiaco y digestivo. Hasta un 30% de los pacientes sufren trastornos cardiacos y hasta un 10% presentan alteraciones digestivas (típicamente, agrandamiento del esófago o del colon), neurológicas o mixtas. 

Con el paso de los años, la infección puede causar muerte súbita o insuficiencia cardiaca por la destrucción progresiva del músculo cardiaco. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios