24 de Septiembre de 2018

Yucatán

Buscan dinero para dar dignidad, techo y comida a indigentes

Realizan desayuno para recaudar fondos en apoyo de la construcción de la Casa del Buen Samaritano, que tiene 80% de avance.

El padre Raúl Ignacio Kemp (c) acompañado de algunas personas del patronato de ayuda. (Milenio Novedades)
El padre Raúl Ignacio Kemp (c) acompañado de algunas personas del patronato de ayuda. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Buscan dinero para dar dignidad, techo y comida a indigentesCompartir en Twiiter Buscan dinero para dar dignidad, techo y comida a indigentes

Candelario Robles/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- Con el fin de ayudar a quienes no tienen techo o están desamparados, ayer se realizó un desayuno con el propósito de recaudar fondos para la construcción de la última etapa de la Casa del Buen Samaritano, que proporcionará a indigentes alcohólicos hogar, atención médica y alimentación.

La presidenta del patronato del Centro de Asistencia y Rehabilitación para Alcohólicos “José Benito de Cottolengo”, Libia Esther Novelo Domínguez; el padre Ignacio Kemp Lozano, director espiritual y fundador de Cottolengo, y Landy Estela Cáceres Álvarez, presidenta vitalicio del Patronato Cottolengo, encabezaron el evento.

Novelo Domínguez destacó que con la convicción de ofrecer un espacio para dignificar a personas desamparadas en situación de calle se tuvo la idea de fundar la Casa del Buen Samaritano, que a la fecha presenta un avance del 80 por ciento, por lo que consideró que éste podría ser inaugurado el próximo 1 de agosto. 

“Este desayuno es parte de las actividades de procuración de fondos para la conclusión de este gran proyecto social que beneficiará a indigentes alcohólicos para darles albergue, alimentación, atención médica y espiritual, no es un asilo, es un espacio donde ellos puedan llegar a dormir, a bañarse, a tomar sus alimentos, a buscar atención médica… Es un lugar donde recibirán calor de hogar”, destacó.

Con 30 años de servicio comunitario y espiritual dentro de Cottolengo, las señora Libia Esther Novelo Domínguez destacó que las ayudas por muy mínimas que sean son bienvenidas a este centro de apoyo a las personas que no tienen techo, “son muchos los indigentes en Mérida y son muchos los recursos que necesitamos para ayudarlos, por ello, toda la ayuda que llegue es bienvenida”.

Por su parte, la presidenta vitalicia de Cottolengo, Landy Cáceres Álvarez, destacó la importancia de los donativos para el buen funcionamiento del centro de rehabilitación para alcohólicos y ahora para la Casa del Buen Samaritano.

“Necesitamos unos 800 mil pesos para concluir la Casa del Buen Samaritano, la intención de este desayuno es que las personas que lleguen conozcan del proyecto y se sumen a la causa con todos los apoyos que pudieran darnos, todos son bienvenidos y nos ayudarán a sacar adelante a nuestros refugiados”, dijo.

En su oportunidad,  el sacerdote Raúl Ignacio Kemp, director del Cottolengo, destacó que las personas que lleguen a la Casa del Buen Samaritano tendrán techo seguro, limpieza, atención médica y comida caliente.

“Esta obra es una necesidad para la ciudad; el Papa Francisco nos ha pedido que nos involucremos en los problemas de la sociedad y estas obras son urgentes, porque van a resolver un problema para estas personas sin techo, cuya adicción es la calle, esta casa es precisamente para ellos, aunque no se vayan a rehabilitar, no es el objetivo”, manifestó.

Precisó que el refugio tendrá capacidad para 20 personas que podrán llegar de día o de noche a esas instalaciones, donde recibirán su comida y si desean quedarse lo podrán hacer o regresarse a la calle.

Destacó que en esta labor contarán con el apoyo del Ayuntamiento de Mérida para la transportación de las personas al lugar, que se encuentra en el terreno anexo al Cottolengo ubicado sobre periférico oriente.

El sacerdote, que lleva más de 30 años de ayudar personas con problemas de adicción  dijo que de acuerdo con un censo levantado por el personal de Cottolengo existen más de 70 personas en la indigencia, lo que se ubican en parques de la capital yucateca.

Ofrece techo y comida
  • La casa del Buen Samaritano albergará a 20 indigentes alcohólicos, a quienes se les proporcionará hogar, atención médica y alimentación. Se espera inaugurar el edificio el próximo 1 de agosto.
  • La edificación de la primera parte asciende a un millón 490 mil 994 pesos, por lo que se exhorta a la sociedad a sumarse a la causa con donaciones.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios