20 de Septiembre de 2018

Opinión

Medio ambiente en crisis

Los desastres naturales que estamos viviendo son, sin lugar a dudas...

Compartir en Facebook Medio ambiente en crisisCompartir en Twiiter Medio ambiente en crisis

Los desastres naturales que estamos viviendo son, sin lugar a dudas, el resultado de nuestras acciones, ante las cuales la naturaleza tiene que reaccionar de alguna manera. Tener en desarrollo y avance tres huracanes al mismo tiempo y sufrir un sismo de gran magnitud con más 300 réplicas en menos de 14 horas es algo que se debe considerar desastroso. Los resultados de los fenómenos naturales que han azotado en días recientes a nuestro país y naciones del mar Caribe y que llegan a Florida son razón de sobra para que abramos los ojos y la mente y pensemos en nuestro futuro y el de nuestros hijos.

Los huracanes, como bien sabemos, se alimentan de calor en los mares y eso los fortalece y desarrolla a gran magnitud; esto se debe en gran medida a que nuestro planeta se está calentando. El calentamiento global se produce cuando el bióxido de carbono y otros contaminantes del aire se acumulan en la atmósfera formando una capa cada vez más gruesa, atrapando el calor del sol y elevando la temperatura del planeta. Si ponemos atención en los sismos, las zonas más afectadas, las más devastadas, son aquellas donde la existencia de árboles es casi nula y la extracción del agua del subsuelo lo ha deteriorado de manera notable; eso hace que el daño sea mayor y más directo.

Debemos reconocer que hemos sido muy abusivos de nuestros recursos naturales, que los hemos explotado de más y no hemos sabido valorar nuestros servicios ambientales, lo cual, tarde o temprano, nos tiene que pasar la factura.

La generación de una verdadera cultura ambiental empieza con nosotros mismos, con adoptar patrones de conducta y de consumo responsables que nos permitan el aprovechamiento racional de los recursos naturales, sobre todo los no renovables.

En relación con los desastres ocurridos, debemos reconocer que las acciones más difíciles vienen ahora: lograr la vuelta a la normalidad y reestablecer la vida cotidiana, levantar esa casita, ese espacio, esa escuela, ese todo, porque muchos lo perdieron todo, literalmente. Las imágenes del señor de Oaxaca que sobre los escombros coloca una bandera nacional usando un palo como mástil nos hablan de la fe en la patria que algunos todavía tienen, sobre todo esos lugares donde la patria se les ha negado a muchos y, aun así, levantan la frente y dicen orgullosos: ¡VIVA MÉXICO!  

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios