15 de Agosto de 2018

Yucatán

Mérida en 'pañales' respeto a espacios para peatones

En la ciudad las aceras miden metro y medio, pero el espacio debería ser de tres metros.

El especialista consideró que en las obras viales se debe tomar en cuenta el punto de vista del peatón, del ciclista y de los usuarios del transporte público. (SIPSE)
El especialista consideró que en las obras viales se debe tomar en cuenta el punto de vista del peatón, del ciclista y de los usuarios del transporte público. (SIPSE)
Compartir en Facebook Mérida en 'pañales' respeto a espacios para peatonesCompartir en Twiiter Mérida en 'pañales' respeto a espacios para peatones

Patricia Itzá/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Para evitar más accidentes viales, en Mérida se debe recuperar la preferencia por el peatón, gran parte de la ciudad fue planeada para dar prioridad a los automovilistas, sin embargo debería seguir en proceso de “evolución”, respetando también a los ciclistas y peatones.

Ole Thorson Jorgensen, presidente de la Asociación de Prevención de Accidentes de Tráfico, subrayó que en las calles de Mérida no se respetan los derechos de los peatones: en el centro, las aceras miden metro y medio o menos; no caben dos personas, por tanto, no es “humano”, pues deben medir, cuando menos, tres metros.

Otra problemática es que gran parte de las calles se utilizan para estacionar vehículos, y “hay que empezar a sacar a los automóviles para tener cierta posibilidad de ampliar las escarpas”. Además, se requiere que la autoridad municipal verifique que en las aceras no se coloquen objetos que estorben al peatón, “debido a que es muy fácil invadir esos espacios”.

También te puede interesar: No solo los pulmones: Fumar provoca severa inflamación del colon

“Ya no se puede seguir planificando la ciudad pensando en los carriles o espacios que necesitarán los autos, y lo que quede será para las personas, debido a que casi siempre es un espacio pequeño”.

El planteamiento formó parte de las conferencias que se realizan para el cumplimiento del objetivo “Visión Cero”, que se efectuó en días pasados en la Universidad Modelo, en donde se invitó a las autoridades que intervienen en el tema para lograr “un enfoque diferente en seguridad vial”.

El especialista reconoció que en muchas ciudades los conductores han ido ganando terreno, porque a ellos se les considera más importantes. Criticó el tiempo que tardan los semáforos, debido a que no es suficiente para que cruce una persona, “por lo que hay que hacer todo un cambio de la regularización en las ciudades para que se respeten los derechos de los peatones”.

Otra muestra de que no se toma en cuenta a los peatones es que no existe señalética para ellos, además no en todas las intersecciones están señalados los pasos peatonales, y si se colocan, en algunos casos son instalados varios metros de donde deben estar.

El paso de peatones es una parte integral de la acera y no de la carretera, en donde pasan los coches. Admitió que es posible que en el centro de la ciudad no se saquen los vehículos, por lo menos del primer cuadro, pero se debe tomar una medida drástica, en la que intervengan las voluntades de todos los gobiernos.

Esta estrategia se puede dar mediante el cambio de sentidos en las calles, ya que en el centro de Mérida gran parte de las arterias viales son de un sentido, con esto se podría reducir el “tráfico parásito”, el que sólo pasa por esa arteria porque no cuenta con otra vía que reduzca el tiempo de traslado.

El especialista consideró que en las obras viales se debe tomar en cuenta el punto de vista del peatón, del ciclista y de los usuarios del transporte público. Afirmó que hay que reducir la velocidad de los vehículos, la contaminación del aire y las emisiones que provocan el cambio climático, todo esto va unido a la salud de los ciudadanos y a una ciudad segura, bella y habitable.

¿Falla la ingeniería?

Los agentes de Mérida que controlan el tráfico vial no serían necesarios si se contara con un buen sistema de semáforos.

Los elementos policiacos a los que se les asigna esta acción “hacen lo que pueden”, señaló Ole Thorson Jorgensen, experto en prevención de accidentes.

Consideró que la solución es un largo proceso en el que se tiene que entender que los policías no deben regular la vialidad cuando se tiene un buen sistema de señalamiento, y eso no depende de los agentes, sino de los ingenieros de tránsito.

Mencionó que en los puntos de intersección se tienen que tomar en cuenta diversos factores, como la velocidad, el tiempo y la cantidad de gente que desea atravesar las calles. La ventaja en Mérida es que gran parte de las calles son de una sola dirección, reduciéndose con esto, el riesgo de incidentes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios