22 de Septiembre de 2018

Yucatán

'La gente es buena por naturaleza'

"Si las personas conocen la necesidad y el valor de su aportación, allí hay un cambio”, apuntó Marcia Lara Ruiz.

Marcia Lara Ruiz, fundadora de “Donando sangre, compartiendo vida” afirma que "la unidad de sangre que aportan puede significar la diferencia entre la vida y la muerte". (Milenio Novedades)
Marcia Lara Ruiz, fundadora de “Donando sangre, compartiendo vida” afirma que "la unidad de sangre que aportan puede significar la diferencia entre la vida y la muerte". (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook 'La gente es buena por naturaleza'Compartir en Twiiter 'La gente es buena por naturaleza'

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- “Hay que hacer las cosas que faltan”, es la frase que define la filosofía de vida de Marcia Lara Ruiz, fundadora de la organización “Donando sangre, compartiendo vida”, y participante activa y comprometida en distintas causas que defienden  los derechos humanos y animales, porque considera que cada persona tiene una misión en la vida para ser útiles a los demás.

Con el apoyo  y comprensión de su esposo Luis Eugenio Moreno  Lacalle Menéndez  y su hijo José Pablo Moreno Lara ha logrado desarrollarse en diferentes proyectos altruistas y ofrecer tiempo de calidad en cada rol que desempeña de manera ininterrumpida todo el año.

Mujer de fe desde la cuna

Ser luchadora de la vida lo aprendió de su familia, en especial de su madre, la señora Aída Ríos de Lara, quien, a pesar de los problemas de salud que padecía, no se detenía en sus proyectos y ayudaba sin mirar a quien, participando en grupos religiosos y apostólicos.

Sin decirle qué hacer y cómo, sino enseñando con el ejemplo, Marcia Lara aprendió el valor de la defensa de la vida y de la virtud de ser útil a los demás. 

“Dios está en todo lo que hago en la vida, me manda señales y me pone en los lugares correctos, con las oportunidades para decidir tomarlas, algunos prefieren voltear la mirada, en mi caso elegí afrontar el reto”, reflexiona.

Donando sangre, compartiendo vida

“Cuando leí una nota sobre alguien que trabajaba en un proyecto educativo en el Hospital O’Horán, fui al centro médico y me ofrecí para saber en qué podía apoyar. Cuando entré me di cuenta que una de las necesidades en el área infantil era sangre, porque muchos por su padecimiento necesitaban transfusiones constantes y como el 90 por ciento son de fuera de Mérida, sufren de la dificultad de conseguir donadores.

Luego de notar lo que se necesitaba, apoyé la fundación de una asociación, ‘Sueños de Ángel’, que trabaja cuatro áreas específicas, y a mí me tocaba ayudar a conseguir donadores  en integrarlos para beneficiar a niños con cáncer, pero me empezaron a contactar no sólo los que tenían esa enfermedad sino hasta personas que sufrieron accidentes”, recordó.

“Hay que hacer las cosas que son necesarias, hay que hacer las cosas que hacen falta aunque no precisamente sean las que más te gusten”, expresó sobre sus motivaciones para encabezar causas y hasta de retirarse de la primera institución para ampliar su área de acción para abarcar no sólo al sector infantil, sino también adulto y así nació “Donando sangre, compartiendo vida” A. C.

Actualmente más de 160 personas que integran el grupo de donación y que llevan un control médico que incluso les ha beneficiado para detectar enfermedades a tiempo y lograr recuperarse para continuar como donador.

Retos para donar vida

El inicio significó la implementación de estrategias para crear campañas de difusión y sensibilización sobre el tema, que consideró olvidado.  De esta manera desde su fundación promueven el conocimiento del problema y la oportunidad que tiene cada ciudadano para donar vida a través de su sangre. Además cada año se organizan actividades especiales en el marco del Día del Donador de Sangre, a celebrarse el 14 de junio. 

“La unidad de sangre que aportan puede significar la diferencia entre la vida y la muerte. Es importante que la gente tenga conciencia de esto porque en esa medida será cada vez más fácil que el mayor número de personas se sumen, porque a veces prefieren donar dinero o lo que sea, antes de donar sangre. Cuesta trabajo, pero cada vez es más seguro y los beneficios son muchos. La gente es buena por naturaleza y si conocen la necesidad y el valor de su aportación, allí hay un cambio”, apuntó. 

Mujer de propósitos 

Hay personas que traen un propósito en la vida, pero Marcia Lara es una mujer de muchos propósitos, ya que además de liderar la organización “Donando sangre, compartiendo vida”  forma parte de otras instituciones, combina su trabajo como Consejera de la Comisión de Derechos Humanos de Yucatán, la Red ProYucatán que reúne esfuerzos de 80 asociaciones, encabeza defensa de derechos de animales y  valores fundamentales de la sociedad. 

Perfil
  • Nació el 5 de abril de 1963
  • Feliz esposa desde 1989 
  • Madre orgullosa desde 1994
Trayectoria
  • 2003-a la fecha.- Miembro del Consejo Consultivo de Protección a la fauna del municipio de Mérida.
  • 2006- a la fecha.- Fundadora y vocal de “Adaltiora” A.C.
  • 2006-2012.- Delegada estatal de  “Amedea” A.C. (Asociación Mexicana por los Derechos de los Animales Asociación Mexicana por los Derechos de los Animales, A.C)
  • 2006- 2011.- Fundadora, vicepresidenta y coordinadora de donación de sangre y plaquetas de “Sueños de Ángel” A. C.
  • 2010-a la fecha.- Fundadora y vicepresidenta de la “Red Proyucatan” A.C.
  • 2011-a la fecha.- Fundadora y presidenta de “Donando sangre, compartiendo Vida” A.A.
  • 2014.- Delegada estatal “movimiento consciencia” 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios